Infecciones en boca y garganta

Martes 26 de diciembre del 2017, 04:48 pm, última actualización
    SyM
Infecciones en la boca, Infecciones de garganta
Cambios bruscos de temperatura, falta de higiene y contaminación pueden generar infecciones en la garganta.

Se trata de la invasión y reproducción de bacterias, hongos o virus en el revestimiento (mucosas) de boca y garganta que afectan negativamente al sistema inmunológico (encargado de combatir microorganismos nocivos). 

Las infecciones en boca y garganta se deben a que el frío, humedad y contaminación, entre otros factores, disminuyen las defensas que habitualmente protegen al cuerpo ante infecciones.

Causas de malestar en boca y garganta

  • Exposición a cambios bruscos de temperatura.
  • Contaminación ambiental y humo.
  • Fumar.
  • Limpieza inadecuada de la boca.
  • Heridas en la boca por utilizar frenos o puentes dentales.
  • Al respirar por la boca se incrementa la posibilidad de adquirir una infección, pues el contacto con bacterias, virus u hongos es más directo.
  • Contacto con pequeñas gotas de saliva provenientes de estornudos y tos de gente infectada.
  • La fiebre y la tensión nerviosa llegan a generar heridas en la boca, pues en estas condiciones bajan las defensas y los microorganismos se reproducen rápidamente.

Síntomas de infección en la boca o garganta

  • Molestias en la zona, que aumentan al tragar alimentos y bebidas.
  • Presencia de algodoncillo en la garganta o la boca (manchas blancas que aparecen en el fondo de la boca, lengua y paladar, cuya apariencia es similar a la leche cuajada).
  • Aparición de aftas o úlceras muy dolorosas.
  • Pequeñas ampollas cerca de los labios.
  • En ocasiones se altera el sentido del gusto.
  • Irritación e inflamación de la garganta.
  • En caso de graves infecciones de garganta se presentan dolor de cabeza, fiebre, flemas y tos.

Diagnóstico médico

El médico realiza un interrogatorio sobre los síntomas que presenta el paciente, quien puede señalar, por ejemplo, que ha observado granitos en la garganta o algún signo de infección en la boca.

Al mismo tiempo, el profesional de la salud observa directamente boca y garganta para detectar el tipo de lesiones y hasta qué punto se han extendido.

Prevención de malestar en la garganta

  • Higiene bucal adecuada.
  • Uso de enjuagues bucales para evitar el desarrollo de microorganismos y granos en la garganta.
  • Alimentación balanceada.
  • Evitar el estrés o situaciones de mucha tensión emocional. Esto puede controlarse mediante tranquilizantes naturales.
  • Para dotar al organismo de las defensas necesarias se recomienda el consumo de complementos alimenticios que contengan vitamina C.

Tratamiento del dolor

  • Para reducir la presencia de microbios y aliviar los síntomas es recomendable usar soluciones antisépticas, en forma de buches (útiles en caso de algodoncillo en la garganta, por ejemplo) o aplicadas directamente con ayuda de algodón.
  • Al limpiar los dientes, procurar no tallar las heridas con las cerdas del cepillo, para evitar sangrado y dolor.
  • Uso de pastillas y soluciones que aminoren el dolor de garganta.
  • Ante todo, el enfermo debe dejar de fumar.
  • Los medicamentos para aliviar el dolor (analgésicos) y la fiebre (antipiréticos), son buenos auxiliares para controlar las molestias originadas por las infecciones en la boca.