Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lengua geográfica, un mapa en la boca

Martes 02 de diciembre del 2014, 04:09 pm, última actualización.

Efectivamente, la llamada lengua geográfica es una lesión que por su apariencia da la impresión de un mapa. No es motivo de preocupación, salvo cuando se irrita por contacto con ciertos compuestos, y aunque desaparece en la misma forma en que se hace presente, es importante saber de ella para evitar complicaciones.

Lengua geográfica, Glositis migratoria benigna, Lengua rugosa

Causas de glositis migratoria benigna

La lengua es el músculo responsable de la sensación del gusto, de mover el alimento en el proceso de masticación y resulta fundamental para el habla. Al ser órgano relativamente oculto, puede registrar cambios que no producen síntomas y pasan desapercibidos, cuando en realidad involucran modificaciones que indican alergias, infecciones o tumores. Otras veces sólo se trata de ligeras alteraciones, entre las que destaca la lengua geográfica.

Conocida médicamente como glositis migratoria benigna, sucede cuando las papilas (pequeños nódulos de tejido que se encuentran en la parte superior de la lengua) pierden su cobertura causando áreas irregulares o redondas de color rosa, rojo o blanco que dan el aspecto de un mapa.

Aún se desconocen las causas de glositis migratoria benigna, pero se sabe que es más común en mujeres, pudiendo manifestarse a partir de los 6 meses de edad en la misma forma que en adultos mayores.  

Tener lengua rugosa no produce molestia alguna y el sentido del gusto tampoco se ve afectado. Con frecuencia se presenta en la parte anterior de dicho músculo, sobre todo en los bordes, pudiendo cambiar sus características en un lapso de horas o días.

Puede relacionarse con el consumo de alimentos muy condimentados, ácidos o irritantes (desde limón o vinagre hasta alcohol y tabaco), aunque no hay certeza en ello. También se le suele señalar como consecuencia de deficiencias nutricionales y factores emocionales (estrés, ansiedad o tensión nerviosa), en tanto que también se atribuye la lengua geográfica a origen inflamatorio recurrente, encontrándose síntomas de este cuadro en pacientes con asma (enfermedad crónica que obstruye la respiración por inflamación de los conductos que llevan aire a los pulmones) y rinitis (inflamación de la mucosa de la nariz por efecto alérgico), e incluso afecciones cardiacas congénitas (de nacimiento).

Síntomas de lengua geográfica

Dicha lesión no es hereditaria, puede persistir semanas o meses y después desaparecer en forma espontánea y volver a hacerse presente en otra área de la lengua, de ahí que se le denomine glositis (inflamación de la lengua) migratoria.

Muchas veces el paciente ignora la presencia de este trastorno, pues suele ser indoloro y asintomático, aunque puede haber:

  • Sensación de quemazón e irritabilidad al ingerir alimentos ácidos.
  • Lengua rugosa con “parches” o llagas que se desplazan de un día para otro.
  • Sensibilidad lingual.

Tratamiento de glositis migratoria

Una vez reconocidos los síntomas de lengua geográfica, se debe acudir al médico general o al estomatólogo (especialista médico en los tejidos que comprenden la cavidad bucal), quien dará un diagnóstico más certero. Para ello, la historia clínica del paciente será esencial.

Debido a que este padecimiento es de origen desconocido, el tratamiento se establece de acuerdo con los signos y síntomas que presente cada persona. En ocasiones se indican antiinflamatorios, aunque es importante hacer hincapié en las siguientes recomendaciones:

  • Evitar el consumo de irritantes (alcohol, tabaco, alimentos excesivamente condimentados, ácidos o picantes).
  • Contemplarse como parte de la higiene bucal el cepillado de la lengua en forma cuidadosa, o limpiarla con una gasa, a fin de que se eliminen por completo los restos de comida que queden depositados en las lesiones.

Otras enfermedades de la lengua

La lengua geográfica es un fenómeno poco común (afecta a 1-3% de la población, según el Instituto Nacional de Pediatría, INP). No obstante, distintas enfermedades de la lengua pueden deberse a infecciones por hongos, siendo lactantes, embarazadas y enfermos de diabetes quienes se ven más afectados, también pueden padecerlas quienes consumen antibióticos o tienen debilitado el sistema inmune (protector contra infecciones), como son los portadores del VIH, causante del sida.

La candidiasis oral o muguet se manifiesta con placas blanquecinas similares a pequeñísimos copos de nieve. Puede causar comezón, dolor y sensación de quemazón, aunque a veces pasa desapercibida.

Por otra parte, la inflamación de la lengua puede aparecer por anemia, que es la disminución de los niveles de hemoglobina en sangre (proteína que se encuentra en glóbulos rojos y transporta oxígeno desde pulmones a todo el cuerpo a través de venas y arterias). Este padecimiento es originado por alimentación deficiente en hierro, ácido fólico y vitamina B12, así como por hemorragias o alteraciones en el funcionamiento de órganos, como el bazo (alojado detrás del estómago) o médula ósea (tejido de aspecto viscoso amarillento que se encuentra en el interior de los huesos), ambos encargados de producir y regenerar células sanguíneas.

En este caso, la lengua se vuelve roja, brillante y libre del revestimiento habitual de las papilas (parecido a carne cruda); otros síntomas son sequedad bucal, comezón intensa, pérdida del gusto y dolor.

Algunos individuos presentan al nacer un engrosamiento; otros tienen lengua rugosa con un surco que parece dibujar 2 partes, denominada lengua escrotal, pues semeja a la piel que recubre a los testículos.

Sin embargo, la alteración más importante que puede aparecer es el cáncer de lengua, el cual padecen los varones con una frecuencia 10 veces superior a las mujeres al relacionarse con consumo de alcohol, pero sobre todo de tabaco, siendo fumadores y ex-fumadores quienes elevan sus posibilidades de desarrollar tumores bucales malignos.

Las zonas laterales suelen ser las más afectadas, donde aparecen nódulos que posteriormente se ulceran (abren heridas) sin generar dolor, por lo que, con frecuencia, la consulta es tardía.

El cepillado de la lengua durante la higiene bucal es fundamental para la salud debido a que este órgano cumple funciones de gran relevancia, ¡bríndale un poco de atención!

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Bucodental

Cepillo de dientes, foco de infección


Ver más...


Los pulmones son los únicos órganos humanos que flotan en agua gracias a los alveolos, estructuras que se llenan de oxígeno al respirar.

Logo Comscore