25 años sin fumar y cáncer de pulmón mata a Johan Cruyff - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

25 años sin fumar, y cáncer de pulmón mata a Johan Cruyff

Lunes 19 de junio del 2017, 11:05 am, última actualización

La leyenda holandesa del futbol perdió el partido contra el cáncer de pulmón, al que no pudo burlar ni al abandonar el tabaco. ¿Por qué aparece el cáncer de pulmón en personas que dejaron de fumar y que, como Cruyff, fueron o son deportistas? Conoce los riesgos de ser exfumador y cómo se pudo haber tratado el cáncer de Johan Cruyff. ¡Despeja tus dudas!

Johan Cruyff, Riesgo de cáncer de pulmón en exfumadores

El otro vicio de Johan Cruyff

"En mi vida he tenido dos grandes vicios: fumar y jugar al futbol. El futbol me lo ha dado todo en la vida, en cambio, fumar, casi me lo quita", señaló Cruyff en la década de los 90 mientras daba una patada a un paquete de cigarrillos para una campaña contra el tabaquismo.

A pesar de sus loables esfuerzos, el holandés no siempre se pronunció a favor de dejar de fumar. Mientras era técnico del club Barcelona no solo gozaba de la fama de ser uno de los referentes del futbol, también la de ser uno de los fumadores compulsivos más conocidos.

A menudo se lo veía fumando cigarrillos sin filtro mientras dirigía a sus equipos desde el banquillo y en su etapa como jugador en la década de los 70 solía encender un cigarro en los descansos o justo al salir de las duchas sin importarle que la gente supiera sobre su consumo de tabaco.

Pero en 1991 se vio obligado a abandonar el tabaco luego de sufrir un ataque cardiaco y ser operado a corazón abierto para atender una insuficiencia coronaria aguda, afección en que la sangre tiene problemas para fluir al corazón. Esta es sólo una de las enfermedades asociadas al tabaquismo, que incluyen además:

  • Cáncer. Las sustancias que se encuentran en el tabaco no solo aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, sino también pueden provocar tumores en labios, lengua, garganta, esófago o vejiga, entre otros.
  • Enfermedades del corazón y vasos sanguíneos. Puede agravar los trastornos del ritmo cardiaco, así como causar mala circulación y obstrucción de las arterias, que a su vez puede provocar infartos de miocardio, ataques de apoplejía y crisis cardiacas de la angina coronaria.
  • Enfermedades respiratorias. La tos y expectoración es tres veces más común en los fumadores compulsivos, que además presentan niveles de función pulmonar disminuidos, así como un riesgo incrementado de bronquitis y otras enfermedades crónicas.
  • Enfermedades gastrointestinales. El reflujo gastroesofágico, causante de acidez estomacal, y la úlcera duodenal, herida abierta en el revestimiento del estómago, son más frecuentes en fumadores.
  • Diabetes. Quienes fuman tienen entre 30 a 40% más probabilidades de tener diabetes tipo 2 que los no fumadores.
  • Disfunción eréctil. Fumar favorece la aparición de trastornos vasculares debido a que estrecha el diámetro de las arterias y daña la capacidad de las válvulas del pene para retener la sangre.
  • Degeneración de la retina. La degeneración macular pone en riesgo de perder la vista.

Tras sus problemas cardiacos, se hizo habitual ver a Cruyff al borde del campo dando instrucciones a sus jugadores, no con un cigarro en la boca sino con una paleta. Con este caramelo aparece celebrando los cuatro títulos de Liga que ganó el Barça entre 1991 y 1994.

Riesgos de ser exfumador

A pesar de abandonar el consumo de tabaco por aproximadamente 25 años, quien fue considerado uno los mejores jugadores de la historia del futbol anunció en octubre de 2015 que padecía cáncer de pulmón, el cual no deja de ser uno de los riesgos de ser exfumador.

Generalmente, el riesgo de cáncer de pulmón en exfumadores disminuye con el tiempo, ya que el cuerpo repara el daño producido por los cigarros. Pero esto es proporcional al tiempo de exposición al humo del tabaco, por ejemplo, quien haya fumado por 20 años necesitará al menos 15 para reducir el peligro de desarrollar esta enfermedad al nivel normal de la población.

Por ello, dejar de fumar significa que ya no se está expuesto activamente al humo del tabaco, pero persisten en ella los daños causados por la exposición anterior. Inclusive, investigaciones sugieren que los daños irreversibles de fumar incluyen secuelas en algunos genes asociados con el cáncer de pulmón.

