Centro de Acné / Temas Relacionados

Base de maquillaje

Actualmente la base de maquillaje es uno de los cosméticos que más contribuye al buen aspecto del cutis, pues además de constituir el "lienzo" sobre el cual se pueden aplicar los productos que resaltan y definen los rasgos del rostro (sombras, delineador, rubor y lápiz labial), cubre imperfecciones, empareja el tono de la piel, proporciona acabado aterciopelado y protege a la epidermis de las agresiones ambientales.

Pero sus beneficios van más allá, ya que las denominadas bases de última generación se han convertido en verdadero tratamiento para el cutis debido a que protegen, nutren, hidratan, previenen la aparición de líneas de expresión, controlan la secreción de sebo y evitan los brotes de acné.

Generalmente, su fórmula contiene pigmentos que suelen estar mezclados con agua, emolientes (suavizan y proporcionan efecto calmante a la piel), filtros solares y nutrientes (por ejemplo, vitaminas B y E). Los agentes que proporcionan el color en este tipo de cosméticos están provistos de sustancias llamadas dióxido de titanio, óxido de hierro, talco y caolín; asimismo, la mayoría incluyen extractos naturales provenientes de frutas y flores, mismos que ofrecen beneficios antiinflamatorios, hidratantes y exfoliadores para eliminar células muertas.

Por estas razones, las mujeres no deben pensar que al usarlas lucirán muy maquilladas, pues cuando dicho producto se utiliza de manera adecuada ofrece las ventajas antes mencionadas.

Ahora bien, antes de determinar cuál es el tipo de base de maquillaje que más conviene utilizar, es importante conocer la función de las mismas, según su textura y presentación:

Las bases de maquillaje también se clasifican de acuerdo al beneficio que aportan al cutis, por ejemplo:

¿Cómo aplicarla?

Para que la base de maquillaje luzca muy natural es preciso que el cutis esté limpio e hidratado, posteriormente, será necesario situarse en lugar iluminado y colocar el espejo a 20 cm de distancia para ver dónde hay zonas oscurecidas (normalmente, alrededor de ojos, boca y nariz). Después habrá que aplicarla en pequeña cantidad y extenderla con ayuda de una esponja seca (mediante golpecitos).

Es importante tomar en cuenta que para que la base de maquillaje se funda con más eficacia en el cutis y éste luzca en todo su esplendor es necesario:

Errores que deben evitarse

Aunque no es tan complicado aplicar la base de maquillaje, en ocasiones, ya sea por las prisas o por no estar familiarizada con la técnica, pueden cometerse errores que harán que el rostro luzca artificial, entre ellos se encuentran:

¿Cómo retirarla?

Como se puede apreciar, es necesario aplicar perfectamente la base de maquillaje, pero igualmente importante es retirarla antes de dormir para que el cutis respire evitando la acumulación de impurezas que pueden dar lugar a piel maltratada y envejecimiento prematuro. Para ello, puede recurrirse al uso de desmaquillantes faciales, productos que retiran los cosméticos, suciedad, eliminan bacterias y proporcionan suavidad y elasticidad a la epidermis.

Dichos productos se ofrecen en diversas presentaciones: fluidos, crema, gel, leche, loción, toallitas desmaquillantes y jabón de avena, los cuales deben aplicarse en cantidad moderada y uniforme en frente, nariz, mentón, mejillas, pómulos y cuello con las yemas de los dedos. Una vez extendido el limpiador hay que dar masaje lento y profundo mediante movimientos circulares y, posteriormente, usar una esponja o cepillo facial para retirar maquillaje e impurezas. Por último, se quita el desmaquillante con ayuda de pañuelos de papel o una toallita húmeda y luego se aplica crema humectante.

Así que no hay motivo para no usar la base de maquillaje, pues trae muchos beneficios a la apariencia y salud de la piel. También resulta fundamental eliminar la creencia de que este tipo de cosmético tapa los poros, pues en la actualidad lejos de causar daño a la epidermis, la protege, nutre y permite que respire.

Consulta a tu médico.