Asma, más que obstrucción de bronquios

Miércoles 13 de abril del 2016, 02:11 pm, última actualización
    SyM
Asma, Obstrucción de bronquios

El asma es enfermedad pulmonar crónica, caracterizada por inflamación bronquial continua (o perenne) a la cual se agregan episodios de estrechamiento brusco y reversible de los bronquios.1,2

El asma es enfermedad muy común. Se calcula que 12 a 15% de la población mundial la padece y en las últimas décadas la cantidad de pacientes asmáticos ha aumentado.2

¿A qué edad se presenta el asma?

La enfermedad puede iniciarse a cualquier edad, aunque por lo general se presenta antes de los 20 años. En los niños, la mitad de los casos comienza antes de los 3 años de edad y 80% antes de los 5 años.1

En la población infantil se detecta mayor número de casos en familias con antecedentes de otras enfermedades alérgicas (rinitis, dermatitis atópica), siendo frecuente la exacerbación de los síntomas durante las infecciones virales, el contacto con alérgenos, el ejercicio, el humo del tabaco y la contaminación ambiental.1,2

¿Qué factores intervienen para que una persona padezca asma?

Es importante el factor hereditario en el desarrollo de la enfermedad, aunque la herencia no es lo único que interviene.1

Existe evidencia de que factores del medio ambiente tienen fuerte influencia en el desarrollo del asma, entre estos se pueden citar los alérgenos inhalados (polen de distintas plantas, hongos, ácaros del polvo doméstico) y los provenientes de los alimentos, las infecciones, el humo del tabaco, la contaminación ambiental, irritantes (perfumes, desinfectantes), el clima, y en algunos pacientes, el ejercicio físico y el estrés pueden desencadenar crisis de asma.1,2

  • Una respuesta exagerada de los bronquios haciendo que estos se estrechen ante diferentes estímulos físicos, químicos o biológicos.
  • Engrosamiento de la cubierta interna de los bronquios (mucosa), debido a una inflamación crónica.
  • Debido a esta inflamación crónica, hay aumento de las secreciones contenidas en el interior de los bronquios.

La combinación de estas tres alteraciones provoca la obstrucción de los bronquios y el aumento de la resistencia al paso del aire, tanto a la inspiración como a la espiración, por lo que el aire se queda atrapado en el interior de los pulmones.2

Lo anterior hace que el paciente sienta falta de aire, dificultad para respirar y respire más rápido.2

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de asma?

El ataque de asma generalmente tiene comienzo súbito. Hay dificultad para respirar, sensación de opresión en el pecho, silbidos audibles al respirar y tos con flemas espesas. Los ataques se manifiestan de forma recurrente, son más frecuentes en la noche o la madrugada, y pueden ser desencadenados por los estímulos antes mencionados.2 

Diagnóstico

Los síntomas de asma, aunque característicos, no son exclusivos de la enfermedad.

Esto ocasiona que muchos pacientes no sean diagnosticados adecuadamente. Junto a los datos clínicos, el estudio de la función pulmonar (espirometría) confirma el diagnóstico de esta enfermedad.2 De ahí la importancia de que cualquier paciente con falta de aire, crisis de tos nocturna o presencia de silbidos al respirar, sea valorado por el médico.

Fuentes:

  1. Bacharier L, Boner A, Carlsen K et al. Diagnosis and treatment of asthma in childhood: a PRACTALL consensus report.Allergy 2008;63:5-34.
  2. Plaza V, Álvarez F, Casan P y cols. Guía española para el manejo del asma. Arch Bronconeumol 2003;39(Supl 5):3-42.