Centro de Asma y EPOC / Artículos Relacionados

¡Fumar te resta sex appeal!

Si crees que al llevarte un cigarro a la boca agregas cierto glamour o toque de sensualidad a tu imagen personal, estás viviendo en el error, ya que cuando las miles de sustancias tóxicas del humo del tabaco se integran a los tejidos del cuerpo provocan todo tipo de daños, haciendo que tu belleza “se marchite”.

El organismo actúa para defenderse de este “ataque”; sin embargo, como se trata de un hábito cotidiano que, en muchos casos, puede durar varios años, llega un momento en que el tiempo resulta insuficiente para que el cuerpo repare todos los “desperfectos”, evidenciando las consecuencias tanto por dentro, como por fuera.

Asimismo, una vez que el tabaco ha afectado las células de manera prolongada, éstas pueden multiplicarse sin control hasta convertirse en cáncer; además, como este deterioro es a nivel celular, algunas veces pasan años antes de que la persona pueda notar la presencia de un tumor mediante algún examen médico (tomografía, por ejemplo). 

El rostro te delata

Desde hace tiempo se sabe que la mayoría de adictos al tabaco con más de 10 años de consumo pueden identificarse a través de un simple examen facial. En pocas palabras, el rostro del fumador se caracteriza por:

Esta imagen poco atractiva se debe a que el aire contaminado con humo de tabaco seca la epidermis, es decir, altera su nivel de humectación natural; además, al fumar se reduce la cantidad de flujo sanguíneo que recibe la piel, privándola de oxígeno y otros nutrientes esenciales, acelerando su deshidratación. En este sentido, cabe agregar que por ser más delgada y tener menor cantidad de glándulas sebáceas que la masculina, la superficie cutánea de la mujer resulta más afectada.

No obstante, si has decidido dejar el cigarro lo más recomendable es buscar apoyo profesional, a fin de preparar un plan de acuerdo a tus necesidades. Es importante señalar que las personas que reciben asesoría integral, como la que se ofrece en la Clínica contra el Tabaquismo de la UNAM, tienen más probabilidades de lograr el éxito que quienes intentan liberarse de su adicción a la nicotina por sí solas.

Para dar el primer paso, puedes recurrir, por ejemplo, a deshabituantes del tabaco, productos formulados para ayudarte a controlar los deseos de consumir cigarros durante la etapa de abstinencia a la nicotina.

Los daños por fumar son numerosos, celebra este 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco, cuidando tu salud y atractivo visual, ¡alejándote definitivamente del cigarro!