Disfagia, dificultad para tragar alimentos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Disfagia, dificultad para tragar alimentos

Viernes 03 de noviembre del 2017, 01:34 pm, última actualización

Los problemas de deglución (tragar un bocado) se deben a alteraciones anatómicas y del sistema nervioso que afectan a la cavidad oral, garganta o esófago; si no se atienden de manera adecuada, pueden presentarse graves consecuencias.

Disfagia, Dificultad para tragar, Deglución

Alteraciones orgánicas o funcionales

¿Sabías que deglutimos, mínimo, 2 mil veces al día? Tal acción es realizada, incluso, al estar dormidos, por lo que al verse trastornada puede causar problemas en vías respiratorias, deshidratación o desnutrición.

Según expertos, la dificultad para tragar alimentos o disfagia revela la existencia de alteraciones orgánicas o funcionales en el trayecto que sigue el bolo alimenticio desde la boca hasta el estómago. A menudo quienes presentan este síntoma aseguran que los comestibles se "clavan", "pegan", "atascan en el camino", o bien, simplemente no descienden en forma adecuada.

Proceso de deglución

La deglución comprende tres etapas, las cuales están controladas por los nervios que comunican al tracto digestivo con el cerebro:

  • Preparación oral. Los alimentos se mastican y humedecen con saliva, en tanto la lengua los impulsa, junto con los líquidos, hacia la parte posterior de la boca.
  • Etapa faríngea. Los comestibles masticados ingresan a la faringe (garganta), y una especie de aleta llamada epiglotis cierra el acceso a la tráquea para evitar que pasen a los pulmones. Los músculos de la garganta se relajan, lo que permite que comida y líquidos bajen rápidamente por la faringe hacia el esófago. Luego, la epiglotis se vuelve a abrir para permitir la respiración.
  • Fase esofágica. Lo que se ha ingerido cae al estómago a través del esófago por acción gravitatoria, además de que los músculos de este último órgano impulsan los alimentos con movimientos ondulatorios conocidos como peristaltismo. La banda muscular que se encuentra entre el extremo del esófago y la parte superior del estómago (llamada esfínter esofágico inferior) se relaja en respuesta a la deglución, permitiendo que los alimentos y líquidos ingresen al estómago.

Causas de disfagia

Los problemas de deglución se producen cuando una o más de las fases antes descritas no se efectúan de manera correcta, lo que responde a factores como:

  • Alteración del mecanismo y las contracciones peristálticas del esófago.
  • Estrechamiento de este conducto.
  • Percepción sensorial anormal (problemas de sensibilidad).

El tratamiento a iniciar depende de la causa de disfagia, lo que hace la diferencia entre dos tipos de este trastorno:

  • Disfagia mecánica: es provocada por la reducción del diámetro del esófago y se manifiesta principalmente al ingerir sólidos.
  • Disfagia motora: este tipo de disfagia se debe a la alteración o descoordinación de los mecanismos de la deglución, y suele producirse tanto con el consumo de líquidos como sólidos.

Igualmente, la localización del problema da lugar a otra clasificación:

  • Disfagia orofaríngea: es causada por anormalidades que dañan el mecanismo muscular de la faringe y el esfínter esofágico superior. Se debe a padecimientos que afectan la coordinación entre sistema nervioso y músculos (vasculares cerebrales, enfermedad de Parkinson o esclerosis múltiple, por ejemplo), alterando la funcionalidad de la parte superior del esófago, lo que puede ocasionar que el bolo alimenticio ingrese a tráquea o nariz.
  • Disfagia esofágica: se debe a funcionamiento anormal de la musculatura lisa del cuerpo del esófago y/o esfínter esofágico inferior. Bajo estas circunstancias, el paciente siente que la comida se atasca en algún sitio detrás del esternón.

En los pacientes que muestran disfagia al consumir alimentos sólidos, pero nunca líquidos, los médicos generalmente sospechan obstrucción mecánica, mientras que si el problema se presenta de manera ocasional, no causa pérdida de peso ni es progresivo, suele minimizarse porque cuando la persona come rápido y nota que un trozo de pan o carne queda adherido al esófago, toma líquido para conseguir el paso del bolo.

