Cómo cuidar los lentes de contacto cosméticos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lentes de contacto cosméticos, riesgosa moda para la visión

Martes 12 de abril del 2016, 09:59 am, última actualización

Cambiar el color de los ojos para que combinen con el de la ropa o el cabello no es cosa rara, como tampoco lo es que el iris adquiera rasgo felino o que sobre la córnea se vea un dibujo, ya que las lentillas cosméticas brindan estas y otras posibilidades, pero ¿a costa de qué?

Lentes de contacto cosméticos, Lentillas, Defectos visuales

Los ojos no se han quedado a la zaga en cuestión de moda, y modificar su aspecto —con efectos como los que hasta hace unos años veíamos sólo en películas de ciencia ficción— está al alcance de cualquier persona, siendo los principales compradores de lentes de contacto cosméticos jóvenes y adolescentes entre 16 y 25 años.

El mercado más común para este tipo de accesorios es internet, aunque son cada vez más comunes los anuncios en publicaciones para el público juvenil o su exhibición en centros que poco tienen que ver con la oftalmología (especialidad médica en la salud de los ojos).

Los lentes de contacto cosméticos son lentillas que no tienen el objetivo de corregir defectos en la visión, sino se enfocan únicamente al aspecto estético de quien los usa, de manera que no están diseñados precisamente para la estructura de su ojo, lo cual implica arriesgar la funcionalidad de éste.

De Da Vinci a Marilyn Manson

Algunos biógrafos del prolífico italiano Leonardo da Vinci señalan que en 1508 elaboró dibujos de los que serían las primeras formas de lentes de contacto, cuyo fin era ayudar a corregir la visión. En 1636 el matemático y filósofo francés Renato Descartes ideó por primera vez colocar una lente directamente sobre la superficie de la córnea, pero sería hasta 200 años después cuando el concepto se retomaría a fin de perfeccionar su uso.

La combinación de materiales plásticos y vidrio en el diseño de pupilentes rindió sus primeros frutos hasta el siglo XX, cuando en la década de los 30 se consiguió emplear metacrilato de metilo para su fabricación, el cual es también empleado para prótesis oculares. Desde entonces y hasta nuestros días los avances en tecnología no se han detenido, gracias a los cuales podemos elegir entre lentes rígidos permeables a gases hechos de acetato butirato de celulosa o diversas combinaciones de silicón y plástico, así como lentes suaves fabricados con plástico hidrogel.

Es así que actualmente existen diferentes tipos de lentes de contacto, desde blandos, desechables, permeables al gas y hasta bifocales, con la finalidad de tratar problemas visuales, siendo los más comunes:

  • Astigmatismo. Disminución de agudeza visual, tanto para ver de lejos como de cerca, debido a la distorsión o irregularidad en la curvatura de la córnea (membrana ocular transparente que se encuentra directamente en contacto con el exterior), lo que ocasiona que los bordes de los objetos se observen borrosos o mal definidos o que las imágenes percibidas se vean alargadas u ovaladas.
  • Hipermetropía. Defecto del ojo que se caracteriza por la imposibilidad de enfocar objetos cercanos claramente en la retina, debido a que el ojo tiene forma ovalada y no redonda, que sería lo normal.
  • Miopía. Anomalía que impide ver objetos o imágenes lejanas, debido a que el globo ocular tiene la forma de un huevo acostado y el objeto o imagen que se quiere observar se enfoca delante de la retina (estructura ubicada al fondo del ojo) y no exactamente sobre ella.

Sin embargo, el uso de lentillas cosméticas por parte de personajes populares ha despertado el interés de gran parte del público por emular lo que ellos hacen, siendo el cantante estadounidense Marilyn Manson quien registra más seguidores con estas aficiones a nivel mundial.

No para todos

Debido a que los pupilentes se colocan directamente sobre la córnea, es muy importante tener en cuenta que esta estructura ocular es transparente, no tiene vasos sanguíneos y su nutrición y oxigenación se realiza en base a la película lagrimal, dependiendo por ello de la humedad y el oxígeno ambiental. De manera que si los lentes de contacto son prescritos por un oftalmólogo, se tomarán las medidas precisas del diámetro, curvatura y estructura de la superficie de la córnea para su mejor y más rápida adaptación; dicha información, además, permitirá al especialista saber cuál es el material más compatible para el ojo afectado.

Si bien se estima que aproximadamente 90% de los pacientes son aptos para el uso de los lentes de contacto, los profesionales en la salud ocular enfatizan en importancia de que la medición córneal lo haga personal capacitado y responsable, pues de no ser así se corre el riesgo que no haya adaptación o que la córnea se inflame con frecuencia, lo que en un caso extremo puede llegarán a la ceguera si se llegar a formar úlceras en su superficie.

Ahora bien, no menos destacable es mencionar que una lentilla es un cuerpo extraño en el ojo que es susceptible a infecciones capaces de producir alteraciones oculares, principalmente en personas que no cumplen con las normas de higiene y uso recomendadas.

Es por ello que se pide manipular las lentillas con las manos limpias y emplear las soluciones especiales para su higiene, puesto que son parte de su fórmula sustancias químicas específicas para evitar su contaminación.

Por otra parte, de acuerdo con diversas investigaciones, el riesgo de sufrir inflamación en la córnea es muy alto si se llega a dormir con los pupilentes puestos, salvo los en sus indicaciones de uso permiten hacerlo.

Finalmente, se han hecho circular mensajes en los que se invita al uso de pupilentes cosméticos sin riesgo, justificando lo anterior en que por tratarse de lentes no correctivas no requieren la evaluación de un profesional ni de medidas higiénicas precisas pudiendo, incluso, intercambiarlas con otros usuarios para lograr más variantes. Cuidado con estos anuncios, pues como hemos visto aquí se trata de algo muy delicado que puede poner en riesgo la salud ocular de quien los porta.

Lo indicado es que quien se interesa en ellos acuda a ópticas de prestigio a que les hagan los exámenes correspondientes y donde se indique cómo colocar y retirar las lentillas, las medidas higiénicas precisas y los consejos que reditúen en lograr objetivo que se busca, en este caso, estético; por ningún motivo las compre en tiendas de regalos y/o puestos callejeros.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Alergias

Temporada de frío, detonadora de alergias


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore