Centro de Acidez Estomacal / Artículos Relacionados

Disfagia, dificultad para tragar alimentos

Los problemas de deglución (tragar un bocado) se deben a alteraciones anatómicas y del sistema nervioso que afectan a la cavidad oral, garganta o esófago; si no se atienden de manera adecuada, pueden presentarse graves consecuencias.

Alteraciones orgánicas o funcionales

¿Sabías que deglutimos, mínimo, 2 mil veces al día? Tal acción es realizada, incluso, al estar dormidos, por lo que al verse trastornada puede causar problemas en vías respiratorias, deshidratación o desnutrición.

Según expertos, la dificultad para tragar alimentos o disfagia revela la existencia de alteraciones orgánicas o funcionales en el trayecto que sigue el bolo alimenticio desde la boca hasta el estómago. A menudo quienes presentan este síntoma aseguran que los comestibles se "clavan", "pegan", "atascan en el camino", o bien, simplemente no descienden en forma adecuada.

Proceso de deglución

La deglución comprende tres etapas, las cuales están controladas por los nervios que comunican al tracto digestivo con el cerebro:

Causas de disfagia

Los problemas de deglución se producen cuando una o más de las fases antes descritas no se efectúan de manera correcta, lo que responde a factores como:

El tratamiento a iniciar depende de la causa de disfagia, lo que hace la diferencia entre dos tipos de este trastorno:

Igualmente, la localización del problema da lugar a otra clasificación:

En los pacientes que muestran disfagia al consumir alimentos sólidos, pero nunca líquidos, los médicos generalmente sospechan obstrucción mecánica, mientras que si el problema se presenta de manera ocasional, no causa pérdida de peso ni es progresivo, suele minimizarse porque cuando la persona come rápido y nota que un trozo de pan o carne queda adherido al esófago, toma líquido para conseguir el paso del bolo.

Síntomas de disfagia

Las molestias causadas por disfagia pueden ser obvias o quizá difíciles de asociar con problemas de deglución; sin embargo, cada persona puede experimentarlas en forma diferente.

Entre los principales síntomas de disfagia se encuentran:

Diagnóstico personalizado

Es importante tener presente que la disfagia debe ser atendida por profesionales de la salud, pues se trata de trastorno capaz de causar aspiración, que se produce cuando los comestibles sólidos y líquidos ingresan a tráquea y pulmones, lo cual puede derivar en neumonía u otros trastornos serios.

Por tanto, se recomienda acudir al médico gastroenterólogo para que el paciente sea examinado y ofrezca información precisa acerca de la forma en que come y las dificultades que experimenta durante este proceso.

A continuación, el médico generalmente solicita realizar los siguientes estudios para evaluar boca, garganta y esófago:

Tratamiento de la disfagia

Las medidas que el gastroenterólogo determina para el tratamiento de disfagia se basan en lo siguiente:

Cualquier persona que sufra síntomas de disfagia debe acudir al gastroenterólogo, quien recomendará el tratamiento más adecuado para cada caso, todo con el propósito de superar las dificultades o molestias al deglutir y propiciar uno de los mayores placeres de la vida: comer.