La gripe que afectó a los pollos y a los humanos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

La gripe que afectó a los pollos y a los humanos

Viernes 27 de enero del 2017, 12:45 pm, última actualización.

La gripe aviar o de los pollos puede dañar considerablemente la salud humana, pero no por consumir la carne de un animal contaminado, sino por el contacto con él, pues es portador de un virus que al ser inhalado afecta las vías respiratorias de su huésped.

Gripe aviar
La gripe que afectó a los pollos y a los humanos

Aunque es un padecimiento que en fechas recientes ha llamado la atención de millones de personas, lo cierto es que se sabe desde hace más de 100 años que la gripe puede afectar también a las aves, tal como sucede a los humanos, aunque sea difícil ver estornudar a una gallina. 

Lo que sucede es que ambos seres pueden infectarse por un microorganismo común, los llamados tipos A del mismo virus que produce gripe e influenza, al cual son vulnerables todas las aves, pero algunas especies son más resistentes que otras. La afección causa amplio espectro de síntomas en estos animales, desde leve variante hasta un cuadro altamente contagioso y rápidamente mortal que da lugar a graves epidemias; otras aves susceptibles de contagiarse son patos, gansos, pavos y algunas especies salvajes.

El causante de la epidemia que en nuestros días sufre Asia es el serotipo H5N1 del virus referido, el cual se caracteriza por su alta mortalidad; se sabe de su presencia desde hace varios años en Sudáfrica, pero se ha vuelto a hacer notar desde 1997, particularmente en Hong Kong, donde pudo controlarse gracias al sacrificio masivo de animales, pero resurgió a finales del 2003 y se extendió con facilidad a lo largo de los siguientes meses.

Pío, pío, pío

Es importante reiterar que el hombre no se infecta por comer carne de estos animales infectados y que el riesgo se encuentra en quienes conviven diariamente con ellos, ya que pueden adquirir al virus a través de las vías respiratorias, pues éste se mantiene vivo en piel, plumas y excremento de las aves.

Una vez en el organismo humano, el virus provoca infección en las células del tracto respiratorio que produce lesiones en las mucosas que recubren bronquios (cada uno de los conductos que transportan aire a los pulmones) y bronquiolos (subdivisiones de los anteriores). Son síntomas característicos fiebre superior a 38° C, irritación de garganta y tos, y en las fases más avanzadas puede derivar en neumonía (inflamación de los pulmones).

Como es de suponer, el impacto puede ser aun mayor en quienes cuentan con un sistema inmunológico (el que nos defiende de infecciones) debilitado, como es el caso de personas mayores o afectados por sida, en quienes puede verse seriamente comprometida la vida.

A diferencia de la gripe humana, en las aves el virus produce una infección que se disemina, a través de la sangre, a diversas vísceras y órganos, incluso al cerebro; particularmente el estómago merece atención, ya que afecta al tracto digestivo llegándose a presentar en las heces, lo que facilita su transmisión a otras aves y mamíferos de granja, como cerdos, quienes tienen mayor resistencia al microorganismo.

Esta enfermedad viral generada por el serotipo H5N1 tiene alta tasa de mortalidad entre las aves, la cual llega a más de 95%, lo que resulta de suma importancia para la industria avícola, pero el problema no se detiene ahí, pues este tipo de virus, que afecta también a los humanos, como se mencionó con anterioridad, muta (se modifica para poder adaptarse a nuevas condiciones de sobrevivencia) constantemente, lo que hace difícil rastrearlo y combatirlo, por ejemplo, mediante una vacuna.

Ahora bien, los microorganismos tienden a combinarse con otros, lo que puede aumentar su peligrosidad, en otras palabras, es como si se tratara de "nuevos" virus sobre los que hay muy poco conocimiento.

De ahí la preocupación actual de las autoridades sanitarias internacionales, pues resulta una incógnita saber si las futuras mezclas de virus afectarán de distinta forma a los humanos. El temor tiene fundamentos históricos, pues existe el antecedente de que una combinación de virus avícolas y humanos produjo una especie que desató una terrible epidemia a la que se llamó "gripe española" en 1918, la cual se extendió por Europa y el resto del mundo causando la muerte a 27 millones de personas.

Control ante todo

Por lo pronto, se están tomado medidas encaminadas a detener la propagación del virus entre los animales, y para evitar la transmisión de éste a las personas que están en contacto con las aves infectadas.

Asimismo, algunos científicos han intentando modificar genéticamente el virus H5N1 para crear uno que sea menos peligroso y que pueda neutralizar al primero mediante una vacuna. Como podemos suponer, esto llevará todavía unos meses.

Por otra parte, una de las razones por las que el virus que ha causado tantos estragos en Asia se diseminó a otros países es el intercambio comercial sin controles sanitarios, pero también por la migración de ciertas aves (patos salvajes, por ejemplo) infectadas hacia lugares "vírgenes"; Europa ha empezado a sufrir la "gripe de los pollos" por ambas razones.

Debe dejarse claro que las grandes granjas, inclusive las mexicanas, no han padecido este tipo de problemas porque cumplen con rigurosos sistemas de sanidad animal y donde no se permite el contacto con aves ajenas al sitio. Esta es la razón por la que tanto los productores de pollo como la Secretaría de Agricultura contemplan como poco viable la posibilidad de que se presente la gripe aviar en México.

Asimismo, en los aeropuertos internacionales en territorio mexicano se han establecido medidas para aislar a viajeros procedentes de Asia con posibles signos de la enfermedad. Igualmente, se ha advertido a quienes viajan a los países donde se han encontrado brotes del padecimiento para que extremen precauciones.

Finalmente, es importante destacar que no hay evidencias claras de que la gripe de los pollos se pueda transmitir de humanos a humanos, pese a que en Tailandia se suscitó el rumor de que era posible. No perdamos de vista los avances en la investigación científica al respecto.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Asma y EPOC

ABC del asma


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore