Historia de los métodos para fabricar jabón - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

De la grasa y cenizas al jabón actual

Jueves 22 de junio del 2017, 09:07 am, última actualización.

Aunque en textos como el Antiguo Testamento ya se habla de artículos para la higiene personal, los primeros informes escritos sobre los jabones se remontan al siglo I antes de nuestra era, en Roma. Así inició una historia limpia y burbujeante que se conmemora, día a día, cada vez que nos bañamos.

Historia del jabón
De la grasa y cenizas al jabón actual

La higiene es un aspecto fundamental para que el ser humano se conserve saludable y se defienda del ataque de microorganismos que ocasionan infecciones en la piel. El jabón es el aliado por excelencia en esta labor, y todos los días lo usamos casi de manera inconsciente, reproduciendo este buen hábito de generación en generación.

Pero no ha sido fácil lograr la actual formulación de jabones, que si bien cuentan con muy diversos tipos, poseen el mismo principio: una mezcla de aceite o grasa con ciertas sales alcalinas (llamadas álcalis, obtenidas durante mucho tiempo de cenizas de plantas o árboles) que elimina la mugre a la vez que permite al agua correr libremente sobre la piel para disolver o arrastrar suciedad y células muertas.

Esta historia no está exenta de especulaciones, ya que hay quienes sostienen que el jabón se descubrió accidentalmente en Roma: como en el Monte Sapo se efectuaban sacrificios animales, las lluvias arrastraban grasa y ceniza hasta los bordes de un río, donde las lavanderas observaron que la ropa quedaba más limpia al frotarla con dicha mezcla. Otras versiones apuntan que fue creación de tribus germanas, pues en época del emperador romano César hervían cebo de cabra con cenizas de leña para obtener un limpiador.

Lo cierto es que en el año 79 antes de nuestra era aparece la primera descripción de estos artículos a cargo del historiador romano Plinio el Mayor, quien escribió sobre los diversos tipos de jabones con colorantes que utilizaban las mujeres para limpiar y teñir sus cabellos. Su uso se reservaba a las clases acomodadas, y sólo hasta hace mil años se hizo popular como medio de limpieza.

Si bien la producción de jabón con sebo animal y ceniza fue común en Italia y España durante el siglo VIII, con el tiempo este producto se refinó. En concreto, fue necesario que pasaran 500 años para que en Francia se desarrollara un método para fabricar jabón con aceite de oliva en vez de grasa animal.

La fabricación de jabón sufrió toda una transformación en el siglo XIX, cuando el químico francés Nicolas Le Blanc inventó el proceso para convertir sal común en sosa, material con idénticas propiedades que las cenizas vegetales. El perfeccionamiento de la técnica por el químico belga Ernest Solvay redujo el costo de la sosa y mejoró su calidad, lo cual fue vital para el crecimiento de la industria del jabón.

Con el paso del tiempo, la manufactura de estos agentes de limpieza ha mejorado gracias al manejo de nuevas sales alcalinas y al empleo de distintas grasas. Por ejemplo, los jabones con sales de sodio resultan productos fuertes, mientras que los de potasio son más suaves.

De esta manera, hoy contamos con diferentes jabones con múltiples usos, tipos, formas y colores, dependiendo de la fórmula con que se fabriquen y los agentes que incluye su formulación, como hierbas, minerales, perfumes o humectantes. Así, los encontramos aromáticos, desodorantes, humectantes, exclusivos para bebés o para afeitarse; otros son indicados para piel sensible o grasosa, con manchas o celulitis. Asimismo, existen aquellos que auxilian en el tratamiento de acné, seborrea o caspa, además de los cosméticos, que embellecen el cutis o el cabello, y los que lo aclaran o le proporcionan brillo.

Así, estos artículos forman parte de nuestra vida de manera discreta, pero siempre oportuna en casas, centros laborales y escuelas, tanto como un aliado de la salud como de nuestra apariencia y presentación. ¡Felices duchas!

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Acné

Comedón


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore