Centro de Acidez Estomacal / Artículos

Cómo reconocer una indigestión

¿Piensas darle rienda suelta a tu apetito con comilonas y atracones en alguna fecha especial? Ten en cuenta que esto puede sobrecargar tu estómago e intestinos y generar molesta sensación de pesadez, dolor y agruras, por lo que te recomendamos seguir ciertos consejos para no arruinar tu festejo.

Hay fechas especiales que facilitan la convivencia entre familiares y amigos. De este modo, sobre la mesa de cada hogar o cada restaurante se presenta un desfile interminable de platillos que hacen pasar ratos amenos.

Sin embargo, tan suculenta variedad culinaria hace que muchas personas abusen en la cantidad de alimentos que ingieren, por lo que estómago e intestinos trabajan como pocas veces y se encuentran expuestos a sufrir enfermedades gastrointestinales como dispepsia o indigestión, la cual es una sensación de dolor o ardor en la parte superior del abdomen acompañado generalmente de pesadez, eructos, reflujo y sensación de estar muy lleno.

Te invitamos a repasar las causas de indigestión para que tomes las medidas necesarias que te ayudarán a evitarlo o, en su defecto, para conocer los remedios contra la dispepsia a los que puedes recurrir en caso de haber ingerido alimentos en forma exagerada.

Digestión en problemas: síntomas de dispepsia

Las causas de indigestión más frecuentes son, invariablemente, comer en exceso, demasiado rápido o con muchos condimentos, y aunque cada individuo puede experimentarlos en forma distinta, los síntomas de dispepsia más comunes son:

En gran medida, la causa de estas dificultades radica en una combinación de malos hábitos alimenticios que se acentúan ante la carga de trabajo desmedida del sistema digestivo. Por ejemplo, la presencia de gases se debe a que una masticación deficiente y demasiado precipitada (casi siempre debido a estrés y nerviosismo) que facilita la ingesta de altas cantidades de aire, hecho que da origen a un trastorno llamado aerofagia (de "aeros", aire y "fagein", tragar).

Hay que considerar que en cada deglución siempre ingresa pequeña cantidad de aire que no genera molestias, pero cuando la proporción sobrepasa los límites normales puede provocar eructos frecuentes, gases, dolor abdominal, leve sensación de ahogo e, incluso, sentir que se tiene un cuerpo extraño en la garganta. Este mismo problema da lugar a meteorismo, afección originada por almacenamiento de aire en el intestino (generalmente en el grueso), con la consiguiente generación de molestias como retortijones (acentuados por el uso de ropa ajustada) y eliminación de gases por el recto.

Otro tanto hay que decir de las agruras, la cuales se manifiestan cuando los jugos digestivos del estómago ascienden al esófago y garganta (reflujo), ocasionando sensación de ardor y quemazón en estas estructuras; suele presentarse por consumir irritantes (alcohol, tabaco, café) y platillos con mucha grasa, condimentos y picante, ya que son difíciles de digerir, pero también por moverse demasiado después de comer, como cuando se baila luego de la cena, o por comer a altas horas de la noche e irse a dormir inmediatamente, debido a que al acostarse el cuerpo adopta una posición horizontal que facilita el vaciamiento del contenido estomacal hacia la boca.

Por su parte, agotamiento y cansancio se deben al esfuerzo que debe soportar el sistema digestivo, pero ante todo a que la sobrecarga del estómago impide la transformación de los comestibles en sustancias químicas que puedan ser absorbidas por el intestino, de modo que los nutrientes no pueden ingresar al torrente sanguíneo para ser transportados a las células y generar energía.

Remedios contra la dispepsia

Es importante que la persona con indigestión comprenda que lo que le sucede es un problema transitorio que responde bien al tratamiento en la gran mayoría de los casos, para evitar caer en estados de ansiedad o nerviosismo que pueden aumentar la gravedad de los síntomas.

Asimismo, debe tomarse en cuenta que existen varias alternativas que permiten aliviar los síntomas de dispepsia:

Cómo prevenir la indigestión

Mucho mejor que pasar por los estragos de la indigestión es, sin duda, prevenirla. Por ello, te recomendamos tomar en cuenta los siguientes puntos:

¿Lo mío es indigestión?

Finalmente, cabe mencionar que la dispepsia puede confundirse con otras enfermedades gastrointestinales, por lo que si las manifestaciones ya mencionadas persisten de manera continua e intensa durante más de seis horas, de manera intermitente por más de dos semanas, o se acompañan de otros síntomas, debes consultar al médico gastroenterólogo de inmediato para descartar cualquiera de las siguientes afecciones:

El diagnóstico certero de estos problemas exige la realización de estudios como análisis de sangre y endoscopia (obtención de imágenes del interior del sistema digestivo mediante la introducción de fibra óptica), por lo que recomendamos acudir al gastroenterólogo para determinar con precisión cuál es el problema y cómo se llevará a cabo su tratamiento.

Bien vale darle amor y atención a tus seres queridos, pero también es pertinente dedicar un poco de atención a tu estómago y evitar caer en abusos que pueden arruinar estas fechas memorables, ¿no lo crees?