Ventajas de la lactancia materna para la salud del bebé - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lactancia materna

Miércoles 19 de abril del 2017, 12:20 pm, última actualización

La lactancia es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional, inmunológico y emocional al bebé, ya que le brinda todos los nutrientes y anticuerpos que lo mantendrán sano, sin olvidar que le permitirá crear fuerte lazo afectivo con la madre. 

Lactancia materna, Congestión mamaria, Pezones invertidos

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y la continuación de la misma (con introducción gradual de los alimentos sólidos) hasta el segundo año de vida. 

Ventajas

Tras el nacimiento del bebé, la glándula mamaria produce una especie de líquido amarillento y cremoso llamado calostro, el cual es abundante en proteínas, minerales, vitaminas y anticuerpos

Al tercer o cuarto día posterior al parto tiene lugar la subida de la leche (acumulación del lácteo en la mama); después de una semana se produce “leche de transición”, que es blanquecina, acuosa y rica en grasa, lactosa, vitaminas hidrosolubles y calorías. Luego de 3 a 6 semanas se estabiliza la emisión de “leche madura”. 

Por ello, la lactancia materna otorga los siguientes beneficios:

  • Por tratarse de leche específica para el ser humano, es mucho más fácil de digerir que las fórmulas en polvo, además de que se trata de fluido vivo que cambia para cubrir las necesidades del infante conforme crece.
  • Ayuda a tener desarrollo maxilofacial óptimo, pues cuando el bebé extrae la leche del pecho utiliza más músculos faciales que con el biberón.
  • Al fluir la leche directamente del pezón a la boca del bebé, está exenta de manipulaciones y libre de contaminación por gérmenes. 

A la mamá también le aporta ventajas, entre ellas:

  • La lactancia contribuye a que el útero o matriz se contraiga rápidamente, lo que reduce hemorragias tras el parto.
  • Le ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo, ya que la grasa acumulada se utiliza como energía para producir la leche.
  • Se ahorra tiempo, pues es alimento siempre disponible. 

Problemas y soluciones

La producción de leche en los primeros 2 ó 3 días después del parto es controlada por las hormonas, pero luego es condicionada por la succión del bebé. En este proceso pueden surgir algunas complicaciones fáciles de resolver:

  • Congestión mamaria. El incremento en el volumen de la leche ocasiona congestión de los senos que puede causar dolor. Sin embargo, es posible aliviarlo al amamantar al pequeño con más frecuencia y, antes de ello, colocando sobre las mamas paños calientes para que se abran los conductos y la salida de la leche sea mayor. Asimismo, tras alimentar al niño se recomienda poner en los pechos hojas de col (previamente lavadas, desinfectadas y refrigeradas).
  • Pezones planos e invertidos. En tal caso el bebé puede traerlos hacia fuera mediante la succión normal; no obstante, hay quienes presentan el problema en forma moderada a severa. Una técnica efectiva para tratar esta condición consiste en estimular y procurar formar el pezón justo antes de amamantar, para ello se puede recurrir a bomba extractora o tiraleche.
  • Senos obstruidos. Los conductos se obstruyen si la leche no fluye bien, por lo que es posible sentir un “bulto” en el pecho, dureza, tirantez o dolor. En estos casos se aconseja probar diferentes posturas al amamantar para drenar la leche, así como dar suave masaje y colocar sobre los senos paños húmedos y calientes antes de amamantar al bebé.
  • Pezones agrietados. Puede prevenirse al procurar que el menor no succione solamente el pezón, sino que cubra con su boca parte de la areola. Asimismo, es necesario asegurarse de que sus labios no estén doblados y que la lengua se ubique debajo del pecho. La aparición de grietas también puede verse favorecida al limpiar los senos con alcohol o jabón, lo cual es innecesario. Lo único que se recomienda es el lavado con agua durante el baño y, cuando el bebé acabe de comer, untar leche en todo el pezón y la areola, y dejar que se sequen al aire. 

Finalmente, para que la producción de leche sea abundante y de calidad, se recomienda a la madre realizar al menos tres comidas balanceadas y dos tentempiés al día, las cuales deberán incluir los distintos grupos de nutrientes (carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales). Deben ignorarse las creencias de que pulque, atole y cerveza incrementan la cantidad del lácteo, pues su consumo sólo provoca aumento de peso. 

Fuentes:

  • La Liga de la Leche Internacional. Información sobre distintos temas relacionados con la lactancia. La Leche League International [en línea].
  • Guerrero Manríquez R. Embarazo y Lactancia: Una Gran Aventura. México: Visto Bueno Editores; 2009.
  • Thirion M. La Lactancia. España: Editorial de Vecchi; 2006.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Bebés

Si tu bebé nació por cesárea, ¡tienes que leer esto!


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore