Centro de Bebés / Artículos

Masaje infantil: calidez y comunicación en sus manos

Representa maravilloso e incomparable medio de conocimiento y unión entre padres e hijo; al mismo tiempo, aporta sinnúmero de beneficios en el desarrollo y salud del pequeño. ¡Descubre los beneficios del masaje en bebés!

Se trata de una de las más antiguas y sencillas terapias utilizadas para solucionar diversas dolencias debido a su alta efectividad, a que trata a la persona como unidad psicofísica, corrige bloqueos energéticos y reactiva la tensión centrada en alguna parte del cuerpo. En resumen, el masaje es una técnica de manejo energético que funciona en los niveles físico, mental y emocional de chicos y grandes.

“Se ha comprobado que beneficia el crecimiento del niño desde que nace, abandona la posición fetal, comienza a estirar los músculos y coordina sus movimientos. Ello se debe a que le ayuda a desarrollar habilidades, permite preparar su cuerpo para la actividad y mejorar relajación y movilidad”, explica Ramón Augusto Angulo Monroy, técnico en Acupuntura por el Colegio Nacional de Acupunturistas.

En especial, destaca que el masaje infantil favorece los vínculos afectivos entre mamá y papá con el bebé, ya que incluye los elementos principales para establecerlos, como contacto con la mirada y piel, sonrisas, sonidos, abrazos, caricias, olor, respuesta a estímulos e interacción.

Grandes beneficios del masaje en bebés y niños

El contacto “piel con piel” es una de las primeras formas mediante las cuales los padres transmiten amor a su bebé. Por tanto, el masaje al bebé constituye excelente medio para establecer lazo afectivo con el chiquillo, además de ser momento ideal para hablarle y cantarle.

“La importancia del contacto físico consiste en establecer canales de comunicación muy importantes para la vida; no obstante, mucha gente lo deja fuera por serie de acontecimientos de índole cultural, como son su asociación con sexualidad y pecado”, advierte el especialista.

Es necesario dejar a un lado los prejuicios para aprovechar las bondades de la proximidad física a través del masaje:

¿Cómo masajear a mi bebé en casa?

Si quieres que tu bebé reciba todos los beneficios del masaje, a continuación le proporcionamos, con asesoría de Ramón Augusto Angulo Monroy, sencilla guía que puede seguir en la comodidad de tu hogar:

¡Acaba con los cólicos!

Puedes aliviar esta dolencia tan común en el bebé por medio de la técnica que nos ocupa. Comienza en la zona del abdomen moviendo las manos (utilizando la parte externa) en forma de remo, una enseguida de la otra desde arriba hacia abajo. Luego, rota las manos en forma circular sobre el abdomen de derecha a izquierda.

"Es importante distinguir entre un cólico por calor y uno ocasionado por frío. El primero se distingue del segundo porque al tocar el abdomen el bebé manifiesta dolor; en cambio en el otro se alivia la dolencia. En caso de que el bebé muestre mayor incomodidad mediante el contacto, puedes estimular el centro de la mano del infante y el arco de su pie para aliviar el malestar", explica el terapeuta.

Bájale la fiebre

En primer lugar, deja a tu bebé con ropa ligera y manténlo hidratado, posteriormente, da masaje suave en la parte posterior del cuello, o bien en la planta de los pies con agua.

Estimula su sistema de defensas

Primero eleva el brazo del pequeño y masajea su axila varias veces, frotando los nódulos linfáticos que se encuentran en esa área; repite esta operación con la otra extremidad. También puedes dar el masaje desde las manos hasta la axila, de la punta de los pies a las ingles o de la frente hacia atrás. Toma en cuenta que el tacto debe ser muy suave, similar al toque de las alas de mariposa.

Mejora su ritmo cardiaco

Colocando ambas manos en el centro del pecho, empuja hacia los lados siguiendo la caja torácica, como si estuviera alisando las páginas de un libro.

Contra estrés y ansiedad

Da masaje a los lados de la columna, de la pelvis hasta la parte baja del cuello, y por el centro de la misma baje hasta la zona donde inició. Puedes hacerlo con las manos o con cepillo de cerdas naturales: en la espalda cepilla de los lados de la columna hacia arriba y del centro de la columna hacia abajo.

Te aconsejamos realizar estos masajes en ambiente cálido y poner música de fondo muy suave, pues ello le permitirá al bebé alcanzar óptima relajación y lograr sencilla transición al sueño.