Centro de Bebés / Análisis y Estudios de Laboratorio

Examen de ácido fólico en sangre (folato en suero)

Prueba que mide la cantidad de ácido fólico o folato en sangre, la cual es una vitamina del complejo B que ayuda a formar los glóbulos rojos y producir ADN (ácido desoxirribonucleico, molécula que contiene la información genética), además de que interviene en el crecimiento de células y tejidos.

Para qué sirve

El examen es útil para detectar deficiencia de ácido fólico (vitamina B9), lo que facilita el diagnóstico de anemia o neuropatía (lesión en un nervio), amén de evaluar el estado nutricional del paciente y monitorizar la eficacia del tratamiento en caso de insuficiencia del nutriente.

Asimismo, se puede solicitar el análisis de ácido fólico en sangre en los siguientes casos:

En qué consiste

Se toma muestra a través de una vena (por lo general de la región interior del codo o dorso de la mano). El sitio a puncionar se limpia con desinfectante y, a continuación, se coloca banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para concentrar la irrigación sanguínea en la zona.

Posteriormente, se introduce aguja en la vena y la sangre se recolecta en frasco hermético o tubo especial. Una vez recogida la muestra, se cubre la herida con algodón para prevenir alguna hemorragia.

En bebés o en niños pequeños se puede utilizar instrumento puntiagudo (lanceta) para punzar la piel y hacerla sangrar. El vital líquido se recoge en tubo pequeño de vidrio o en tira reactiva.

Preparación del paciente

Es importante que la persona acuda al examen con 8 horas de ayuno. En algunos casos, el médico puede recomendar que se suspenda la administración de algún medicamento que pudiera interferir con los resultados del examen, como suplementos de ácido fólico, entre otros.

¿Hay riesgos?

Las posibles complicaciones son las de cualquier examen de de este tipo, entre las que se encuentran hemorragia, desmayo, mareo, hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel), infección (riesgo leve que ocurre cuando se presenta ruptura de la piel) y punciones múltiples para localizar las venas.

Cabe recordar que la aguja debe ser estéril y desechable, a fin de evitar la propagación de infecciones como las ocasionadas por los virus de inmunodeficiencia humana (VIH, que ocasiona el sida) o de la hepatitis B o C (generan daño en el hígado y condicionan la formación de cáncer).

Resultados

El rango normal de ácido fólico es 2.7 a 17.0 nanogramos por mililitro de sangre (ng/ml). Si los niveles son menores puede deberse a dieta inadecuada, síndrome de malabsorción de nutrientes, anemia, desnutrición o neuropatía. La interpretación de la prueba debe correr a cargo de un médico (general, ginecólogo, genetista, endocrinólogo).



Fuentes: