Primeros pasos del bebé - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Febrero 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Tu bebé “anda en buenos pasos”?

Martes 26 de abril del 2016, 12:09 pm, última actualización

Mes a mes los pequeñines se preparan para conquistar el mundo que les rodea, y es durante el primer año cuando desarrollan fortaleza muscular y coordinación necesaria para comenzar a caminar. Con un poco de ayuda de sus padres, esta tarea puede ser más sencilla y exitosa.

Bebé, Primeros pasos, Equilibrio, Caminar

Todos los recién nacidos están dotados del reflejo de la marcha, pues al sostenerlos del tronco y apoyar sus pies en superficie plana y dura, automáticamente dan unos pasos; sin embargo, a los 2 meses este reflejo desaparece e inicia largo proceso de aprendizaje.

"Primero logran darse vuelta, reptar, sentarse y gatear, y hacia los 4 ó 5 meses tiene lugar la flexión de piernas en dirección de arriba hacia abajo, lo cual les permite fortalecer sus músculos en los siguientes 2 ó 3 meses", explica el ortopedista y pediatra Agustín González Caraza, adscrito al Hospital Santa Fe de la Ciudad de México.

A los 8 meses, el bebé intentará incorporarse y mantenerse de pie, buscando como punto de apoyo un mueble. Al poco tiempo podrá desplazarse y mantenerse parado sin apoyo, y es en este momento cuando puede dar sus primeros pasos con ayuda.

Entre los 9 y 10 meses aprende a doblar sus rodillas y sentarse desde la posición de pie; pero es hasta los 13 meses cuando la mayoría de los niños caminan solos. "Cuando esto ocurre, flexionan codos, dirigen las puntas de los pies hacia dentro o afuera y sacan los glúteos, lo que les permite localizar el centro de gravedad y mantener el equilibrio", indica el experto.

¿Cómo estimular los primeros pasos del bebé?

Desde el primer mes hay que acostar al bebé sobre una sábana y moverla de un lado a otro para ayudarlo a girar sobre su cuerpo; esto puede acompañarse de otros ejercicios, como levantarle las piernas y dirigirlas hacia el tronco. Cuando ya aprendió a pararse, se le puede ayudar a volver hacia abajo, indicándole cómo debe flexionar sus rodillas para sentarse de nuevo.

Para alentarlo a aprender a caminar, podemos colocarnos frente a él o ella, ya sea de rodillas o de pie, sosteniendo sus manos y tratando de que se acerque hacia nosotros. Y para enseñarle a mantener el equilibrio, habrá que dejarlo parado y con pies descalzos, apoyados en el piso; luego, nos colocamos atrás y sostenemos suavemente su espalda.

La andadera ¿sí o no?

Este aparato ha sido motivo de grandes controversias; al respecto, el Dr. González Caraza indica que su uso no genera deformidades ni nada por el estilo. "El inconveniente es que hay quienes ponen al bebé en la andadera a edad muy temprana, cuando ni siquiera alcanza el piso. En consecuencia, camina de puntas y sentado; por otra parte, dicho implemento es causante de alto número de accidentes, pues cuando el niño quiere alcanzar un objeto se va de frente con todo y andadera".

El uso de andadera representa cierta comodidad cuando no podemos estar cerca del bebé, pero puede sustituirse por un arnés. Es parecido a las cangureras o porta bebés, y está provisto de tirantes que pueden colgarse al margen de una puerta.

"Considero que es más dinámico en el sentido de que el niño se esfuerza y aprende que para caminar necesita apoyar toda la planta del pie en el piso; además, si se necesita dejarlo en lugar fijo puede fungir como columpio. Y si se sostiene de los tirantes, facilita la marcha del pequeño sin necesidad de agacharse", señala el ortopedista.

¿Y los zapatos?

Otro punto importante es la elección del calzado, la cual dependerá de la edad del niño. Si es recién nacido, los zapatos de tela son buena opción porque protegen los pies del frío y calor. Cuando comienza a gatear y ponerse de pie con apoyo, puede ser de piel con suela de goma, siempre y cuando sea flexible, ligero, cómodo y el tacón esté ligeramente dibujado (de preferencia debe ser una botita que llegue abajo de los huesos del tobillo).

"Durante este periodo se recomienda permitir la marcha sin zapatos ni calcetines. Asimismo, es necesario enseñarle al menor a caminar de puntas y talones para fortalecer la capa de músculos que se localizan en la planta del pie. Y cuando esté cerca de cumplir los 3 años, hay que alternar zapatos con suela más rígida y de goma", aconseja el Dr. González Caraza.

En este contexto, cabe destacar que en la actualidad muchas casas comerciales insisten en ponerle al niño zapato ortopédico, principalmente para corregir el pie plano. Es preciso aclarar que esta característica la encontramos en más de 90% de infantes debido a la grasa contenida en la planta del pie, la cual se va perdiendo conforme se acercan a los tres años.

"En las consultas se le indica a los padres que antes de esa edad no tienen de qué preocuparse, pero deben estar pendientes de caídas frecuentes, cansancio fácil y desgaste anormal en la suela del zapato, que de continuar después de los 3 años requerirán tratamiento”, acota el especialista.

Evolución del bebé

A continuación te presentamos las etapas más representativas en el desarrollo de la marcha de los pequeños para que puedas identificar si todo va bien con tu hijo.

0 a 3 meses

Logra levantar y sostener su cabeza cuando lo acuesta boca abajo y gira sobre su cuerpo.

4 a 6 meses

Se sienta con ayuda (hasta los 6 meses logra sentarse solo) y flexiona las piernas.

7 a 9 meses

Cuando está boca abajo puede voltearse hacia arriba; gatea y se pone de pie con ayuda.

10 a 11 meses

Se arrastra, gatea, puede hincarse, se sostiene con apoyo, da los primeros pasos con ayuda y le gusta estar en el suelo.

12 meses

Camina con ayuda y trata de explorar la casa.

13 a 18 meses

Logra caminar solo, al inicio con inseguridad, mejorando hasta que corre, patea una pelota o baila al ritmo de la música.

19 a 24 meses

Ya camina y corre con mayor facilidad, sube escaleras con ayuda, sus pasos son más rápidos y utiliza todo el pie para caminar.

2 a 3 años

Tiene la suficiente destreza para caminar, pararse, correr y saltar, aunque caminar en puntas puede requerirle más esfuerzo y concentración.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Visita ya el Centro de Embarazo Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Bebés

Si tu bebé nació por cesárea, ¡tienes que leer esto!


Ver más...

El estallido de un globo alcanza hasta 168 decibeles, ruido más alto que un disparo con arma calibre 12. El máximo nivel de ruido para una persona no debería exceder 140 decibeles.




Comscore