Queratitis, riesgo para quienes usan lentes de contacto - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Queratitis, riesgo para quienes usan lentes de contacto

Jueves 02 de marzo del 2017, 10:38 am, última actualización

Si experimentas sensación de cuerpo extraño en el ojo, lagrimeo y visión borrosa durante 24 horas, es necesario que acudas al oftalmólogo para ser evaluado, ya que puedes padecer inflamación del tejido corneal, problema ocasionado por microorganismos, el cual requiere atención profesional.

Queratitis, Inflamación de la córnea, Lentes de contacto, Inflamación del tejido corneal

La córnea es un tejido transparente en forma de cúpula que se localiza en la parte frontal del globo ocular; tiene la importante labor de proteger a las estructuras encargadas de regular la entrada de luz (iris) y enfocar imágenes (cristalino), y a pesar de que se encuentra protegida por los párpados y la acción limpiadora de las lágrimas, puede infectarse e inflamarse debido a la acción de diversos microorganismos.

A este problema se le llama queratitis, y “puede ocurrir básicamente como consecuencia de una infección por bacterias o por virus en los ojos, aunque también es posible que suceda por acción de hongos o por una ameba, la acantomeba”, comenta el cirujano oftalmólogo Barush Cedillo Fernández.

El especialista explica que por este motivo no se debe considerar a la queratitis una enfermedad, sino un síntoma común de distintos padecimientos, y que por tanto debe ser evaluado en cada caso para conocer cuál es el tratamiento necesario. Empero, explica que el grupo más propenso a padecer este problema visual son los usuarios de lentes de contacto, por deficiente higiene.

Asimismo, las estimaciones del Dr. Cedillo Fernández indican que “40% de los mexicanos tienen alguna ametropía, es decir, deficiencia ocular que requiere el uso de aparatos auxiliares de la visión, y entre el 5 y 10% de toda la población utiliza lentes de contacto; en este último grupo es probable encontrar una incidencia de queratitis del 20 al 30%”, por lo que hablamos de una circunstancia relativamente frecuente que bien vale conocer y prevenir.

Microorganismos, culpables

Las manifestaciones con que se hace evidente la inflamación de la córnea son fáciles de distinguir, siendo comunes el enrojecimiento del ojo, sensación de cuerpo extraño (“como si tuviéramos una piedrita dentro”) y lagrimeo constante; en ocasiones también pueden presentarse sensibilidad a la luz y visión borrosa.

“Estos síntomas de queratitis se sienten de inmediato, básicamente porque la parte más sensible de todo el cuerpo es la córnea. En ella, las terminales nerviosas son como microvellosidades (‘pelitos' diminutos) que están en contacto con el ambiente sin ningún tipo de protección. Cualquier cosa que las toque hace contacto directo con el nervio corneal y de ahí su susceptibilidad”, detalla el oftalmólogo.

Sin emabrgo, hay que destacar que cada tipo de queratitis tiene particularidades, tal como lo puntualiza el Dr. Barush Cedillo:

  • Viral. La más conocida y frecuente es la que ocasiona el virus del herpes simple. “Índice muy alto de la población tenemos a este microorganismo, que una vez que se adquiere continúa vivo dentro del cuerpo, en los ganglios. Sin embargo, cuando bajan las defensas se salen de control y atacan al labio (los famosos ‘fuegos labiales') o a la córnea”. Es común que este problema se presente en un solo ojo (unilateral) y que el paciente pierda la sensibilidad, además de que tenga secreción (lagaña) de color blanquecino. El tratamiento se basa en antivirales, que ayudan a disminuir la duración del brote y las molestias, pero no eliminan al virus; es el mismo organismo el que se encarga de controlar la infección.
  • Bacterial. Las molestias son parecidas, sólo que casi siempre ocurren en ambos ojos (bilateral) y la descarga o secreción suele ser amarillenta o verdosa, muy abundante, haciendo que los párpados se peguen. El tratamiento se basa en el uso de antibióticos, cuyo tipo y dosificación dependerá del microorganismo involucrado. “Hay bacterias muy agresivas, como la Pseudomona, que generan una úlcera y perfora a la córnea en 24 horas. Otras, como el Estafilococo epidermidis, que habitualmente vive en la piel, puede infectar al globo ocular de manera leve y generar molestias ligeras e intermitentes”.
  • Micótica o fúngica. Es muy rara; ocurre sobre todo en pacientes con sistema inmunológico (que protege de enfermedades) debilitado. “Tiene algunas diferencias en comparación con las anteriores, ya que, por ejemplo, no hay mejoría cuando se aplican antibióticos, y al obtener una imagen ampliada de la córnea observamos que hay una lesión principal o central, y otras más pequeñas (‘satélites') a su alrededor”. El tratamiento se basa en otro tipo de medicamentos, antimicóticos.
  • Por acantomeba. Es una infección característica de quienes usan lentes de contacto y preparan su propia solución salina para desinfectar, pero cada vez es menos común. “Al principio se puede confundir con un problema bacteriano, pero en este caso también se observa una lesión central y otras periféricas, y sobre todo hay dolor y molestias muy fuertes, desproporcionadas con respecto al tamaño de la lesión. En estos casos debemos retirar el mayor porcentaje de estos microorganismos y luego dar medicamentos, aunque aclaro que este tratamiento es difícil”.

