Centro de Alergias / Temas Relacionados

Asma, enfermedad respiratoria crónica

El asma es una enfermedad crónica que obstruye al aparato respiratorio debido a que produce inflamación de los conductos que llevan aire a los pulmones, como consecuencia de exagerada sensibilidad o alergia hacia elementos irritantes, por ejemplo, polen, humo, polvo, algunos medicamentos o pelo de animales.

Se manifiesta con sensación de ahogo, tos, opresión en el pecho y silbidos al respirar. Cuando la persona se mantiene estable, su respiración puede considerarse normal, ya que el aire es capaz de fluir libremente hacia los pulmones, pero si sufre catarro, gripe o se expone a las sustancias antes citadas, las vías respiratorias se obstruyen. Ello sucede porque se inflaman sus paredes, se contraen los músculos que las rodean, y a ello se suma elevada producción de moco, la cual estrecha aún más esos conductos dificultando la respiración. Puede aparecer a cualquier edad, pero difícilmente antes de los 2 ó 3 años y no es curable, únicamente es posible controlarla.

Causas

Exagerada sensibilidad de las vías respiratorias ante ciertos elementos, como polen, polvo, humo, pelo de animales, plumas de ave y ciertos alimentos (pescado, mariscos, cacahuates y huevo), así como algunos medicamentos. Una vez que uno de estos elementos ingresa a las vías respiratorias, agrede a las células que cubren su interior, las cuales responden liberando sustancias químicas que provocan inflamación y endurecimiento de los músculos. Cuando esto sucede, se incrementa la producción de moco, que es espeso y pegajoso, y se dificulta la respiración.

Síntomas

Diagnóstico

Prevención

Tratamiento

Consulta a tu médico