Cómo prevenir la asfixia en niños y bebés - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Febrero 2018 | Iniciar Sesión



Imprimir

Prevención de asfixia en niños y bebés

  • Basta que algo sea pequeño, colorido, fácil de manipular y no necesariamente comestible para que un bebé o niño menor de 1 año se lo lleve a la boca y enfrente el riesgo de asfixia por atragantamiento. Los adultos debemos estar preparados para saber cómo actuar ante esta emergencia y, mejor aún, aprender a prevenirla. ¡Protege a tus hijos!   1-14

    Basta que algo sea pequeño, colorido, fácil de manipular y no necesariamente comestible para que un bebé o niño menor de 1 año se lo lleve a la boca y enfrente el riesgo de asfixia por atragantamiento. Los adultos debemos estar preparados para saber cómo actuar ante esta emergencia y, mejor aún, aprender a prevenirla. ¡Protege a tus hijos!

  • La asfixia en menores ocurre cuando no pueden respirar debido a que un alimento, juguete, la batería de un reloj u otro objeto pequeño obstruye (parcial o completamente) sus vías respiratorias, es decir, garganta o tráquea. Si no recibe suficiente oxígeno, la víctima puede presentar daño cerebral permanente, ¡en tan sólo 4 minutos! 2-14

    La asfixia en menores ocurre cuando no pueden respirar debido a que un alimento, juguete, la batería de un reloj u otro objeto pequeño obstruye (parcial o completamente) sus vías respiratorias, es decir, garganta o tráquea. Si no recibe suficiente oxígeno, la víctima puede presentar daño cerebral permanente, ¡en tan sólo 4 minutos!

  • Los signos de peligro de asfixia comprenden dificultad para respirar (costillas y pecho se retraen), color azulado de la piel, pérdida de conocimiento (falta de respuesta); si la obstrucción no se alivia, incapacidad para llorar o hacer mucho ruido, tos ineficaz y débil, además de sonidos suaves o chillones al inhalar. 3-14

    Los signos de peligro de asfixia comprenden dificultad para respirar (costillas y pecho se retraen), color azulado de la piel, pérdida de conocimiento (falta de respuesta); si la obstrucción no se alivia, incapacidad para llorar o hacer mucho ruido, tos ineficaz y débil, además de sonidos suaves o chillones al inhalar.

  • Administrar de inmediato los primeros auxilios para asfixia puede salvar la vida del pequeño, pero si un bebé está tosiendo o llorando con fuerza, no debes practicarlos. Expertos aseguran que la tos y el llanto fuerte pueden ayudar a empujar el objeto fuera de la vía respiratoria, lo cual significaría que pasado el susto, todo vuelve a la normalidad. 4-14

    Administrar de inmediato los primeros auxilios para asfixia puede salvar la vida del pequeño, pero si un bebé está tosiendo o llorando con fuerza, no debes practicarlos. Expertos aseguran que la tos y el llanto fuerte pueden ayudar a empujar el objeto fuera de la vía respiratoria, lo cual significaría que pasado el susto, todo vuelve a la normalidad.

  • Si el bebé NO tose o llora con fuerza, realiza la maniobra de Heimlich.  Acuéstalo boca abajo, a lo largo de tu brazo, utilizando tu regazo o muslo como apoyo. Sostén el pecho del bebé con tu mano y la mandíbula con tus dedos; mantén su cabeza apuntando hacia abajo (a un nivel más bajo que el cuerpo) y da 5 golpes fuertes y rápidos entre los omóplatos del pequeño, usando para ello la base de la palma de la mano libre. Si el pequeño ya no cabe en tu brazo puedes aplicar la maniobra de Heimlich para niños mayores. 5-14

    Si el bebé NO tose o llora con fuerza, realiza la maniobra de Heimlich. Acuéstalo boca abajo, a lo largo de tu brazo, utilizando tu regazo o muslo como apoyo. Sostén el pecho del bebé con tu mano y la mandíbula con tus dedos; mantén su cabeza apuntando hacia abajo (a un nivel más bajo que el cuerpo) y da 5 golpes fuertes y rápidos entre los omóplatos del pequeño, usando para ello la base de la palma de la mano libre. Si el pequeño ya no cabe en tu brazo puedes aplicar la maniobra de Heimlich para niños mayores.

  • Si el objeto no sale de la vía respiratoria después de 5 golpes, voltea al bebé boca arriba y apoya su cabeza en tu regazo/muslo. Coloca dos dedos en la mitad del esternón (por debajo de las tetillas) y practica hasta 5 compresiones rápidas hacia abajo, hundiendo el pecho hasta un tercio a la mitad de su profundidad. Si puedes ver el objeto, retíralo con el dedo. 6-14

    Si el objeto no sale de la vía respiratoria después de 5 golpes, voltea al bebé boca arriba y apoya su cabeza en tu regazo/muslo. Coloca dos dedos en la mitad del esternón (por debajo de las tetillas) y practica hasta 5 compresiones rápidas hacia abajo, hundiendo el pecho hasta un tercio a la mitad de su profundidad. Si puedes ver el objeto, retíralo con el dedo.