Cáncer de Johan Cruyff

Quien fuera el arquetipo del sistema de juego "futbol total" y tres veces ganador del Balón de Oro combatió el cáncer de pulmón cerca de cinco meses. Sin embargo, perdió el partido el 5 de marzo de 2016 a los 68 años. Aunque no aclaró qué tipo de cáncer padecía, los cánceres de pulmón más frecuentes son:

  • Cáncer de pulmón de células pequeñas o microcítico. Su nombre se debe a que sus células microcíticas son muy pequeñas. Hasta 20% de los cánceres de pulmón son de este tipo. Se localiza preferentemente en la zona central de los pulmones, pudiendo comprimir vasos u órganos localizados en ese nivel (como la vena cava). Se caracterizan por su alta agresividad y crecimiento rápido.
  • Cáncer de pulmón no microcítico. Representa el 80% restante de los cánceres de pulmón. Sus tipos más frecuentes son: carcinoma escamoso o epidermoide (representa el 40%, suele localizarse en la parte central de los pulmones y tiene crecimiento relativamente lento), adenocarcinoma (representa el 30%, suele aparecer más en mujeres y localizarse en zonas periféricas de los pulmones), así como carcinoma de células grandes (representando el 10% y es llamado así por el tamaño de sus células).
Riesgo de cáncer de pulmón en exfumadores

El cáncer de pulmón es el tipo de cáncer más mortífero tanto para hombres como mujeres. Es más común en mayores de 45 años y el consumo de tabaco es su principal causa. Los síntomas de cáncer de pulmón más comunes que pueden llamar la atención son:

  • Dolor en el tórax.
  • Tos que no desaparece.
  • Tos con sangre.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Inapetencia o pérdida del deseo de comer.
  • Dificultad para respirar.
  • Sibilancias o sonidos silbantes y chillones durante la respiración.

Con frecuencia el diagnóstico de cáncer de pulmón se realiza mediante examen físico (la presencia de líquido alrededor de los pulmones puede sugerir cáncer), historia clínica (cuantos más cigarrillos se fumen o más temprano se comience a consumir tabaco, mayor será el riesgo) y pruebas (como radiografías o tomografías computarizadas). Asimismo, se extrae una muestra de tejido para análisis bajo el microscopio y confirmación del diagnóstico.

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico, se debe determinar el tratamiento del cáncer de pulmón, el cual depende del tipo de cáncer, de lo avanzado que esté y de cuán saludable se encuentre el enfermo. Usualmente se utilizan los siguientes métodos:

  • Cirugía para extirpar el tumor. Se puede hacer cuando éste no se haya propagado más allá de los ganglios linfáticos cercanos (metástasis).
  • Quimioterapia. Se utilizan medicamentos para destruir las células cancerosas y detener el crecimiento de estas.
  • Radioterapia. Emplea potentes rayos X u otras formas de radiación para destruir las células cancerosas.

Estos tratamientos pueden realizarse solos o combinados, cabe destacar que cada uno implica riesgos. En todo caso, el especialista recomienda y explica las posibilidades de tratamiento óptimas en cada caso, para que el paciente cuente con toda la información.

Hay que destacar la importancia del diagnóstico precoz en el tratamiento del cáncer de pulmón. Hasta 85% de los casos de esta dolencia se diagnostican en estadios III y IV (de cuatro posibles que determinan tamaño y ubicación del tumor), por lo que la supervivencia del cáncer de pulmón en estos casos no suele superar 5% a los cinco años. No obstante, cuando se detecta en un estadio precoz se trata de una enfermedad curable.

Cómo prevenir el cáncer de pulmón

La prevención es el arma más eficaz contra el cáncer de pulmón, y ya que más de 80% de los casos se deben a la exposición al humo del tabaco, lo mejor es no empezar o dejar de fumar. A pesar de que abandonar el tabaco es complicado, es la mejor opción.

Si bien, existen diversas respuestas a cómo dejar de fumar, entre las que se encuentran el asesoramiento de expertos, terapéutica conductual, restitución de la nicotina (ayudándose de gomas de mascar, parches o inhaladores) y ciertos medicamentos (bupropión y vareniclina), además de las clínicas de tabaco que se encuentran en algunos hospitales y centros de salud.

SyM - Cirilo Barreiros

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Asma y EPOC

ABC del asma


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore