Centro Bucodental / Artículos Relacionados

Quistes del seno maxilar, ¿son peligrosos?

Los quistes del seno maxilar son pequeñas protuberancias llenas de líquido o sustancias que se forman detrás de los pómulos. Este problema común puede ocurrir sin ningún síntoma o, por el contrario, ser causa de incomodidades. ¿Por qué se forman? ¿Qué riesgo conllevan? ¿Cómo se tratan? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son los quistes del seno maxilar?

El cráneo humano tiene cavidades aéreas llamadas senos paranasales, dentro de las cuales se encuentran los senos maxilares (a cada lado de las fosas nasales y por debajo de las cavidades oculares). Los quistes del seno maxilar son pequeñas bolsas que se forman cuando se bloquea un conducto de esta zona detrás de los pómulos, existen tres tipos de quistes maxilares:

La mayoría de estos quistes son totalmente inofensivos pues no existe posibilidad de que se transformen en tumores malignos. No requieren tratamiento, a menos que crezcan lo suficientemente como para interferir con funciones de los tejidos vecinos.

Síntomas de quistes en el seno maxilar

En la mayoría de quistes del seno maxilar no aparecen signos, pues no causan molestias que afecten la calidad de vida. Sin embargo, pueden aparecer síntomas de quistes en el seno maxilar si hay rápido crecimiento o inflamación:

También puede presentarse hinchazón en los pómulos u otras zonas de los senos paranasales si el quiste crece demasiado.

Causas de quistes del seno maxilar

La formación de los también conocidos como quistes mucosos del seno maxilar se debe a que se bloquean los conductos excretores de las glándulas mucosas, haciendo que secreciones se acumulen en esta cavidad; pero las razones para el bloqueo pueden ser diversas:

Cabe destacar que algunas personas tienen algunas características anatómicas (como asimetría facial) que los hace más propensos a desarrollar quistes del seno maxilar. Asimismo, existe una relación con los quistes odontogénicos, enfermedad referente a la salud bucodental.

¿Qué hacer ante los quistes del seno maxilar?

Cuando no se presentan síntomas de quistes en el seno maxilar, éstos son encontrados accidentalmente en estudios radiológicos, tomográficos o por resonancia magnética para otros problemas. En cambio, en su diagnóstico cuando hay molestias, se utilizan específicamente tomografías axiales computarizadas o resonancias magnéticas.

Como ya se mencionó, si los quistes no afectan al paciente, y durante su examen no mostró inflamación, no es necesario un tratamiento de quistes del seno maxilar. Pero si existen molestias, los cuidados se encaminan a eliminar la inflamación, lo que suele ser suficiente para que los síntomas desaparezcan solos.

En algunos casos, el especialista debe realiza una punción en senos paranasales cuando el tejido no puede liberar el contenido del quiste. Sin embargo, se mantiene el revestimiento del quiste, por tanto, hay alta probabilidad de recurrencia en el futuro. En casos menos frecuentes, la extirpación quirúrgica del quiste del seno maxilar es el único tratamiento eficaz.

Desafortunadamente, no hay forma de prevenir los quistes maxilares mucosos más que tratar de evitar enfermedades de la nariz, como sinusitis, y de padecerlas, recibir un tratamiento completo. En cualquier caso, no te asustes, pues no representan una gran amenaza. ¡Si tienes molestias sigue cuidadosamente las instrucciones del médico!