Reflujo gastroesofágico en bebés - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Reflujo gastroesofágico en bebés

Martes 23 de junio del 2015, 11:35 am, última actualización

El esófago es conducto que conecta boca y estómago mediante el esfínter esofágico inferior (EEI), anillo de músculos que funciona como válvula, la cual se abre para que el alimento pase al estómago y se cierra para impedir que regrese a la boca, no obstante, cuando hay inmadurez, como en el caso de recién nacidos, o mal funcionamiento por enfermedad, el esfínter permite el ascenso del alimento a la boca en forma de vómito provocando acidez; a esto se le denomina enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). 

Reflujo en bebés, Enfermedad por reflujo gastroesofágico, Vómito, Bebés

¿Qué produce reflujo gastroesofágico en bebés?

Se calcula que 1 de cada 2 bebés tendrá enfermedad por reflujo gastroesofágico durante sus 2 primeros meses de vida. De hecho, se sabe que la ERGE y la hipersensibilidad a alimentos (la alergia a la leche de vaca es una de las más comunes) son padecimientos frecuentes en la infancia

El principal mecanismo para que se presente reflujo en bebés como en niños mayores es la relajación espontánea y transitoria del esfínter esofágico inferior, asimismo, estudios recientes sugieren que la hipersensibilidad a alimentos puede ser factor causal. 

Al respecto, se considera normal que el bebé expulse un poco de leche luego de alimentarse, ya sea con fórmula o leche materna; algunos lo hacen con mucha frecuencia y sin dar muestra de estar enfermos, condición que se corrige en la mayoría de los casos alrededor de los seis meses cuando el bebé inicia alimentación sólida y comienza a sentarse e, incluso, la regurgitación puede terminar de forma natural hasta cumplido el primer año de edad. 

Sin embargo, pese a ser trastorno digestivo muy común en bebés, el reflujo gastroesofágico se considera problema para la salud cuando los episodios de vómito no cesan, producen irritación de esófago, dificultad para comer y se asocia a pérdida de peso en el bebé y dificultad para respirar. 

Los síntomas de reflujo gastroesofágico en bebés incluyen:

  • Vómitos excesivos que empeoran tras comer.
  • Expulsión de alimento en chorro.
  • Tos, particularmente después de ingerir alimento.
  • Silbidos en pecho (sibilancias).
  • Negarse a comer.
  • Llanto excesivo y sin motivo aparente.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de peso en el bebé.
  • Crecimiento lento. 

¿Cómo se realiza el diagnóstico de reflujo en bebés?

El pediatra realiza el diagnóstico con base en los síntomas y examen físico del bebé. No obstante, cuando los síntomas son intensos, suele solicitar estudios para valorar el estado de salud del pequeño, los cuales pueden incluir: 

  • Radiografía del esófago.
  • Control de PH esofágico (para medir con qué frecuencia y durante cuánto tiempo el ácido gástrico ingresa al esófago).
  • Endoscopia digestiva alta (mediante diminuta cámara que se introduce a través de la garganta es posible examinar el revestimiento del esófago, estómago y porción superior del duodeno).
  • Biopsia (análisis de pequeñas muestras de tejido). 

¿Cuál es el mejor tratamiento para enfermedad por reflujo gastroesofágico?

El tratamiento a seguir deberá ser indicado por el pediatra de acuerdo con las características de cada bebé, como por ejemplo edad y severidad de los síntomas. 

Hay ocasiones en las que es suficiente seguir algunas recomendaciones para aliviar el trastorno, y en otras pueden requerirse medicamentos e, incluso, en raros casos se recomienda cirugía. 

Medidas para aliviar el reflujo en bebés

Si bien la mayoría de bebés superan el trastorno con el tiempo, es posible disminuir su malestar tomando en cuenta las siguientes medidas: 

  • Mantener al bebé en posición vertical después de comer y sacarle el aire.
  • Disminuir la cantidad de alimento y aumentar el número de veces que come.
  • Colocarlo ligeramente inclinado para dormir (puede usarse un cojín que abarque desde la mitad de su espada hasta la cabeza).
  • A partir de los 4 meses de edad, espesar la leche que ingiere con un poco de cereal de arroz.
  • Mantener alejado al bebé del humo de tabaco. 

Ante cualquier duda sobre la salud del bebé, consultar al pediatra.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Bebés

Si tu bebé nació por cesárea, ¡tienes que leer esto!


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore