Cómo combatir la fatiga después de la actividad diaria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cuando la fatiga cansa

Viernes 08 de abril del 2016, 11:54 am, última actualización

Debido a las labores que se desempeñan a diario en el hogar y trabajo, edad avanzada, o bien, cuando se duerme poco tiempo, es normal sentir fatiga. Sin embargo, experimentar descenso marcado en los niveles de energía o si el agotamiento persiste pese a tener descanso, es posible que algo esté fallando en el organismo.

Fatiga, Estrés, Descanso

Lo anterior, en muchas ocasiones responde al estilo de vida actual que se hace acompañar de elevadas dosis de estrés y ansiedad, lo que le impide a una persona mantenerse relajada y, por tanto, descansar adecuadamente. Ello puede traer como consecuencia insomnio, y es común que, conforme pasan los años, haya dificultad para alcanzar el sueño profundo (el que permite obtener descanso total).

Por otra parte, es importante considerar que la inactividad prolongada, lejos de hacernos descansar, puede producir fatiga. Por ejemplo, si se tiene la costumbre de pasar horas frente al televisor, el cuerpo no realiza ningún esfuerzo y, en consecuencia, se acostumbra a trabajar a velocidad baja.

También es necesario tomar en cuenta los hábitos alimenticios, pues seguir una dieta deficiente en nutrientes o efectuar sólo dos comidas al día impide que el organismo obtenga el combustible necesario para cargarse de energía.

Asimismo, la administración de algunos medicamentos indicados para tratar padecimientos del corazón, ansiedad, depresión o alergias puede ocasionar cansancio debido a que llegan a tener como efecto secundario la somnolencia.

Cuando se produce fatiga, regularmente se comete el gran error de tratar de remediar la situación ingiriendo cafeína, lo que puede ser contraproducente, porque si se toma por la tarde puede interferir con el sueño, además, una vez que pasa su efecto es posible sentir más cansancio.

Para combatir este malestar pueden ponerse en práctica los siguientes consejos:

  • Procurar, en la medida de lo posible, reducir la tensión y el estrés, lo que puede conseguirse si dedica un poco de tiempo a la relajación.
  • Tratar de incluir en el programa de actividades 20 ó 30 minutos de ejercicio físico diariamente.
  • Desayunar alimentos con poca grasa y alto contenido de fibra para preparar al organismo a las exigencias del día, por ejemplo, yogurt con cereal y ensalada de frutas. Posteriormente, es recomendable ingerir otros alimentos en cantidades moderadas cada cuatro horas, limitando la ingesta de grasas y azúcares, ya que suelen producir sensación de pereza.
  • Tomar los medicamentos adecuadamente y consultar al médico si se sospecha que alguna medicina contribuye a la sensación de fatiga.

Cuándo acudir al médico

El descanso devuelve la energía a una persona para que pueda cumplir con sus funciones diarias; sin embargo, la presencia de una enfermedad disminuye dicha capacidad restauradora. En estos casos se trata de fatiga crónica, lo que significa que es persistente y puede durar varias semanas, por lo que es necesario acudir al médico para que valore el estado de salud. Dicho malestar puede aparecer si se tiene alguna infección, ya sea de tipo viral o bacteriano.

Asimismo, cuando se acompaña de tristeza, pérdida de apetito, desinterés por las actividades normales, dificultad para la concentración y sueño interrumpido, es muy posible que se trate de un problema de depresión.

Pero si el cansancio va aunado a ronquido fuerte, pausas en la respiración y la persona se despierta repentinamente porque siente que le falta aire, puede ser indicativo de apnea del sueño, enfermedad común en gente obesa que, en algunas ocasiones, puede traer como consecuencia infarto o asfixia.

Por otra parte, la diabetes produce fatiga extrema, acompañada de sed excesiva, vista borrosa, micciones (eliminación de orina) frecuentes e infecciones repetitivas.

Cuando se reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno al cuerpo se presenta cansancio intenso, situación ocasionada por anemia, que es una enfermedad que produce disminución de glóbulos rojos (componentes sanguíneos).

Sentir fatiga no siempre es un malestar pasajero pues, regularmente, cuando se convive con ella por más de dos semanas, es evidencia de un padecimiento que puede comprometer de manera importante la salud, principalmente en ancianos. En consecuencia, pueden verse afectadas las actividades diarias, productividad y relaciones con la gente que nos rodea.

Como siempre, actuar a tiempo y prevenir es la mejor receta.

SyM - Pedro Álvarez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Alergias

Temporada de frío, detonadora de alergias


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore