Centro de Alergias / Artículos

Alergia al agua, ¡es real!

Para muchas personas los ácaros del polvo, polen, pelo de animales domésticos o ciertos alimentos (leche, huevos, pescado y cacahuates) son alérgenos, es decir, sustancias que pueden provocar una reacción alérgica en su organismo, ya que su sistema inmunitario los interpreta como agentes “peligrosos”, causando molestos síntomas.

Pero, ¿puede alguien tener alergia al agua? Suena extraño, no obstante, la urticaria acuagénica es real, y produce síntomas que aparecen luego de breve contacto del agua con la piel del afectado.

Reacción alérgica al agua

No es fácil imaginar cómo una persona puede experimentar erupciones cutáneas por contacto con el agua cuando esta sustancia es el principal componente del cuerpo humano, de hecho, ocupa más de dos terceras partes de su peso y sin ella, moriría en pocos días.

Sin embargo, quienes padecen alergias raras como la urticaria acuagénica (se calcula que afecta a 1 de cada 230 millones de habitantes en el mundo) enfrentan exagerada reacción al contacto con este vital líquido (sin importar su temperatura), es decir, basta que toquen el chorro que brota de la regadera o de la llave en el lavabo, e incluso, algunas lágrimas, para que se disparen los síntomas de alergia al agua como:

Diagnóstico de urticaria acuagénica

Luego de examen minucioso, el médico (alergólogo) puede confirmar esta condición al aplicar una compresa empapada con agua a 35°C en el tercio superior de la espalda durante 15 a 30 minutos, tiempo en el que suelen aparecer las erupciones cutáneas por contacto con el agua.

Según estudios, la reacción alérgica al agua se debe a la presencia en la piel de un antígeno (sustancia que activa el sistema inmune) hidrosoluble, es decir, que al contacto con el vital líquido se disuelve, por lo que atraviesa la capa externa del tejido y hace que las células de defensa liberen histamina, mediador químico secretado especialmente por algunos glóbulos blancos, el cual causa dilatación de vasos capilares y edema.

Igualmente, se conoce un caso en el que los cambios hormonales posteriores al embarazo desencadenaron en la paciente piel con alergia al agua.

Tratamiento de la alergia al agua

Experimentar reacción alérgica a una sustancia de la que depende la vida resulta bastante complicado, sin embargo, puede manejarse si el paciente pone en práctica las recomendaciones del médico, como:

¿Puede alguien tener alergia al agua? Sin duda, la respuesta es afirmativa, pero debido a que es condición poco común, los factores que la causan y su cura constituyen un misterio.

Sin embargo, cuando el médico atiende pacientes con alergias raras generalmente brinda las mismas recomendaciones que haría a quien sufre cualquier tipo de sensibilidad exagerada: reducir en la medida de lo posible el contacto con el agente que la provoca, a fin de no afectar su calidad de vida.