Centro de Alergias / Análisis y Estudios de Laboratorio

Pruebas cutáneas para alergia

Conjunto de exámenes diagnósticos que consisten en identificar la presencia de hipersensibilidad (alergia) hacia diversas sustancias o compuestos. Para ello, es necesario aplicar alérgenos (agentes que pueden inducir violenta reacción del sistema inmunológico o de defensa) sobre o bajo la piel.

Para qué sirven

Se efectúan para determinar cuáles son los factores que causan reacciones alérgicas. Suelen solicitarse si el paciente padece:

Es importante resaltar que las pruebas cutáneas con medicamentos únicamente pueden realizarse con penicilina y derivados, ya que con otro tipo de fármacos resultan peligrosas.

En qué consisten

Los exámenes pueden realizarse de las siguientes formas:

Preparación del paciente

Antes de efectuar cualquier prueba para alergia, el médico realiza historia clínica muy detallada, en la cual se incluye información sobre enfermedades, medicamentos que se estén administrando, condiciones emocionales y sociales, estilo de vida y hábitos alimenticios.

Asimismo, el especialista ordena suspender la toma de antihistamínicos antes del examen, de lo contrario puede conducir a resultado falso negativo. Tampoco se deben aplicar cremas corporales o perfume en la superficie que servirá para el estudio.

Riesgos

Si bien las pruebas cutáneas pueden causar molestia leve cuando se punza la piel, y luego cuando se presenta picazón debido a la reacción positiva al alérgeno, existe mínima posibilidad de que se desencadenen problemas mayores, como anafilaxia (reacción alérgica severa que pone en peligro la vida).

Por ello, es importante tomar las siguientes precauciones:

Resultados

En una persona no alérgica, los exámenes arrojan resultado negativo; en caso contrario, significa que los síntomas que experimentó el paciente se deben a la exposición a una o varias sustancias.

Cabe señalar que estos análisis generalmente son confiables; sin embargo, cuando la dosis del alérgeno es excesiva, se presentará reacción positiva incluso en sujetos que no son sensibles. De ahí la importancia de que quien realice el estudio sea un especialista calificado.

Fuentes: