Centro de Alergias / Ejercicio

En invierno, ejercicio bajo techo

La actividad física incrementa el nivel de energía, fortalece corazón, músculos y huesos, combate ansiedad y estrés, y ayuda a quemar calorías. Con estas ventajas pocos se atreverían a pensar que pudiera afectar la salud. Sin embargo, el ejercicio al aire libre en invierno daña las vías respiratorias. Evita riesgos y conoce cómo realizar ejercicio bajo techo.

En invierno se tiene exposición frecuente a bajas temperaturas, a lo que se suma el incremento de contaminación ambiental, pues entre diciembre y enero se intensifica la inversión térmica, fenómeno natural que se refiere al cambio de posición del aire caliente y frío, pues el primero suele subir porque es ligero y el segundo a bajar porque es más pesado, entonces, debido a que el viento contaminado con gases y partículas sólidas se enfría en invierno, tiende a acumularse a pocos metros de la superficie terrestre.

La inversión térmica generalmente es más intensa por las mañanas, horario en el que mucha gente acostumbra correr, trotar, caminar o pasear en bicicleta. Por este motivo, es fundamental que se tenga en cuenta que uno de los riesgos del ejercicio al aire libre en invierno es respirar aire lleno de smog, ya que contiene altas concentraciones de ozono, sustancia que provoca irritación de vías respiratorias, ardor de garganta, tos e incómoda sensación en el pecho.

Pero esto no es todo, el smog también reduce la función de los pulmones (ya que daña las células que recubren los espacios de aire en dichos órganos) y disminuye la capacidad del sistema inmunológico, por lo que hay susceptibilidad a infecciones del sistema respiratorio (bacterianas o virales), como las siguientes:

¿Cómo ejercitarse en invierno? La opción del gimnasio

Los médicos recomiendan evitar la actividad física al aire libre en invierno por las razones antes expuestas, pero esto no significa cambiar la bicicleta por los videojuegos o la televisión, sino suspender el ejercicio a la intemperie. Lo ideal es practicar deporte en lugares cerrados, por ejemplo, un gimnasio o alguna habitación de la casa.

El ejercicio bajo techo es importante debido al alto nivel de sedentarismo (falta de ejercicio, así como permanecer mucho tiempo sentado) y obesidad en la población mexicana.

Ahora bien, si no quieres hacer ejercicio en casa debes tomar en cuenta algunos aspectos importantes sobre cómo escoger un gimnasio, para evitar malas experiencias o conceptos equivocados con respecto al establecimiento:

Recuerda que es muy importante contar con la asesoría de instructores de gimnasio, pues aunque parece fácil ejercitarse con los aparatos es necesario conocer la técnica de uso para evitar lesiones; además, siempre recuerda que el entrenamiento debe ser progresivo y abarcar acondicionamiento físico con pesas, aerobics y estiramiento.

Actividad física en la comodidad de casa

Si consideras mejor opción realizar ejercicio en casa, ya sea porque tienes un horario muy complicado o te resulta más confortable, no es necesario que cuentes con muchos aparatos para ejercitarse en casa, es suficiente con una bicicleta estática, o bien, una caminadora y un par de pesas.

Los dos primeros permiten tener buen entrenamiento aeróbico, el cual favorece respiración, funcionamiento del corazón y pérdida de calorías; respecto a las pesas, es conveniente adquirir las que están provistas de discos extraíbles para disminuir o aumentar el peso fácilmente. En caso que tengas dudas sobre qué ejercicios practicar en casa, ten en cuenta que puedes:

Por último, ten presente que aunque las condiciones climáticas no sean favorables, ¡no hay pretexto para quedarse acostad@ en casa! Como puedes apreciar, hay alternativas que permiten mantenernos en movimiento, ¡ejercita tu cuerpo en invierno!