Llanto inconsolable del bebé - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Llanto inconsolable del bebé

Martes 11 de abril del 2017, 04:37 pm, última actualización

Cuando un bebé llora intenta decir algo, ya que es la forma que tiene de comunicar lo que necesita; se trata de una señal acústica, cuya finalidad, desde el punto de vista evolutivo, es atraer la atención de la madre para asegurar su cuidado y supervivencia. 

Conoce a qué se debe el llanto inconsolable en los bebés y revisa los siguientes consejos para enfrentar este tipo de episodios.

En este sentido, especialistas del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) señalan que el llanto del bebé es la única manera de comunicarse del pequeño y no se debe a tristeza, chantaje, ni para desesperar a otros. 

Asimismo, afirman que el llanto como tal es una descarga de energía acumulada por los estímulos externos, de modo que si el bebé se encuentra saturado y no halla la manera de hacer entender a los adultos que ha recibido demasiados estímulos, utiliza el recurso extremo del llanto para expresar: "tengo calor", "estoy mojado", "tengo hambre", "hay demasiada luz", "hay mucho ruido", "¡quiero dormir, ayúdame!".

Causas comunes del llanto del bebé

Puede deberse a diversas razones que, sin embargo, no siempre son fáciles de entender, pues es difícil interpretar el llanto de un bebé, pero cuanto más lo conozcas, mejor lograrás responder a sus demandas. 

Generalmente, el bebé llora porque tiene hambre, sueño, frío, calor, necesita que le cambien el pañal, le altera el ruido o simplemente porque necesita la compañía y protección de su madre hasta quedarse dormido. 

Asimismo, el llanto puede ser síntoma de dolor físico en el bebé que acompaña a algunas enfermedades y, en ciertos casos, determinados tipos de llanto pueden ser signo de lesión neurológica.

Cólico del lactante, razón de llanto inconsolable del bebé

Cuando el llanto del bebé parece inconsolable e inexplicable, especialistas lo han relacionado con el llamado cólico del lactante, trastorno que si bien no está del todo definido, es considerado parte de la adaptación del bebé al mundo exterior, pues el hecho de que desaparece en el tercer o cuarto mes de vida se ha relacionado con la maduración, sobre todo de su sistema nervioso y aparato digestivo. 

Según los expertos, el cólico del lactante, motivo de episodios de llanto del bebé, reúne las tres “i”: inexplicable, inconsolable e intermitente. Comienza hacia la tercera semana de vida, apareciendo más de tres horas al día, tres o más días por semana y durante tres meses.

¿Cómo ayudar al bebé cuando llora en exceso?

Parece que el mejor tratamiento es el tiempo, pues el cólico del lactante no perdura más allá de los 4-6 meses. No obstante, es fundamental asegurar el seguimiento de los bebés con llanto excesivo, tanto para ayudar a la familia a afrontarlo como para desaconsejar el empleo de remedios o medicamentos que pueden poner en riesgo vida y salud del bebé. 

El Instituto Nacional de Perinatología recomienda las siguientes prácticas útiles para consolar al bebé durante un episodio de llanto excesivo: 

  • Evitar estimularlo más. Cuando un bebé llora de manera insistente, la primera reacción de los padres al tratar de tranquilizarlo es cargarlo, arrullarlo, mecerlo, cantarle, incluso le ponen música o utilizan el sonajero más ruidoso y para colmo, ¡todo a la vez!, lo cual evidentemente son demasiados estímulos que complican la situación. 
  • Llevarlo a su cuna o lugar donde duerme, en caso de que no se encuentra en ella, si es así no cargarlo, sólo acercarse a él para que se dé cuenta que tiene atención. 
  • Disminuir los estímulos ambientales (luz, voces, música, entre otros), además del exceso de movimiento gradualmente, así el bebé pasará del llanto a un estado de alerta y se tranquilizará. 
  • Permitirle que se lleve la mano a la boca para que la succione, si no hace esto de manera espontánea, hay que dirigirla, mientras tanto hablarle con voz suave, llamándole por su nombre. Muchos bebés con esta simple acción se tranquilizan. 
  • O bien, al mismo tiempo que se le habla suavemente, tocar su abdomen; tomar sus manos y colocarlas sobre su pancita.

Si las medidas anteriores no funcionan: 

  • Cargarlo y colocarlo cerca del pecho, para que escuche los latidos del corazón de quien lo carga y se arrulle con movimientos suaves.
  • Si al acercarlo al pecho muestra ganas de succionar, permitírselo. Amamantar es sin duda una práctica apaciguadora, especialmente si se hace cuando el bebé lo desea.
  • Mantener en todo momento tranquilidad y paciencia, pues el bebé percibe la ansiedad de los padres y el resultado es más llanto.

Ante todo, hay que tener paciencia y evita sentirse culpable si se nota que el bebé llora casi todo el día y por más intentos no se logra calmar. Tomar en cuenta que entre 10 y 20% de los bebés tienen llanto excesivo que pasa con el tiempo, mientras madre y bebé se conocen más y van adaptándose. 

Llevar al bebé a sus consultas médicas periódicas ayudará a que el profesional de la salud determine si el llanto no es causado por otro tipo de trastorno.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Bebés

Si tu bebé nació por cesárea, ¡tienes que leer esto!


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore