Centro de Asma y EPOC / Artículos

Edema pulmonar, líquido en los pulmones de riesgo mortal

La acumulación de agua en los pulmones puede dificultar la respiración y conducir a la muerte en pocas horas si no se recibe atención adecuada. ¿Qué provoca el edema pulmonar?

 

Causas de edema pulmonar

La formación de edema pulmonar, es decir, de acumulación de líquido en los pulmones (principalmente agua), puede ser consecuencia de:

En conjunto, estos factores pueden provocar que las arterias que envían sangre al corazón (coronarias) reduzcan su tamaño; así, el vital líquido circula con lentitud haciendo que el oxígeno y los nutrientes que este órgano requiere se resulten insuficientes. Sin acceso al oxígeno, las células sufren daños graves, propiciando que el corazón no trabaje a su capacidad total.

Esta insuficiencia cardiaca aumenta la presión de venas pulmonares haciendo que el líquido se filtre por los poros de éstas y llegue a alvéolos, bronquios y bronquiolos; esto causa "pulmones encharcados", lo que constituye una barrera para la óptima función respiratoria.

Además del mal funcionamiento cardiaco, otras causas de edema pulmonar son:

Síntomas y tratamiento del edema pulmonar

La dificultad para respirar, sensación de falta de aire y sonidos roncos, gorgoteos o silbantes en la respiración, son los principales síntomas de edema pulmonar; la gravedad de éstos puede generar una situación de emergencia potencialmente mortal que requiere atención inmediata.

El tratamiento médico inicia poniendo al paciente en posición de Fowler, es decir, sentado (nunca acostado) formando un ángulo aproximado de 45 grados para disminuir el retorno sanguíneo hacia los pulmones.

A continuación, se le administra oxígeno mediante mascarilla o intubación (colocación de un tubo respiratorio en la tráquea que proveerá del gas a través de un aparato especial); en algunos casos, incluso, se administra morfina para que las venas abran y mejore la circulación de oxígeno.

Una vez que el paciente recupera su ritmo respiratorio, se realiza examen clínico para identificar la causa del edema pulmonar y saber si la falta de oxígeno no afectó a otros órganos, como el cerebro; después, se toman placas radiográficas del tórax para conocer el grado de avance.

Si la causa fueron ataques cardiacos, se estabiliza el corazón mediante vasodilatadores, para luego administrar diuréticos; de igual manera, se contempla la necesidad de usar otros medicamentos para tratar ansiedad y algunos más para fortalecer el músculo cardiaco, en la medida de lo necesario.

Un paciente que no responde al tratamiento anterior, debe ser trasladado a una unidad de cuidados intensivos.

Si bien los hombres sufren problemas cardiacos en mayor medida que las mujeres, ellas no deben descuidar ninguno de los factores de riesgo para sufrir edema pulmonar.