Adicción a la nicotina, mejor método para dejar de fumar - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Nicotina

Miércoles 19 de abril del 2017, 01:36 pm, última actualización.

Se trata de un compuesto líquido incoloro que forma parte del tabaco, y es reconocida como una de las drogas adictivas más utilizadas desde que se identificó por primera vez a principios del siglo XIX. 

Nicotina
Nicotina

Fumar cigarrillos constituye la forma predominante de adicción a la nicotina, ya que al encenderlo e inhalar el humo el compuesto tardará de 5 a 10 segundos en llegar al cerebro, donde estimula la liberación de importantes hormonas, como dopamina y norepinefrina. La primera de ellas se asocia con la sensación de placer y relajación, elimina la angustia y disminuye el factor depresivo, en tanto que la segunda mejora el estado de alerta, incrementa el nivel de energía, acelera la velocidad de asociación de ideas y la expresión del lenguaje.

Los efectos de la nicotina se disipan en unos minutos, lo que causa que el fumador continúe dosificándose frecuentemente durante el día para mantener los efectos placenteros de la droga. Ahora bien, este compuesto puede llegar rápidamente a niveles muy altos en corriente sanguínea y cerebro, dependiendo de cómo se ingiera el tabaco; por ejemplo, fumar cigarrillos resulta en una distribución rápida de la nicotina por todo el cuerpo, pero los fumadores de puros o pipas generalmente no inhalan el humo, por lo tanto la nicotina se absorbe más lentamente a través de las membranas mucosas de la boca, tal como sucede en quien lo mastica.

En promedio, los cigarrillos que se comercializan hoy en día contienen 10 mg de nicotina, y al inhalar el humo de la combustión el fumador absorbe entre 1 a 2 mg de la sustancia. De manera que en un período de 5 minutos, un fumador típico le da 10 fumadas a un cigarrillo encendido, y si esta persona fuma alrededor de un paquete y medio (30 cigarrillos) al día, le da a su cerebro unos 300 “golpes” diarios de nicotina; estos factores contribuyen considerablemente a su naturaleza altamente adictiva.

Además de las propiedades de la nicotina mencionadas, otros aspectos que hay que considerar para entender por qué la gente fuma son su fácil adquisición, las pocas restricciones legales y sociales por su uso, y los métodos de publicidad que utilizan las compañías fabricantes.

Por otra parte, es importante también saber que la nicotina mancha el esmalte de los dientes tornándolo amarillento, además de que irrita la mucosa que cubre por dentro el estómago propiciando gastritis. Por si fuera poco, cuando una mujer embarazada absorbe la sustancia a través del tabaco puede propiciar la muerte del feto y si fuma durante el periodo de lactancia provocará en el bebé irritabilidad, diarrea y, en caso extremo, muerte súbita.

¡Me hace falta!

Cuando el individuo se habitúa a la nicotina y, por la razón que sea, no puede administrársela, empezará a generar cambios importantes en su personalidad, como angustia, ansiedad, irritabilidad, falta de apetito, mal humor, nerviosismo, insomnio y dificultad para concentrarse, entre otros síntomas que agrupan lo que se reconoce como síndrome de abstinencia.

Como podemos entender, acabar con el hábito de fumar puede resultar muy complicado. De acuerdo a una investigación efectuada en México, 92% de los pacientes que acuden a cualquier clínica antitabaco consiguen dejar el cigarro por un tiempo, pero el porcentaje de reincidencia es muy alto: 30% prueba nuevamente tabaco a los tres meses, 40% a los seis meses y la cifra alcanza 60% cuando transcurre un año. Los especialistas señalan que una posible causa de reincidencia es la carencia de dopamina.

En la gran mayoría de los casos los fumadores necesitan de algo más que su voluntad para abandonar la adicción a la nicotina, para lo cual se valen de medios como la terapia conductual o en grupo, programas de autoayuda, aditamentos para filtrar el humo del cigarro, hipnosis o acupuntura. De estos métodos se registran más fracasos que éxitos, pero continúan vigentes como alternativas al fumador; por otra parte se ubican los medicamentos, que con diversas fórmulas atienden principalmente las sensaciones de dependencia.

No obstante, el fumador que quiere dejar de depender de la nicotina cuenta con la opción terapéutica de írsela administrando en dosis muy bajas sin tener la necesidad de prender un cigarrillo, mismas que conforme avanza el tratamiento se irán reduciendo gradualmente hasta que desaparezca la dependencia. Nos referimos a emplear los llamados deshabituantes del tabaco, de los cuales el mercado farmacéutico ofrece los siguientes tipos:

Parches. Se adhieren sobre zona seca y sin vello (por ejemplo, estómago o parte superior del brazo). Su efecto consiste en proporcionan a lo largo de 24 horas pequeñas dosis de nicotina a fin de que no se manifiesten los síntomas de la abstinencia; están disponibles para etapas inicial (libera 15 mg), intermedia (10 mg) y final (5 mg).

Pese a que cada día hay que colocar uno nuevo, la nicotina que suministra es absorbida por el cuerpo con mayor lentitud que la que se encuentra en los cigarros. Ahora bien, debe tenerse en cuenta que si se fumar mientras se tenga puesto el parche se concentrará gran cantidad de nicotina en el organismo y ello puede derivar en afecciones cardiovasculares.

Goma de mascar. El principio es el mismo que el de los parches: se reemplaza la nicotina del cigarrillo por otra fuente que la contiene, pero en una dosis de 2 mg; como ventaja adicional se ha comprobado que alivia los síntomas de la abstinencia en forma rápida. En cuanto a la duración del tratamiento, se ha establecido que para que se obtengan buenos resultados es necesario masticar una pieza de chicle cada dos horas por un lapso de 1 a 3 meses, pero en cuanto se reduzca el consumo a 1 ó 2 durante todo el día se puede dejar de recurrir a este método.

El mejor efecto de este tipo de deshabituante se consigue si el chicle se mastica suavemente hasta que se sienta fuerte sabor o ligera comezón en la lengua, lo que indica que parte de la nicotina ha sido suministrada, a continuación, la goma debe colocarse entre mejilla y dientes sin masticar, acción que se reanuda cuando la sensación de comezón desaparece; cada pieza debe ser mascada por 30 minutos. Algunos pacientes muestran leves efectos secundarios, que incluyen hipo, molestias gástricas y dolor de mandíbulas, los cuales desaparecen si el producto se utiliza en forma correcta.

Inhalador. Consta de una boquilla y cartucho que contiene nicotina, la cual es liberada en dosis de 5 mg. Se recomienda seguir este tratamiento durante tres meses, periodo en el cual se va reduciendo la dosis original hasta que ya no necesite el artefacto.

Su uso es recomendado por algunos terapeutas, ya que puede ser herramienta clave para reducir sustancialmente el consumo de tabaco, pues el aparato, además de contener nicotina, imita ciertos aspectos del acto de fumar, es decir, se puede llevar a la boca como si se tratara de un cigarro. Es importante mencionar que puede ocasionar leves efectos secundarios, como tos, irritación en nariz, boca y garganta, acidez y náusea, mismos que desaparecen en dos semanas.

Sin embargo, y de acuerdo a lo que señalan quienes dirigen las clínicas antitabaco del país, el mejor método para dejar de fumar depende de diseñar un tratamiento individualizado, pues los factores son únicos en cada paciente, como la cantidad de cigarros que consume, si éstos tienen o no filtro, la marca —ya que algunas liberan mayor cantidad de nicotina—, así como los hábitos del fumador y, por supuesto, la condición de su salud.

Consulta a tu médico.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Asma y EPOC

ABC del asma


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore