Espirometría, suspiros que salvan vidas

Martes 20 de junio del 2017, 10:46 am, última actualización
  • SyM - Norma Francelia Chávez Chávez
Espirometría, Prueba de la función pulmonar

La espirometría es prueba fundamental para la evaluación de la función pulmonar y recurso útil para el diagnóstico y vigilancia de alteraciones respiratorias crónicas, como asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), trastornos que afectan a millones de personas en el mundo. 

Este examen que mide el tamaño de los pulmones y el calibre de los bronquios, consiste en soplar, lo más fuerte posible, a través del tubo o boquilla del espirómetro, aparato que ayuda a calcular los volúmenes y capacidades pulmonares.

No sólo en casos de asma y EPOC es útil la espirometría

Esta prueba sirve, en general, para medir la capacidad de tus pulmones y qué tan bien están funcionando, de tal manera que, de acuerdo a ciertos parámetros, ayuda a determinar la presencia de algunas enfermedades que comprometen estos órganos, y de igual forma evaluar el progreso de las mismas. 

Por tanto, sirve para: 

  • Determinar causas de falta de aire, tos o sibilancia.
  • Monitorear la respuesta al tratamiento de problemas respiratorios.
  • Evaluar la función pulmonar antes y después de una cirugía que implique trasplante o sea de otra índole.
  • Estimar el riesgo de EPOC y dar seguimiento a personas fumadoras y con exposición a sustancias en su lugar de trabajo.
  • Facilitar el tratamiento antitabaco en personas fumadoras, según los resultados.
  • Diagnosticar asma o en qué grado se padece (leve, moderado, severo).
  • Detectar fibrosis quística.
  • Pronosticar esperanza de vida del paciente, ya que relaciona la dificultad para respirar con la calidad de vida de los enfermos. 

Espirómetro, invento veterano muy vigente

Hace más de siglo y medio (1844) el médico inglés John Hutchinson inventó este aparato que fue introducido en la práctica clínica por él mismo en 1846. El modelo clásico del espirómetro consta de una campana suspendida en agua con un sistema de registro. La campana se mueve según los volúmenes de aire que le llegan a través de un tubo con la respiración del paciente.

Otros modelos constan de recipiente de plástico hermético que tiene en su interior un acordeón que se mueve según el volumen de aire que le llega de la rama o boquilla por donde el paciente sopla. O bien, los hay ahora digitales que en su interior también constan de muelle por donde pasa el aire y los registros aparecen en pantalla LCD.

Realizar la espirometría es sencillo

Se trata de prueba indolora que suele durar entre 5 y 30 minutos según la cantidad de veces que se solicite soplar en el espirómetro

En general, el personal médico puede pedir lo siguiente: 

  • Estar de pie durante la prueba.
  • No inclinar la cabeza hacia delante (en caso de realizar el estudio sentado), ya que esto puede afectar la respiración.
  • Inhalar profundamente.
  • Impedir que se escape el aire apretando con los labios el tubo o boquilla del dispositivo.
  • Exhalar o soplar lo más rápido y fuerte posible durante la mayor cantidad de tiempo que se pueda.
  • Repetir varias veces la misma acción, para confirmar la precisión de los resultados.
  • También es posible que se requiera poner unos sujetadores en la nariz a fin de que el aire no escape durante la exhalación. 

Asimismo, se puede solicitar:

  • No tomar café o té antes del estudio.
  • Evitar comer y/o beber de forma abundante (no hace falta estar en ayunas).
  • Abstenerte de realizar esfuerzo físico una hora antes de la prueba.
  • Vestir ropa cómoda.
  • No fumar desde el día anterior a la prueba.
  • Aunque no es estrictamente necesario suspender algún tratamiento, es posible que el médico te indique interrumpir su administración antes del estudio. 

Es muy importante cooperar durante la prueba, pues de no llenar por completo los pulmones y soplar con fuerza, los resultados pueden sugerir alguna otra alteración en tus vías respiratorias.

Valores que registran la función pulmonar

La interpretación de los resultados de la espirometría se basa en el registro de volúmenes pulmonares:

Volumen pulmonar

Definición

VC

Volumen corriente

Volumen de aire que se inspira y expira en cada respiración normal, el cual es más o menos 500 ml (de7 a8 ml por kilogramo de peso). 

VM

Volumen minuto

Volumen de aire que se exhala en un minuto. Se obtiene multiplicando el volumen corriente (VC) por la frecuencia respiratoria (FR). 

VRI

Volumen de reserva inspiratoria

Es el volumen máximo de aire que se puede inhalar después de una inspiración normal.

VRE

Volumen de reserva espiratoria

Es el volumen máximo de aire que puede espirarse después de una espiración normal. Es de más o menos 1,200 ml

VR

Volumen residual

Volumen de aire que permanece en los pulmones después de una espiración máxima



Así como capacidades pulmonares: 

Capacidad pulmonar

Definición

CRP

Capacidad residual funcional

Es el volumen de aire que hay en los pulmones después de una espiración normal, es igual al VR más el VRE

CV

Capacidad vital

Es el volumen de aire que se exhala después de una inspiración máxima, abarca los volúmenes de reserva espiratoria (VRE), volumen corriente (VC) y el volumen de reserva inspiratoria (VRI)

Este 14 de octubre tú también celebra el Día Mundial de la Espirometría, iniciativa de la European Respiratory Society (ERS) y la European Lung Foundation (ELF) que tiene como finalidad promover el mayor uso de esta prueba para diagnosticar y tratar oportunamente enfermedades pulmonares y salvar vidas.