Centro de Acidez Estomacal / Consejos Alimenticios

Ensaladas, saludable opción para la gastritis

La alimentación de quien padece inflamación de la mucosa estomacal debe incluir gran variedad de productos, excluyendo aquellos que ocasionan acidez e irritación. En este sentido, las ensaladas son excelente opción nutricional, ya que son ligeras, frescas y versátiles.

Tal vez padeces gastritis o inflamación de la mucosa del estómago, y es muy probable que la enfermedad se deba a que fumas, ingieres alimentos grasosos y picantes, comes en horarios muy variables y te sometes a estrés intenso, sin olvidar que también es posible que consumas medicamentos que generan irritación o que sufras infección por la bacteria Helicobacter pylori. Todo lo anterior ocasiona secreción excesiva de ácido digestivo, el cual erosiona al revestimiento estomacal.

Diversos gastroenterólogos coinciden en que el tratamiento de gastritis se basa en tres pilares: dejar el tabaco, consumir adecuadamente los fármacos prescritos por el médico y llevar a cabo una alimentación moderada. De esta forma, eliminarás las causas de la enfermedad, mejorarás los síntomas (acidez, vientre inflamado, náuseas y vómito) y reducirás la posibilidad de padecer hemorragia debido a una lesión mayor, llamada úlcera.

Por ello, te ofrecemos nuestro “granito de arena” a través de una serie de recomendaciones dietéticas básicas y cuatro recetas de ensaladas para ayudarte a planificar tu menú. Gracias a ellas obtendrás los nutrientes que requiere tu organismo sin lesionar más a tu sistema digestivo.

Lo que sí, lo que no

Es verdad que los hábitos que ocasionan exceso de acidez estomacal pueden variar de un paciente a otro, pero a pesar de ello podemos expresar algunas pautas comunes de cuidado:

En cuanto a los alimentos que deben integrar la dieta, también es posible mencionar algunas generalidades:

Dicho lo anterior, podemos entender que las ensaladas son ideales para el paciente con gastritis y, por ello, te compartimos las siguientes recetas que seguramente serán de tu agrado:

Ensalada de arroz y atún

Ingredientes:

Preparación:

Lava el arroz crudo y ponlo a cocer en un olla con agua hirviendo y sal durante aproximadamente 20 minutos. Hecho esto, pasa el cereal por agua fría y escúrrelo.

A continuación, mezcla aceite de oliva, vinagre, perejil picado y sal al gusto; aliña el arroz con la combinación resultante. En seguida, añade atún desmenuzado, chícharos y hojas de lechuga cortadas en tiras finas. Coloca la zanahoria rallada al final y, si es necesario, agrega un poco más de vinagreta o mayonesa baja en grasa.

Ensalada de alubias y salmón

Ingredientes:

Preparación:

Luego de dejarlas remojar en una cazuela con agua fría por 8 horas, cuece las alubias con agua, cebolla de cambray, sal y laurel durante 2 horas. Una vez listas, escurre y deja enfriar.

Haz una “cama” ancha de hojas de lechuga, picadas o troceadas en un plato hondo, y coloca encima las alubias combinadas con pimiento, jitomate, ajo y perejil picados. Aliña todo con aceite de oliva y vinagre de manzana y, finalmente, adorna con tiras finas de salmón.

Ensalada de zanahoria

Ingredientes:

Preparación:

Corta tiras finas de zanahoria, colócalas en un cazo con una pizca de sal y poca agua hirviendo —justo para cubrir las verduras—, y permite que hiervan por 30 segundos. Luego, refréscalas bajo el chorro de agua fría y aparta.

A continuación, pela las cebollas de cambray y córtalas junto con los pimientos en tiras finas (corte en juliana). Posteriormente, coloca las tiras de zanahorias escaldadas en una ensaladera junto con las tiras finas de las cebollas de cambray y pimientos.

Prepara un aderezo con aceite de oliva, vinagre, cebollín y sal, y bate hasta conseguir una salsa homogénea. El aliño se realiza justo en el momento del consumo.