Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tratamiento facial sin salir de casa

Viernes 13 de junio del 2014, 10:06 am, última actualización.

Si la falta de tiempo te impide visitar la clínica de belleza para recibir un tratamiento facial, tenemos la solución a la mano, ya que te diremos la manera de hacerlo en la comodidad de tu hogar, como toda una profesional.

Piel, Tratamiento facial, Mascarillas, Tratamientos faciales caseros

Si quieres saber qué tan difícil es aplicarte un tratamiento facial con tus propias manos, tenemos buenas noticias, ya que, siguiendo nuestros consejos, ahora podrás hacerlo en la comodidad de tu casa, sin problemas de horario y con resultados a toda prueba, ¿quieres intentarlo?

Limpieza profunda, para empezar

Comencemos con una limpieza profunda, que puedes practicar una vez a la semana, relajada y tranquilamente, mientras realizas otras actividades, y a continuación, los siguientes pasos:

  • Asegúrate de tener manos y rostro completamente limpios, lavándolos con jabón antibacterial y poniendo atención al espacio entre uñas y dedos; en la cara aplica una crema limpiadora adecuada para tu tipo de piel; después pasa un algodón humedecido con agua o leche humectante que retire todo resto de impurezas.
  • Ahora, conviene abrir los poros; para ello, agrega gotas de aceite con alguna esencia (de venta en tiendas naturistas) en un tazón con agua hirviendo, cubre cabeza y cuello con una toalla y a continuación acerca el rostro aproximadamente a 25 centímetros del recipiente, permaneciendo así entre 5 y 10 minutos para alcanzar el efecto vaporizante deseado.
  • Aplica una crema exfoliadora de acuerdo a tu tipo de piel, a fin de retirar las células muertas del cutis y el exceso de grasa. Comienza desde el cuello con movimientos ascendentes y circulares poniendo atención en las áreas donde se acumula más grasa (barbilla, nariz y frente). Pero ojo, si padeces alguna irritación en la piel o sufres acné no frotes demasiado, pues podrías agravar el problema. Posteriormente, retira completamente con agua fría; puedes aplicar otra crema suavizante en las mejillas, las cuales tienden a resecarse más.
  • Si deseas retirar los puntos negros, todavía con la crema en el rostro, pasa un algodón envuelto en un dedo por la zona donde sean más frecuentes; no presiones con las uñas, ya que puedes ocasionar lesiones que corren el riesgo de infectarse y dejar cicatrices. Buena opción es utilizar tiras adhesivas hechas especialmente para limpiar los poros y retirar la grasa que se acumula en ciertas áreas ya descritas. 
  • Para finalizar, aplica alguna loción refrescante para cerrar los poros y después tu crema hidratante de costumbre. Tu piel ha quedado radiante.

Mascarillas naturales

Sabemos que el rostro puede presentar algunos efectos del paso del tiempo, como líneas de expresión alrededor de los ojos o boca, así como en frente o cuello. Por ello, te recomendamos algunas recetas confiables que están hechas de ingredientes naturales, y que puedes fabricar en la comodidad del hogar. Lo importante es la constancia con que las apliques, ya que sólo así obtendrás resultados importantes.

Por ejemplo, si tu piel empieza a colgarse ligeramente debido a los efectos del Sol, puedes limpiarla y humectarla profundamente (una vez por semana) mezclando una cucharadita de espirulina y una de algas marinas en polvo -que puedes conseguir en alguna tienda naturista- y sábila recién exprimida (de venta en comercios de herbolaria) hasta formar una crema que aplicará sobre el rostro, cuello y párpados durante cinco minutos mediante masaje ascendente y circular. Finalmente, debes retirar con agua fría.

Por otro lado, puedes mezclar una cucharadita de aceite de oliva, una gota de vitamina A -que se consigue en cápsulas con el nombre de betacaroteno en tu casa de belleza preferida- y el jugo de cuatro limones en un recipiente, hasta conformar una mascarilla que deberás aplicar (mediante suave masaje con las yemas de los dedos) sobre cada arruga o línea de expresión, esto ayudará a atenuarlas. Después de reposar algunos minutos, retira la mezcla con agua tibia.

Una mascarilla ideal para las temidas "patas de gallo" está hecha de la mezcla de una cucharadita de leche en polvo más media de crema de leche y la misma cantidad de aceite de oliva, que se debe aplicar con masaje suave en rostro y cuello durante tres minutos, dejando reposar 10 más para al final retirar con agua fría. El sobrante puedes utilizarlo, asimismo, como mascarilla para el dorso de las manos.

La constancia y disciplina son fundamentales para la salud de la piel, así que toma en cuenta estas recomendaciones, sobre todo cuando no puedas aplicarte un tratamiento facial profesional.

SyM - Nizarindani Sopeña

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Acné

Comedón


Ver más...


Aproximadamente 350 mil personas en la República Mexicana padecen Alzheimer y 1 de cada 3 habitantes conoce esta enfermedad debido a algún ser querido.

Logo Comscore