Síntomas de disfagia, Dificultad para tragar alimentos

Síntomas de disfagia

Las molestias causadas por disfagia pueden ser obvias o quizá difíciles de asociar con problemas de deglución; sin embargo, cada persona puede experimentarlas en forma diferente.

Entre los principales síntomas de disfagia se encuentran:

  • Necesidad de comer lentamente.
  • Se requieren varios intentos para tragar un solo bocado.
  • Dificultad para coordinar la deglución.
  • Movimientos violentos del estómago (arcadas) a la hora de comer.
  • Salivación excesiva.
  • Sensación de que alimentos o líquidos se pegan en garganta o esófago, o bien, sensación de nudo en estas partes.
  • Dolor en garganta o tórax.
  • Congestión en tórax después de comer o beber.
  • Toser y atragantarse mientras se come y/o bebe (o inmediatamente después).
  • Voz áspera o húmeda al ingerir alimentos o después de hacerlo.
  • Cansancio o dificultad para respirar (disnea) al comer y beber.
  • Infecciones frecuentes en vías respiratorias.
  • Cambio en la coloración de la piel durante la alimentación (por ejemplo, luce pálida o azul).
  • Regurgitar o vomitar con frecuencia.
  • Salida de alimentos o líquidos por la nariz.
  • Estornudos frecuentes después de comer.
  • Pérdida de peso.

Diagnóstico personalizado

Es importante tener presente que la disfagia debe ser atendida por profesionales de la salud, pues se trata de trastorno capaz de causar aspiración, que se produce cuando los comestibles sólidos y líquidos ingresan a tráquea y pulmones, lo cual puede derivar en neumonía u otros trastornos serios.

Por tanto, se recomienda acudir al médico gastroenterólogo para que el paciente sea examinado y ofrezca información precisa acerca de la forma en que come y las dificultades que experimenta durante este proceso.

A continuación, el médico generalmente solicita realizar los siguientes estudios para evaluar boca, garganta y esófago:

  • Estudio orofaríngeo. Se administra pequeña cantidad de líquido que contiene bario, sustancia con consistencia similar al yeso, que se utiliza para recubrir el interior de los órganos para que puedan verse en las radiografías que se toman al momento en que el paciente ingiere dicho preparado.
  • Esofagografía seriada gastrointestinal (GI) alta. El paciente bebe solución que contiene bario y, al igual que en el estudio anterior, se toma serie de radiografías. El médico observa qué sucede cuando el paciente traga el líquido y toma nota de los problemas que puedan producirse.
  • Endoscopía. Examen en que se utiliza tubo flexible con luz y diminuta cámara en el extremo (endoscopio) para examinar, bajo anestesia, la parte interna del tracto digestivo. Se obtienen fotografías del interior de garganta, esófago y estómago para detectar anomalías; al mismo tiempo, pueden obtenerse muestras de tejido, llamadas biopsias, a fin de detectar problemas.
  • Manometría esofágica. Bajo efecto de sedantes, se introduce por la boca de la persona pequeño tubo provisto de medidor de presión hasta el esófago. A continuación, se mide la presión interior de este órgano para evaluar su funcionamiento.
  • Laringoscopia. Mediante dispositivo tubular que se introduce en la cavidad oral hasta la garganta, se buscan áreas estrechadas.

Tratamiento de la disfagia

Las medidas que el gastroenterólogo determina para el tratamiento de disfagia se basan en lo siguiente:

  • Estado general de salud del paciente y sus antecedentes médicos.
  • Grado de avance del trastorno.
  • Tipo de enfermedad que la causa.
  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

Cualquier persona que sufra síntomas de disfagia debe acudir al gastroenterólogo, quien recomendará el tratamiento más adecuado para cada caso, todo con el propósito de superar las dificultades o molestias al deglutir y propiciar uno de los mayores placeres de la vida: comer. 

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Acidez Estomacal

Indigestión, mal de millones de mexicanos


Ver más...

Sabías que...

Cuando no duermes lo suficiente, actúas como si hubieras bebido demasiado, pues las neuronas que controlan la memoria y percepción visual reducen su actividad.




Comscore