Centro de Bebés / Análisis y Estudios de Laboratorio

Examen para antígeno del rotavirus

Una de las infecciones gastrointestinales más comunes en lactantes y niños es causada por rotavirus, cuyo síntoma principal suele ser la diarrea y el riesgo de deshidratación. Para su detección, es de gran utilidad el examen para antígeno del rotavirus, el cual no implica riesgo alguno ni requiere preparación especial.

 

Solamente es necesario recoger muestra de heces del pequeño (en recipiente limpio) durante la fase aguda de la infección (período en el cual se presentan las evacuaciones líquidas), para que sea evaluada en laboratorio.

Resultados de examen para antígeno del rotavirus

Este examen se realiza para diagnosticar una infección vírica, de tal forma que si se detecta el rotavirus en las heces el resultado es anormal (la ausencia del microorganismo se considera como normal).

Como en cualquier examen de laboratorio, los resultados solamente pueden ser interpretados por el médico.

Cómo prevenir infección por rotavirus

La higiene adecuada es práctica fundamental en la prevención de infecciones gastrointestinales. Particularmente, el rotavirus puede transmitirse con facilidad de una persona a otra, por lo que es necesario lavarse muy bien las manos después de convivir con un niño infectado (o que se sospecha que lo está), así como desinfectar cualquier superficie que haya estado en contacto con las heces.

Igualmente, existe una vacuna oral para ayudar a prevenir la infección grave por rotavirus en niños menores de 8 meses de vida, cuyas dosis (2 o 3, dependiendo de la marca) se administran a los 2, 4 y 6 meses de edad.

Consulta a tu médico.