Centro de Asma y EPOC / Consejos Alimenticios

Alimentos y medicinas que no se mezclan

Algunos alimentos que forman parte de nuestra dieta pueden interferir con los efectos de los medicamentos que tomamos para mejorar nuestra salud, por lo que se recomienda no mezclarlos cuando menos durante un tiempo; ¿cuáles son?

Los efectos colaterales (que causan cierto tipo de alteraciones al organismo) de ciertos medicamentos pueden tener su origen en nuestro propio cuerpo, pues hay factores que influyen para que así sea. Por ejemplo, el proceso de digestión de los alimentos en el cuerpo puede interferir positiva o negativamente en el aprovechamiento del fármaco por el organismo, ya que hay algunas medicinas que son asimiladas mejor en presencia de alimento en el aparato digestivo; asimismo, existen otras que requieren que el estómago esté vacío para rendir adecuadamente.

En alto porcentaje, los medicamentos ingeridos cuando se tiene el estómago vacío pueden ocasionar ciertos problemas gástricos, como dolor abdominal, náuseas y cólicos, pero esto dependerá también del estado nutricional del enfermo, sexo, edad y la dosis del fármaco.

Por otra parte, algunos médicos omiten en ocasiones preguntar sobre el régimen alimenticio de sus pacientes y, por tanto, no indican qué tipo de bebida o comida debe evitarse o ingerirse, si es el caso, para que el medicamento no tenga un efecto contrario al deseado. A continuación algunas malas combinaciones de alimentos y medicamentos que debes evitar:

Como puedes ver, el alcohol es un muy mal compañero de los medicamentos, pero quienes deben tener mucho más cuidado son los enfermos diabéticos, ya que si toman un fármaco destinado a bajar los niveles de glucosa e ingieren bebidas alcohólicas el riesgo es que se incrementen las cantidades de ácido láctico, que puede llegar a ser mortal.

En otras ocasiones, las dietas ricas en fibra o el consumo de soya también interfieren en la correcta absorción de alguna medicina.

Tal vez te sorprenda, pero se han dado a conocer casos en que el jugo de toronja ha logrado inhibir la acción de algunas enzimas intestinales responsables del óptimo aprovechamiento de ciertos medicamentos (para tratar la acidez estomacal o la presión arterial alta, sobre todo). Los especialistas recomiendan tomar esta bebida dos horas antes o después de ingerir algún fármaco.

Por ello, siempre que asistas a consulta comenta a tu médico el tipo de alimentación que acostumbras seguir, si prefieres ciertos alimentos o bebidas, o si reconoces que alguno tiene efecto especial sobre ti, información que le servirá para saber qué prescribirte y evitar problemas adicionales.