Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Dientes sin manchas

Jueves 28 de agosto del 2014, 01:12 pm, última actualización.

Falta de atención, enfermedades y algunos alimentos pueden generar manchas dentales color ambarino, grisáceo o rojizo e, incluso, de tono blanco brillante que contrasta con el resto de la pieza. Para retirarlas será necesario acudir al dentista, y para prevenir su aparición basta con sencillos cuidados.

Dientes sin manchas, Medicamentos, Tabaco, Blanqueamiento dental

Si bien se considera que el color ideal de los dientes es el blanco, lo cierto es que la mayoría de la gente no posee este tono de manera natural; una observación detallada nos permitiría apreciar que su esmalte (superficie dura y brillante) es ligeramente amarillo, gris o castaño, y que luce más oscuro entre más edad tenga un individuo.

Empero, también es cierto que distintos factores pueden ocasionar alteraciones notables en la dentadura y modificar su coloración, dando origen a manchas, rayas o puntos que pueden hacer que la boca más pulcra luzca descuidada. Para estos casos, es posible recurrir a técnicas para su blanqueamiento, las cuales deben ser prescritas y vigiladas por un dentista para garantizar su uso correcto y efectividad.

Muchas manchas, muchos motivos

Varias son las causas de imperfecciones en la coloración de los dientes, y entre las principales encontramos:

  • Medicamentos. La tetraciclina (antibiótico) y otros fármacos que contienen minerales en cantidades considerables generan marcada pigmentación de los dientes cuando se administran a niños en etapas formativas: durante la gestación, a través de la madre, y en la infancia. Las alteraciones no aparecen de inmediato, sino años más tarde.
  • Bebidas. Las personas acostumbradas a tomar grandes cantidades de té, café, refrescos, jugos y alcohol suelen presentar manchas en la superficie de sus piezas dentales, debido a los fuertes principios activos que contienen estos productos.
  • Tabaco. Como regla general, los fumadores tienen manchas debido a que el humo del cigarrillo contiene sustancias químicas que se adhieren fuertemente a la superficie dental.
  • Materiales dentales. Las amalgamas empleadas por los dentistas generan alteraciones en la coloración dental con el paso del tiempo, debido al mercurio incluido en su composición.
  • Flúor. A pesar de que este compuesto previene la caries, si se consume en grandes cantidades cuando los dientes se encuentran en desarrollo, provoca fluorosis dental, padecimiento en que los dientes adquieren tono blanco opaco, café oscuro o casi negro; la vía más frecuente por la que sucede esto es a través de las aguas de consumo purificadas con este mineral, como ocurre en el norte y occidente de México (Aguascalientes, Durango, Jalisco, Michoacán y Zacatecas).
  • Edad. Con el paso del tiempo los dientes van adquiriendo tonalidad amarillo-café debido a la mayor cantidad de minerales que se presenta en la estructura dental.
  • Infecciones dentales. Otros tipos de decoloración se originan en el diente mismo; por ejemplo, cuando una infección mata a la pulpa y dentina, que son los tejidos vivos e internos de las piezas, éstas adoptan color grisáceo.
  • Enfermedades. Sarampión o tos ferina pueden provocar decoloración en el esmalte, sobre todo si el padecimiento se acompaña de fiebre alta y ocurre cuando los dientes se desarrollan. El raquitismo (trastorno alimenticio y de higiene en que el calcio es aprovechado de manera deficiente) también puede generar manchas.
  • Amelogénesis imperfecta. Se trata de una dolencia hereditaria en la cual el esmalte dental es defectuoso.
  • Golpes. Dentina y pulpa sufren disminución de oxígeno y sangre cuando reciben un impacto muy fuerte, por lo que mueren y se oscurecen. Este mismo proceso se puede presentar al realizar endodoncia, intervención en la que se retira el nervio del diente para evitar molestias a causa de caries severas.

Cómo blanquearlos

Sólo en casos de manchas que inician se recomienda el uso de pastas blanqueadoras, fabricadas a base de peróxido de hidrógeno o de urea, y aunque los agentes limpiadores pueden eliminar algunas imperfecciones del esmalte, su uso prolongado ocasiona irritación de encías, y no todas las piezas se aclaran por igual.

Por fortuna, los dentistas y odontólogos cuentan con técnicas seguras y confiables para eliminar las manchas dentales, y las más comunes se pueden llevar a cabo en el consultorio o por medio de un sistema que el especialista le proporciona al paciente para que lo realice en su hogar.

El blanqueamiento en el consultorio o microabrasión es un método indoloro que no causa sensibilidad ni otros efectos secundarios. Para su realización, primeramente se aíslan los dientes a fin de evitar que la pasta limpiadora que se utiliza entre en contacto con la encía u otros tejidos blandos de la boca, luego se frotan las piezas con un dispositivo para pulir. Asimismo, se puede utilizar una luz especial láser para activar los agentes utilizados.

Al terminar el procedimiento es probable que los dientes se encuentren sensibles, además de que luzcan algo opacos, pero recuperarán su apariencia normal con un poco de tiempo y al hidratarse con la saliva. Finalmente, hay que señalar que probablemente se requerirán varias sesiones para obtener los resultados deseados, y que luego del último tratamiento se pulirán todas las piezas para hacerlas menos susceptibles a la caries.

En caso de que no se consiga el efecto deseado, el dentista puede complementar el tratamiento con blanqueamiento casero, el cual consiste en la utilización de una pasta que se emplea por las noches y que se sujeta con un aplicador mientras el paciente duerme. Este procedimiento puede durar varias semanas, pero sus resultados son muy efectivos.

Si hay manchas profundas, el especialista puede recurrir a un método cosmético que consiste en cubrir el diente con resinas especiales. Esta técnica, además de eliminar imperfecciones ocasionadas por café, cigarro, golpes o aquellas causadas por medicamentos tomados durante la infancia, es útil para disimular otros defectos, como espacios muy grandes entre los dientes y fracturas o fisuras generadas por accidentes.

Para lograr una apariencia natural, el especialista mezclará varios tonos de resinas hasta obtener un color idéntico al de la dentadura, luego la colocará cuidadosamente y la dejará endurecer con ayuda de una luz láser especial o por medio de un proceso químico; sólo entonces la alisará y pulirá.

Debido a que este implante no es tan fuerte como el esmalte del diente, es recomendable reemplazarlo periódicamente (cada 3 ó 5 años) para evitar su desgaste. Las resinas también se pueden manchar, por lo que se deben evitar alimentos ácidos como vinagre, tomate verde y piña; igualmente, alcohol, tabaco, café, té o frambuesas pueden generar alteaciones de color. Además, el paciente deberá ser cuidadoso y evitar el exceso de presión sobre sus resinas, de modo que no deberá masticar hielo ni dulces muy duros.

Cuidados dentales

La mejor terapia para evitar manchas en dientes radica en la prevención, por lo que hacemos las siguientes recomendaciones:

  • Mantenga buena higiene dental, cepillándose al menos dos veces al día.
  • Consulte con regularidad al dentista para detectar anomalías.
  • Trate inmediatamente cualquier golpe o problema dental para evitar la destrucción de dentina y pulpa.
  • Evite el consumo excesivo de té, café, alcohol y tabaco.
  • Trate de inmediato cualquier enfermedad en la que se presente fiebre alta.
  • Las madres deberán evitar la tetraciclina durante el embarazo; tampoco se administrará a bebés o niños pequeños.

Estas sencillas medidas ayudarán a eliminar el riesgo de desarrollar manchas en sus dientes, lo que le permitirá lucir en todo momento adecuada y saludable dentadura.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Bucodental

Pasta y enjuague, en defensa de la salud bucal


Ver más...


Almacenar medicamentos en lugar seco y fresco evita que éstos pierdan eficacia antes de su fecha de vencimiento.

Logo Comscore