Centro Bucodental / Prevención

Salud dental desde el vientre materno

La dentición es etapa en que los bebés tienden a llevarse a la boca todo lo que llega a sus manos para atenuar molestias en sus encías. No obstante, es importante saber que la ayuda para aliviar estas dolencias puede iniciar aun antes de que nazcan.

El periodo de erupción de los dientes temporales o de leche inicia entre los 6 y 7 meses de edad, pero es hasta los 2 ó 3 años cuando se completa. En total son 20 piezas, las cuales, aunque se pierden posteriormente, son muy importantes porque contribuyen a mantener el espacio para la dentadura permanente.

La erupción dental definitiva comienza entre el sexto y séptimo año, e incluye 32 dientes, mismos que brotan después de las piezas dentales de leche, y nunca son reemplazados, por ello, debe brindarse especial atención en su cuidado. Recuerda que los molares posteriores o "muelas del juicio" pueden aparecer a partir de los 17 años.



Es necesario saber que para asegurar que los niños tengan buena dentición es importante que la madre, desde la gestación, siga dieta balanceada que incluya nutrientes indispensables, como calcio, flúor y vitamina D, entre otros. Posteriormente, debe alimentarse adecuadamente al bebé, ya sea con leche materna o fórmulas especiales recomendadas por el pediatra y, por último, enseñarle buenos hábitos de higiene bucal.

Manifestaciones

Los dientes comienzan a formarse antes de que el bebé nazca, y brotan, como ya se explicó, entre los 6 y 7 meses, pero hay pequeños en los que aparecen aproximadamente a los 3 meses o inclusive después de año y medio, sin que ello sea motivo de preocupación.



La erupción de la dentadura se presenta de la siguiente manera:

La dentición suele ocasionar molestias al bebé, como incremento en la secreción de saliva, dolor, inflamación de encías e irritabilidad, pero debes saber que no se debe atribuir a la erupción de los dientes el incremento de la temperatura corporal o cambios en el ritmo intestinal.

¿Qué hacer?

Para reducir las molestias que ocasiona la erupción de los dientes, te recomendamos:

Otros cuidados

Los pequeños pueden conservar su dentadura sana si las mamás procuran los siguientes cuidados:

Cabe destacar que hay ocasiones en que los dientes permanentes no brotan al caerse los de leche, lo cual puede deberse a falta de espacio, que la pieza dental se encuentre desubicada y trate de aparecer en otro lugar, pérdida prematuras de los dientes temporales o golpes, ante lo cual debe acudirse de inmediato al odontólogo.



No es tan complicado preservar la salud dental de los niños, un poco de atención y paciencia harán que tu hijo crezca sin caries, con mandíbulas fuertes y una gran sonrisa.