  • Si el objeto no es expulsado después de 5 golpes, voltea al bebé y continúa ahora con 5 golpes en la espalda, seguidos de 5 compresiones pectorales hasta desalojar el objeto. Si el bebé queda inconsciente, deja de respirar o se torna color azul, pide ayuda de inmediato. 7-14

    Si el objeto no es expulsado después de 5 golpes, voltea al bebé y continúa ahora con 5 golpes en la espalda, seguidos de 5 compresiones pectorales hasta desalojar el objeto. Si el bebé queda inconsciente, deja de respirar o se torna color azul, pide ayuda de inmediato.

  • Si sabes realizar RCP (reanimación cardiopulmonar), practícala, de lo contrario, grita y pide ayuda, o acude a los servicios de emergencia. Una interrupción de la función respiratoria durante 4 o 5 minutos puede afectar de manera irreversible (sin posibilidad de corregir el daño) los centros nervioso del cerebro. 8-14

    Si sabes realizar RCP (reanimación cardiopulmonar), practícala, de lo contrario, grita y pide ayuda, o acude a los servicios de emergencia. Una interrupción de la función respiratoria durante 4 o 5 minutos puede afectar de manera irreversible (sin posibilidad de corregir el daño) los centros nervioso del cerebro.

  • Aun si la asfixia o tos desaparecieron, un niño que ha ingerido (o creas que lo hizo) un objeto extraño, debe ser vigilado para verificar si presenta dolor, fiebre, vómito o sensibilidad localizada. También es importante examinar sus heces (deposiciones) para ver si el objeto ha sido desalojado, lo que en ocasiones puede causar sangrado rectal o anal. 9-14

    Aun si la asfixia o tos desaparecieron, un niño que ha ingerido (o creas que lo hizo) un objeto extraño, debe ser vigilado para verificar si presenta dolor, fiebre, vómito o sensibilidad localizada. También es importante examinar sus heces (deposiciones) para ver si el objeto ha sido desalojado, lo que en ocasiones puede causar sangrado rectal o anal.

  • Los objetos puntiagudos (alfileres y tornillos, por ejemplo) generalmente atraviesan el tracto gastrointestinal sin mayor complicación. No obstante, algunas veces se requieren radiografías, sobre todo, si el pequeño presenta dolor o si el objeto no sale al cabo de 4 a 5 días. 10-14

    Los objetos puntiagudos (alfileres y tornillos, por ejemplo) generalmente atraviesan el tracto gastrointestinal sin mayor complicación. No obstante, algunas veces se requieren radiografías, sobre todo, si el pequeño presenta dolor o si el objeto no sale al cabo de 4 a 5 días.

  • Para prevenir el riesgo de asfixia, mantén objetos pequeños (monedas, botones, etc.), globos o alimentos (frijoles crudos, palomitas de maíz o uvas, por ejemplo) fuera del alcance de bebés y niños. Verifica que sus muñecos de fieltro o peluche, al igual que cualquiera de sus juguetes, no contengan partes que puedan desprenderse, como nariz u ojos. 11-14

    Para prevenir el riesgo de asfixia, mantén objetos pequeños (monedas, botones, etc.), globos o alimentos (frijoles crudos, palomitas de maíz o uvas, por ejemplo) fuera del alcance de bebés y niños. Verifica que sus muñecos de fieltro o peluche, al igual que cualquiera de sus juguetes, no contengan partes que puedan desprenderse, como nariz u ojos.

  • Corta muy bien sus alimentos (en especial, si no le han salido todos los dientes) y procura ofrecerle trozos de comida sólida menores al tamaño de una moneda. Si se trata de dulces o caramelos, también es importante revisar que tengan dimensiones pequeñas, de lo contrario, procura partirlos en diminutos trozos. 12-14

    Corta muy bien sus alimentos (en especial, si no le han salido todos los dientes) y procura ofrecerle trozos de comida sólida menores al tamaño de una moneda. Si se trata de dulces o caramelos, también es importante revisar que tengan dimensiones pequeñas, de lo contrario, procura partirlos en diminutos trozos.

  • Enseña a tu bebé o niño pequeño a que NUNCA debe colocar objetos extraños en su nariz o en otras aberturas del cuerpo. Si es necesario, habla fuerte y expresa un 13-14

    Enseña a tu bebé o niño pequeño a que NUNCA debe colocar objetos extraños en su nariz o en otras aberturas del cuerpo. Si es necesario, habla fuerte y expresa un "No" rotundo cuando lo haga. Siempre es mejor mostrarte enérgica un momento, que pasar un susto más adelante.

  • Vigila a tu bebé o niño siempre. Si ha empezado a gatear o caminar, evita que recorra la casa mientras come porque podría atragantarse con el alimento; tampoco permitas que coma acostado en el sofá o la cama. Como verás, nunca puedes bajar la guardia cuando hay pequeños en casa. ¡Su seguridad está en tus manos!  14-14

    Vigila a tu bebé o niño siempre. Si ha empezado a gatear o caminar, evita que recorra la casa mientras come porque podría atragantarse con el alimento; tampoco permitas que coma acostado en el sofá o la cama. Como verás, nunca puedes bajar la guardia cuando hay pequeños en casa. ¡Su seguridad está en tus manos!

Siguiente
Anterior

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.


Pregunta al médico, Atención médica virtual gratuita Centros de información en temas de salud, Cuidados de la salud Noticias sobre salud, Suscripción artículos de salud especializados

Pasar mucho tiempo en habitaciones y oficinas con poca luz puede cambiar la estructura del cerebro y dañar la capacidad para aprender y recordar.




Comscore