Higiene, no la pierdas de vista

El diagnóstico de queratitis se basa en distintos recursos, siendo importante el historial médico, auscultación física y pruebas de laboratorio. “Los casos de origen viral se determinan generalmente mediante la apreciación de los síntomas, mientras que en los de tipo bacteriano se hace necesaria la toma de una muestra de las secreciones del ojo para hacer un cultivo, el cual nos permite saber qué tipo de microorganismo tiene el paciente y el antibiótico más indicado para combatirlo”.

A su vez, el Dr. Cedillo Fernández aclara que “las personas que utilizan lentes de contacto son las que deben tener mayor atención hacia este problema, pues la queratitis es muy rara en quienes no los emplean. Es por este motivo que siempre le aconsejo a mis pacientes: ‘ojo rojo de más de 24 horas, sin el lente puesto, tienen que venir conmigo'”.

El pronóstico de recuperación depende directamente del tipo de queratitis que se padezca, aunque también hay otros factores a considerar. “Es muy importante que el paciente acuda lo más pronto posible al oftalmólogo para establecer el tratamiento adecuado a la brevedad, pues no hay que olvidar que existen microorganismos sumamente agresivos. También es indispensable que se apegue a las medidas que le indicamos, pues si la persona afectada sólo se pone dos gotitas de medicamento y suspende la terapia porque 'ya se siente bien', es obvio que no vamos a tener buenos resultados”.

A pregunta expresa, el especialista indica que la falta de atención adecuada puede generar “una perforación en la córnea, lo cual es muy grave. En estos casos se vacía el líquido contenido en una zona llamada cámara anterior, el iris se pega con la córnea y los microorganismos entran al globo ocular. Esta condición se llama endoftalmitis, y se estima que, cuando se presenta, 98% de los ojos se pierden”.

Otro aspecto importante para la adecuada recuperación es no automedicarse. “Yo le explico a mis pacientes que eso es como tener un cajón lleno de pastillas y, al tener dolor de cabeza u otro malestar, sacar una al azar y tomársela. Desafortunadamente hay quienes piensan que como sólo son gotas no va a pasar nada, y se las ponen sin saber cuáles serán las consecuencias”.

Por ejemplo, comenta que hay medicamentos antiinflamatorios que contienen cortisona y que basan su efectividad para reducir molestias en la disminución de la reacción inmunológica del organismo. Si la queratitits es de origen viral, y se debe precisamente a una baja en las defensas, se favorece todavía más la multiplicación de los microorganismos con estos productos. “Es como echarle leña al fuego”, afirma.

Asimismo, comenta que las soluciones para quitar el enrojecimiento “son de tipo vasoconstrictor, es decir, reducen el grosor de las vías sanguíneas que hay en la conjuntiva (región blanca del ojo) para aminorar el color rojo. Esto también es contraproducente, ya que si el organismo ha dilatado los vasos sanguíneos es para que aumente el volumen de sangre y de leucocitos, es decir, de las células de defensa que combaten a los virus o bacterias. Las molestias en este tipo de padecimientos se deben erradicar sólo con gotas lubricantes, que no contengan sustancias contraindicadas”.

Finalmente, el Dr. Barush Cedillo enfatiza en que la higiene es el pilar en la prevención de la queratitis, por lo que recomienda a los usuarios de lentes de contacto observar las medidas básicas de cuidado, como lavarse las manos antes de manipularlos y no utilizar soluciones hechas en casa con pastillas, aunque si no hay otro recurso “deben tenerse en refrigeración y no emplearse más de 5 días”. También es importante mencionar que las personas inmunosuprimidas (con bajas defensas) por alguna enfermedad, deben evitar el uso de lentes de contacto, con el fin de evitar el inicio de una infección. 

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Alergias

Temporada de frío, detonadora de alergias


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore