Neumococo causa infecciones como sinusitis o neumonía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Neumococo, lo que debes saber

Martes 19 de abril del 2016, 11:35 am, última actualización

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 3 de cada 4 niños que mueren por enfermedades prevenibles, ocurren debido a infección por neumococo.

Neumococo, Otitis, Sinusitis, Neumonía, Meningitis

En México, el neumococo es responsable de que 3 millones de niños sufran anualmente infecciones en los oídos y de 70% de las neumonías (infección de pulmones) adquiridas, enfermedad que —junto con la influenza (afección en vías respiratorias de rasgos más exagerados que una gripe)— totalizan la tercera causa de muerte infantil.

Se trata de una bacteria (Streptococo neumoniae) que vive de manera natural en la boca de los humanos, siendo más precisos en la parte posterior de la nariz, a la altura de la garganta. Lamentablemente en algunas personas puede llegar a desarrollar problemas infecciosos, pero en otras nunca se hará notar; la Medicina aun no tiene una explicación a ello.

El Dr. Antonio Arbo Sosa, jefe del departamento de Infectología del Hospital Infantil de México, explica que el neumococo es más común en niños que conviven en comunidades cerradas, por ejemplo las guarderías, pero no afecta a todos por igual. "Los menores a dos años no cuentan aun con un suficientemente maduro sistema inmunológico (el que forma defensas ante ataque de microorganismos infecciosos), lo cual los hace aun más vulnerables a esta y a otras bacterias.

"En los adultos mayores a 60 años sucede lo mismo —acota el especialista—, pues después de esa edad el sistema inmune paulatinamente disminuye su efectividad, como un proceso natural de la vida".

Es así que el neumococo se reconoce como el principal agente causal de enfermedades infecciosas bacterianas, siendo las más frecuentes y/o peligrosas:

  • Otitis. Inflamación del conducto auditivo que genera intenso dolor (otalgia), que se agudiza al mover la mandíbula y llega a disminuir considerablemente la capacidad de audición; son igualmente comunes fiebre y comezón, además de una secreción espesa y de mal olor. Se estima que 3 millones de niños se ven afectados anualmente por este problema.
  • Sinusitis. Padecimiento que genera inflamación y obstrucción en los senos paranasales (cavidades huecas que tenemos dentro de los huesos de la mejilla y que se encuentran situadas alrededor y detrás de la nariz). Este trastorno disminuye la circulación sanguínea en las paredes nasales y la cantidad de aire inhalado.
  • Neumonía. La bacteria se aloja en los pulmones, los inflama y propicia fiebre alta (a veces rebasa los 40° C), tos seca, dificultad respiratoria, escalofríos, sudores, dolor de tórax, la piel adquiere coloración azul (cianosis), se expulsan secreciones de color verde y hay confusión mental; si no hay atención oportuna pueden ser fatales las consecuencias. Se reportan más de 80 mil casos nuevos anualmente.
  • Meningitis. El microorganismo afecta a las membranas blandas (meninges) protectoras del cerebro y médula espinal. Los síntomas en niños pequeños, al principio, no se distinguen de los de un simple catarro; sin embargo, al poco tiempo la fiebre se incrementa y aparecen otras manifestaciones, como dolor de cabeza, rigidez de la nuca (imposibilidad para doblar completamente el cuello hacia adelante), congestión nasal, vómitos, ausencia de reflejos, así como cansancio (no juegan, no sonríen y les cuesta trabajo hablar) confusión y molestias al mirar la luz. En México ocasiona anualmente 1,500 muertes infantiles.
  • Sepsis. El neumococo invade el torrente sanguíneo, lo cual resulta sumamente grave; cada día fallecen aproximadamente 1,400 personas en el mundo por su causa. Las primeras etapas generan aumento de la frecuencia respiratoria, escalofríos intensos, fiebre, dolor abdominal, nauseas, vómito, diarrea, sudoración intensa y cansancio; no es raro que haya alteraciones en la conducta manifestado con llanto inconsolable o irritabilidad. Durante la siguiente etapa del padecimiento habrá presión arterial baja (hipotensión) e incapacidad de los riñones para realizar sus funciones depurativas (insuficiencia renal). De no atenderse oportunamente, los gérmenes en el torrente sanguíneo pueden originar infecciones en distintos órganos, como cerebro, corazón, huesos o articulaciones, entre otros.

Como se mencionó con anterioridad, el neumococo no afecta por igual a todos sus portadores, y pese a que no hay una conclusión absoluta por parte de la ciencia al respecto, se sabe que quienes elevan las probabilidades de infección son los niños menores de 5 años de edad con los siguientes problemas de salud:

  • Nacer sin bazo o contar con él dañado. Este órgano está situado en la parte superior del abdomen, y entre sus funciones se encuentra eliminar materiales de desecho de la sangre y defender al organismo de agresiones externas. Cuando no está presente en el organismo, o su función es deficiente, pierde parte de su capacidad para producir anticuerpos y eliminar bacterias de la sangre, lo que en consecuencia hace más susceptible al paciente a adquirir cualquier tipo de infecciones.
  • Sida. Infección originada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la cual transmite la madre al feto durante el embarazo, parto o lactancia. El microorganismo se instala en células denominadas linfocitos T4 (encargadas de defender al organismo de las agresiones exteriores), lo que deriva en destrucción del sistema inmunitario y consecuente pérdida de la capacidad para combatir enfermedades.
  • Enfermedad de células falciformes. Afección que se transmite de padres a hijos, la cual hace que los glóbulos rojos fabriquen una hemoglobina anormal, lo que propicia un deficiente transporte de oxígeno a través de la sangre. Por otra parte, si las células falciformes quedan atrapadas en los vasos sanguíneos, impiden que el vital líquido llegue a ciertas partes del cuerpo, lo que además de dolor puede dañar órganos internos importantes del cuerpo, como hígado o bazo, y en consecuencia ser más susceptibles a contraer infecciones.
  • Bajo sistema inmunológico. Además de los riesgos en menores de dos años o mayores a 65, hay otras enfermedades que afectan al sistema de defensas, como cáncer.

Es importante hacer mención que como la mayoría de los adultos desarrollan protección contra la bacteria de neumococo, las mujeres embarazadas le pasan de forma natural, a través de la sangre, la inmunidad a sus bebés antes del nacimiento. Estos anticuerpos que el producto recibió de su mamá tienen una funcionalidad de apenas unos cuantos meses después del parto, tras lo cual queda desprotegido.

¡Prevención!

El Dr. Arbo Sosa, quien ha sido vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, refiere que hasta hace unas décadas el microorganismo Myxovirus influenzae (causante de infecciones en vías respiratorias) era el principal causante de meningitis en el mundo, pero ante la creación de una vacuna preventiva el número de casos se ha reducido considerablemente y es ahora la bacteria Streptococo neumoniae el principal agente causal.

"Hace 20 años el paciente infectado con neumococo podía ser tratado con antibióticos como la penicilina, pero en nuestros días se ha hecho más resistente a ésta y deben buscarse otras opciones de tratamiento. La ciencia reconoce en nuestros días alrededor de 90 variedades o serotipos de esta bacteria, lo que hace aún más difícil su control".

Sin embargo, la Medicina ha logrado desarrollar dos tipos de vacunas preventivas contra neumococo tanto para niños menores de dos años como para adultos mayores de 60 años:

  • Vacuna conjugada. Tiene doble función: contiene 7 de los 90 serotipos (por eso se llama heptavalente) de la bacteria, siendo elegidos los considerados más peligrosos y resistentes a los antibióticos; debe mencionarse que la fórmula fue diseñada en Estados Unidos, donde protege ante 90% de las infecciones graves, y en México apenas lo hace en 65%, aproximadamente. La otra aplicación radica en activar al sistema inmune, gracias a una proteína que forma parte del compuesto y que es extraída de la misma bacteria. 
    La vacuna debe administrarse a los 2, 4 y 6 meses de nacido, más otra dosis de refuerzo entre los 15 y 18 meses. A decir del infectólogo del Hospital Infantil de México, el costo de cada aplicación no es accesible para toda la población, pero es muy importante considerar que al cubrir las 4 dosis el niño puede quedar protegido en aproximadamente 90% de las formas de invasión de la bacteria, de manera que vale la pena contemplarlo dentro del presupuesto familiar.
    El entrevistado acota que la frecuencia en las infecciones baja considerablemente después de los dos años de edad, por ello no se recomienda la vacuna a quien sea mayor de esta edad, a menos que el chico tenga problemas de asma, corazón o bazo.
  • Vacuna no conjugadaContiene componentes que brindan protección ante 23 serotipos del neumococo que pueden afectar al adulto mayor, a quienes debe administrarse después de los 65 años de edad y repetir la dosis cada 3 a 5 años.

Debemos destacar que actualmente se encuentra en desarrollo una nueva vacuna conjugada que protegerá a los pequeños ante 11 serotipos de la bacteria.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Asma y EPOC

Los enemigos de México: tabaquismo y obesidad


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore