Prueba cutánea de alergias

Prueba cutánea de alergias

Es el tipo de examen más común para conocer las sustancias que desencadenan reacciones alérgicas en una persona.

Consiste en colocar pequeña cantidad de diversos elementos que podrían generar una reacción violenta del sistema de defensa, generalmente en el antebrazo, parte superior del brazo o espalda. 

El médico observa la piel minuciosamente buscando signos de alguna reacción, generalmente hinchazón y enrojecimiento del sitio. Por lo general, los resultados se observan al cabo de 15 a 20 minutos.