Carne de cerdo y antibióticos, ¿se pueden mezclar?

Lunes 22 de enero del 2018, 09:53 am, última actualización
  • SyM - Cirilo Barreiros
Mitos de la carne de puerco, Qué alimentos evitar al tomar antibióticos
El médico puede indicar si la combinación de ciertos alimentos y antibióticos no daña el tratamiento.

Aunque te adviertan que debes evitar la carne de cerdo cuando se tomas antibióticos porque podría impedir la acción del fármaco, no existen evidencias científicas para prohibir el consumo de este alimento durante el tratamiento con estos medicamentos.

De hecho, expertos aseguran que:

  • No hay contraindicaciones médicas al consumir carne de cerdo y antibióticos.
  • Las proteínas de este tipo de carne no representan riesgo para el sistema de defensas (inmunitario) cuando se toman medicamentos, por lo que no aumenta la probabilidad de reacciones alérgicas a antibióticos.
  • Es mentira que este alimento altere la absorción de antibióticos debido a una lenta digestión; de hecho, su digestibilidad es alta.

¿Qué alimentos evitar al tomar antibióticos?

Si bien no hay peligro al tomar antibióticos y comer carne de puerco, existen otros alimentos con los cuales conviene tomar ciertas precauciones para evitar posibles interacciones:

  • Alimentos ácidos: pueden interferir con la capacidad del cuerpo para absorber ciertos medicamentos. Incluyen refrescos (bebidas carbonatadas), algunos jugos cítricos, chocolate y productos a base de tomate. La interferencia de mayor importancia ocurre entre el jugo de toronja y antibióticos macrólidos (claritromicina, eritromicina y troleandomicina), debido a que una enzima en el fruto impide metabolizar correctamente el fármaco.
  • Lácteos: salvo el yogurt (contiene probióticos), tomar antibióticos y lácteos no es buena opción, ya que el calcio y hierro de éstos afectan la absorción de medicamentos. Esto ocurre con las quinolonas (las más usadas son un grupo de las fluorquinolonas, como el ciprofloxacino).
  • Bebidas alcohólicas: beber alcohol mientras tomas antibióticos puede disminuir la eficacia del fármaco y/o provocar efectos secundarios. En tratamientos con metronidazol y algunas cefalosporinas puede provocar sudoración, vómitos y dificultad respiratoria, mientras que con eritromicina y doxiciclina puede disminuir el efecto de estos fármacos.  

Cuidados al tomar antibióticos

Así como evitar ciertos alimentos asegura la correcta absorción de estos medicamentos, para ayudar a combatir los efectos secundarios de antibióticos, (por ejemplo, alteraciones en la flora intestinal), conviene consumir:

  • Probióticos: inclúyelos en tu dieta al tomar antibióticos para restablecer el equilibrio de las bacterias en la flora intestinal. Yogurt y kéfir (bebida fermentada mediante hongos y bacterias), son buenas fuentes de probióticos.
  • Prebióticos: promueven el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino. Durante y después del uso de antibióticos, procura consumir fibra soluble (abundante en tubérculos, calabaza y frutas sin cáscara); en cambio, es mejor evitar el exceso de fibra insoluble (presente en salvado de avena, cebada, nueces, semillas, fríjoles, lentejas y chicharos) durante el tratamiento para evitar que la mucosa gástrica se irrite.

Tips para el uso correcto de antibióticos

  • Lee las instrucciones, advertencias y precauciones sobre contraindicaciones de los antibióticos que están impresas en los empaques.
  • Toma los antibióticos acompañados de un vaso con agua, a menos que tu médico te indique lo contrario.
  • Cumple con el tratamiento y no lo interrumpas aunque desaparezcan los síntomas de la enfermedad.

Recuerda, los antibióticos son medicamentos seguros y eficaces cuando son prescritos por profesionales de la salud. Sigue los consejos mencionados, ¡y no comas ni bebas lo que no debas!