Diferencia entre alergia e intolerancia a los alimentos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Alergia o intolerancia alimentaria, ¿hay diferencia?

Miércoles 06 de abril del 2016, 04:26 pm, última actualización

Experimentar desagradables síntomas tras ingerir determinado alimento puede ser ocasionado por la respuesta del sistema inmune, o bien, por la intolerancia a alguno de sus ingredientes, situaciones diferentes que a menudo se confunden y no se tratan de manera adecuada.

Alergia, Intolerancia a los alimentos

Si bien la Ciencia establece que la reacción anormal a la ingestión de un alimento puede dividirse en dos grandes categorías: alergias e intolerancias, cuyos síntomas suelen manifestarse en aquellas a través de la piel y vías respiratorias, en tanto estas últimas en el aparato digestivo, para la población en general existe cierta confusión al respecto.

En el primer grupo, conviene saber que la alergia alimentaria es cualquier reacción anormal a uno o más alimentos (o a alguno de sus componentes, incluso en pequeñas cantidades), el cual activa el sistema de defensa del organismo (inmunológico). Un alergeno —en este caso, una proteína del alimento causante—, que para la mayoría de la gente es parte habitual de su dieta cotidiana, provoca serie de reacciones en cadena en el sistema inmunológico, entre ellas, la producción de anticuerpos, los cuales generan la segregación de sustancias químicas (histamina) que ocasionan varios síntomas, como picor, inflamación de los labios, náuseas, dolor abdominal, vómito, diarrea, moqueo, tos o trastornos respiratorios.

 “Una respuesta alérgica se presenta cuando el cuerpo libera histamina y otras sustancias que producen síntomas gastrointestinales, respiratorios y de la piel”, explica el Dr. Javier Woo Muñoz, miembro del Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.

Por otro lado, el entrevistado afirma que la intolerancia a los alimentos puede producir síntomas parecidos a las alergias; sin embargo, el organismo no libera histamina. Además, el especialista que forma parte de la Sociedad Mexicana de Alergia en Otorrinolaringología y Medicina Ambiental, asegura que “una persona con intolerancia (alimentaria) generalmente puede consumir pequeña cantidad del alimento sin tener respuesta. Por el contrario, si presenta sensibilidad, hasta la más mínima porción de la sustancia es capaz de originar el problema en forma inmediata”.

Cabe señalar que este tipo de alergias se heredan y, normalmente, pueden identificarse en los primeros años de vida; igualmente, pueden desarrollarse hasta la edad adulta dependiendo de la sensibilidad del organismo.

"No tolero la leche"

A diferencia de la alergia, en la cual responde el sistema inmunológico, en la intolerancia alimentaria lo que se afecta es el metabolismo. En este sentido, el ejemplo más común es la intolerancia a la lactosa, que de acuerdo al Dr. Woo Muñoz, es una de las más frecuentes en México y toda América Latina. Se trata de problema ocasionado por la falta de una enzima (lactasa) necesaria para asimilar el azúcar de los productos lácteos (lactosa) debido a un error en el código genético que sirve como "molde" para formar tal sustancia y, en menor medida, por lesiones en el intestino delgado.

Los malestares que aparecen por este desequilibrio pueden variar en cada persona, e incluir calambres estomacales, cansancio, gases, diarrea y náuseas, que se presentan entre 30 minutos y dos horas después de comer o beber alimentos con lactosa. La intensidad de los síntomas se relaciona con la cantidad de dicha sustancia que cada individuo pueda tolerar; sin embargo, cuando el problema es excesivo puede traducirse en grave pérdida de peso y desnutrición.

Diagnóstico

A fin de identificar claramente si el problema se debe a alergia o intolerancia, conviene acudir al médico general quien hace una serie de preguntas al paciente sobre sus síntomas, cualquier problema de salud previo, así como acerca de su estilo de vida, incluyendo trabajo, hábitos de alimentación y diversión. Este interrogatorio es una de las fuentes más importantes de información para establecer un diagnóstico. Debido a que la tendencia a desarrollar alergias es hereditaria, es fundamental que el médico sepa si en la familia se han presentado anteriormente casos de sensibilidad extrema a determinados alimentos.

Existen diversas estrategias para el tratamiento de alergias, indudablemente evitar la exposición a la sustancia responsable es la mejor. Para las personas con sensibilidad a ciertos alimentos, como huevo o trigo, resulta aparentemente sencillo eliminarlos de la dieta cuando se presentan en su forma entera natural. Sin embargo, no es fácil estar seguro de que estos mismos alergenos se incluyan en determinados alimentos preenvasados, por ejemplo, salsas, por lo que leer el etiquetado de cada producto que se consume adquiere mayor relevancia que nunca  para todos los consumidores.

Por otro lado, uno de los aspectos más engañosos del diagnóstico de una intolerancia alimentaria es que algunas personas son sensibles no al alimento, sino a una sustancia o ingrediente utilizados en su elaboración, como es el caso de aquellos que contienen lactosa, trigo, glutamato monosódico, sulfitos y/o salicilatos. De ahí la necesidad de que, por ejemplo en los bebés, se les ofrezca alimentos nuevos una vez por semana, con el propósito de ver su reacción a los mismos, y hacerlo sin mezclarlos con otros, a fin de poder identificarlos claramente.

Asimismo, “existe la posibilidad de que intolerancia esté asociada a otras enfermedades de mala absorción, como infección del intestino delgado, lo que subraya la necesidad de un diagnóstico y tratamiento oportuno”, asegura el Dr. Woo Muñoz, quien se desempeña dentro del grupo de especialistas de la Clínica Londres en la Ciudad de México.

Una vez detectado que el origen del malestar es la intolerancia a la lactosa, se recomienda limitar su presencia en la dieta cotidiana, así como la de aquellos productos derivados de la leche, lo cual actualmente es sencillo gracias a la gran variedad de presentaciones deslactosadas que existen en el mercado.

SyM - Laura Ruiz

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Alergias

Temporada de frío, detonadora de alergias


Ver más...

Sabías que...

Cuando no duermes lo suficiente, actúas como si hubieras bebido demasiado, pues las neuronas que controlan la memoria y percepción visual reducen su actividad.




Comscore