Centro Bucodental / Análisis y Estudios de Laboratorio

Biopsia de piel, para detectar o descartar enfermedad

La biopsia de piel es la obtención de muestra de piel para detectar o descartar alguna enfermedad, en especial cuando el paciente sufre lesiones que pudieran indicar la presencia de cáncer o infecciones crónicas.

Para qué sirve la biopsia de piel

Corrobora el diagnóstico de lesiones que se sospecha son malignas, ya que no sanan, aumentan de tamaño, sangran con facilidad, cambian de color, se localizan en sitios del cuerpo que puede asociarlas con alguna enfermedad en particular, o presentan úlceras. También puede determinar el grado de daño de la piel en diversos padecimientos que suelen lesionarla, como:

Finalmente, se recurre a este procedimiento para supervisar la efectividad de algún tratamiento o verificar la presencia de piel anormal en el borde del área donde se haya extirpado un tumor, verruga, mezquino o lunar.

En qué consiste

La forma de realizar la biopsia de piel depende de varios factores, como ubicación, tamaño y tipo de lesión, aunque en todos los casos es fundamental limpiar la zona donde se tomará la muestra con solución antibacterial y aplicar anestesia local.

Posteriormente, el especialista opta por alguno de los siguientes métodos:

Preparación del paciente

Sólo es necesario informar al médico cuáles medicamentos se están tomando, si se padecen alergias, problemas de sangrado o, en el caso de ser mujer, si está embarazada. 

Riesgos

Aunque se trata de procedimiento seguro, existe la posibilidad de que se presente infección o cicatrización queloide (crecimiento exagerado del tejido cicatricial).

Resultados

El médico tratante (dermatólogo, oncólogo) será el encargado de interpretar el resultado, mismo que puede revelar la existencia de cáncer de piel, tumoraciones benignas, infestación de bacterias y hongos, así como enfermedades inflamatorias de la epidermis.

La elección del procedimiento terapéutico para atender cualquiera de estas afecciones también corresponderá al especialista, siempre de común acuerdo con el paciente.

Fuentes: