Mal aliento por enfermedades y medicamentos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Háblame de lado

Lunes 19 de junio del 2017, 04:16 pm, última actualización

Tener mal aliento puede ser señal de deficiente higiene bucal, aunque existen otros factores que lo originan y que están íntimamente relacionados con disfunciones del organismo.

Mal aliento, Halitosis
Háblame de lado

Conocido científicamente como halitosis, el mal aliento ha acompañado al hombre en su recorrido por la historia, y ha sido motivo de preocupación de médicos, científicos e investigadores, a tal grado que se desarrolló un aparato (halimeter) capaz de medir la fetidez del aliento. Lo que queda claro entre los especialistas es que alto porcentaje de estos desagradables olores son originados por bacterias anaerobias (se reproducen sin necesidad de oxígeno) que habitan en estómago y boca.

Contra lo que pudiera creerse, 98 % de los casos de halitosis se origina en boca, garganta y fosas nasales, de acuerdo a un estudio realizado en California, EU; hasta antes de este aporte científico se tenía la creencia que la causa más común radicaba sólo en el estómago. Es claro que cuando no hay buena higiene, los restos de comida que se acumulan entre los dientes son alimento de las bacterias que al procesarlos los convierten en compuestos sulfurados, los cuales provocan el mal olor.

Para estos casos lo indicado es cepillarse la boca al menos dos veces al día, pero no solo los dientes, también la base de la lengua, pues en esta zona se alojan estos microorganismos. Otras patologías, como el sangrado de encías al hacer uso del cepillo o caries son también causa de halitosis, por lo que se recomienda visitar al odontólogo cuando alguna de éstas se presente.

El mismo estudio norteamericano indica que las actividades hormonales también inciden en el mal aliento, peculiarmente en las mujeres, quienes en el periodo de ovulación son más propensas a la halitosis.

En algunos casos, el otorrinolaringólogo podrá solucionar otros problemas relacionados con mal aliento. Así será si se sufre sinusitis (inflamación de los senos paranasales que se encuentran en la parte frontal del cráneo) crónica o inflamación de amígdalas (amigdalitis), o se tienen dificultades respiratorias, desviación del tabique o hipertrofia de cornetes, padecimientos que propician la necesidad de respirar por la boca, que ésta se seque y, con ello, se favorezca la reproducción de bacterias.

La boca se seca por diversos factores, como deshidratación, hambre y el consumo de algunos medicamentos antihistamínicos (que combaten alergias) y descongestivos. Asimismo, el uso indiscriminado de antibióticos puede alterar la flora bucal provocando un desequilibrio entre las bacterias que ahí se localizan y, por consiguiente, mal aliento. Ante ello, la saliva actúa para proveer enzimas que permitan digerir los alimentos, estabiliza la acidez de la boca y proporciona abundante oxígeno.

¿Y el estómago? También tiene lo suyo. Algunas personas sufren tránsito gástrico muy lento, es decir, el proceso de degradación y aprovechamiento de los alimentos tarda más de lo normal, por lo que las bacterias causantes de gases y olores desagradables permanecen en la zona estomacal durante más tiempo. Lo mismo sucede cuando no hay suficiente ácido gástrico, el cual colabora en el proceso digestivo. Si crees que tienes alguno de estos dos problemas lo más recomendable es que acudas al gastroenterólogo.

En algunas ocasiones el mal aliento puede ser señal de problemas en riñones o hígado, en cuyo caso se emitirá un aroma peculiarmente desagradable por la boca. Algo similar ocurre cuando los niños pequeños se introducen objetos en la nariz, que al paso del tiempo generan una secreción nasal maloliente que encuentra como vía de salida la boca. En esta situación, será el otorrinolaringólogo quien localizará el objeto extraño y lo retirará de la zona.

Si sufres mal aliento y has tenido la desagradable experiencia de sentir el rechazo de algunas personas, procura consumir productos naturales con gran contenido de clorofila, como perejil, espinaca y cilantro, y evita en lo posible ajo y cebolla crudos, pues son de sabor fuerte y perdurable, no del agrado de todos.

Asimismo, recuerda que café, cigarro y alcohol trastornan el aliento, y que es básico conocer las técnicas apropiadas de higiene bucal, como el método de cepillado para eliminar la placa dentobacteriana y el uso de antisépticos bucales. Si recurres a chicles, toma en cuenta que es una buena solución, pero momentánea.

Sigue estas sencillas recomendaciones y permite que tu boca hable bien de ti.

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Bucodental

5 consejos para tener dientes blancos


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore