Centro de Asma y EPOC / Temas Relacionados

Estornudos

Al estornudo se le han dado diversos significados a través del tiempo, se cuenta, por ejemplo, que si ocurría una vez se cumpliría un deseo; dos veces, se recibiría un beso y tres ocasiones, mandarían una carta. Asimismo, si se presentaba antes del desayuno era posible que un extraño o conocido llegara al hogar, y dos veces durante tres noches seguidas, presuntamente presagiaba que pronto moriría un miembro de la familia.

En algunas culturas antiguas, como la griega y romana, se creía que al estornudar se producían vacíos en cabeza y alma o también que se expulsaban espíritus malignos del cuerpo, por ello, solían responderle al afectado: "vive" y "salve" para tratar de mitigar las posibles consecuencias. Asimismo, se dice que el papa Gregorio III (731-741) instauró la frase "Dios te bendiga" para proteger a los que estornudaban de los peligros de la enfermedad y, posteriormente, se impuso la moda de exclamar "Jesús" para espantar al mal; en la actualidad, se acostumbra decir "salud", con lo que se desea que la persona se recupere rápidamente. Estas respuestas originadas por supersticiones se han mantenido hasta nuestros días como signos de buenos modales.

Ahora bien, visto en su esencia, el estornudo se refiere a expulsión de aire violenta y sonora a través de fosas nasales y boca, la cual tiene como fin limpiar las vías respiratorias, por ejemplo, cuando una nube de polvo sopla en el rostro, al inhalar sustancias químicas, o bien, al padecer resfriado o gripe común, alergias, rinitis, sinusitis e influenza, ya que las terminales nerviosas de la nariz sufren irritación.

Al suceder lo anterior, se envían impulsos a la base del cerebro, estructura que su vez manda una señal a los músculos del pecho, los cuales presionan el aire en pulmones, cerrándose la faringe; inmediatamente ese aire sale disparado por nariz y boca, generándose con ello el estornudo.

A continuación se describen las enfermedades que causan estornudos:

Para prevenir los padecimientos antes citados es necesario evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura y elementos causantes de alergias, mantenerse abrigado en época de frío y seguir dieta balanceada, la cual puede apoyarse con suplementos alimenticios y multivitamínicos.

Existen muchas ideas erróneas sobre los estornudos y algunas prácticas que, por costumbre o tradición, se siguen hasta nuestros días, por ejemplo creer que se puede promover su aparición al exponerse a la luz, apreciación muy subjetiva que no está científicamente comprobada.

Por último, toma en cuenta que, independientemente de la causa, nunca se debe tratar de detener un estornudo, ya que al cerrar los labios o apretar la nariz puede crearse presión en boca y garganta, lo que fuerza a bacterias o polvo a ingresar a cavidades mucosas de los senos paranasales, trompas de Eustaquio u oídos lo que, en consecuencia, puede ocasionar severa infección. 

Consulta a tu médico.