Centro Bucodental / Temas Relacionados

Antisépticos bucales

Productos disponibles en solución, tabletas, polvo, gel, spray o laminillas que contienen sustancias que controlan o eliminan microorganismos dañinos, de modo que ayudan a preservar la salud de dientes, encías (tejido que rodea a la base de las piezas dentales) y lengua, son auxiliares en el tratamiento de infecciones de la boca. En consecuencia, permiten contar con aliento fresco y agradable.

Desde tiempos remotos se ha considerado a la boca objeto de deseo y devoción; ha inspirado poemas, canciones, retratos o novelas, y a través de ella hablamos, comemos y besamos. Sin embargo, es también un lugar en el que pueden alojarse o por el que pueden ingresar gran cantidad de hongos, bacterias y virus a través del aire y los alimentos, y aunque por lo general estos invasores se encuentran bajo control gracias a mecanismos de defensa naturales y a medidas de limpieza creadas por el hombre, existen factores que generan desequilibrio y pueden dar lugar a distintas alteraciones.

Situaciones como seguir dieta rica en azúcares, harinas y refrescos, fumar, ingerir alimentos entre comidas en repetidas ocasiones, introducir objetos sucios, estrés y ante todo mala higiene son factores que los especialistas en odontología señalan como responsables de los siguientes padecimientos:

Afortunadamente, los antisépticos bucales formulados por la industria farmacéutica han demostrado su efectividad tanto en la prevención como en el tratamiento de estos problemas, de modo que ahora se han convertido en aliados de fácil acceso e invaluable ayuda en beneficio de la salud de la población en general.

Para todo caso

Los productos más conocidos son los enjuagues bucales o colutorios, que por lo general actúan previniendo alteraciones o disminuyendo los síntomas de algún padecimiento; se emplean como auxiliares (nunca como sustitutos) del cepillado y del hilo dental, con el fin de ayudar a eliminar gérmenes.

Los enjuagues se emplean en distintos padecimientos dependiendo de su composición, de modo que los que contienen flúor (elemento útil para preservar el esmalte dental) son útiles en la prevención de la caries y para fortalecer la dentadura en niños; otros están indicados para combatir o eliminar placa bacteriana causante de halitosis e incluyen sustancias antibacterianas como triclosán o cloruro de cetilpiridinio, en tanto que los formulados con sustancias de fuerte acción, como clorhexidina, complementan el tratamiento contra gingivitis.

No se recomienda diluir este tipo de productos en agua, ya que su eficacia puede disminuir, como tampoco enjuagar la boca luego de utilizarlos; además, se debe evitar el consumo de alimentos al menos durante los 30 minutos siguientes a su uso. Se estima que los colutorios empleados correctamente (dos veces al día, después del cepillado, haciendo buches fuertemente durante al menos 30 segundos y en la cantidad indicada en las instrucciones) reducen 50% de la placa bacteriana.

Cabe señalar que no todos los enjuagues son antisépticos, pues hay productos que refrescan el aliento y dejan sensación de limpieza, pero son de eficacia nula o limitada para eliminar placa dentobacteriana y, por tanto, para prevenir enfermedades. De hecho, algunos organismos han clasificado a los colutorios en dos grupos:

Se debe recordar que los enjuagues bucales no sustituyen los exámenes dentales periódicos ni el régimen doméstico de higiene bucal (limpieza con dentífrico e hilo). Para conocer cuál es el producto que más le conviene utilizar es recomendable acudir al odontólogo para ser evaluado y recibir instrucciones específicas sobre su uso; de esta manera se obtienen mayores beneficios y, en caso de enfermedad, el proceso de curación será el adecuado.

Otras presentaciones

Además de los colutorios existen otros productos de utilidad en el tratamiento de problemas dentales que también poseen cualidades antisépticas, tales como:

Finalmente, te recomendamos llevar a cabo las siguientes medidas para garantizar buenos resultados en el uso de enjuagues bucales y soluciones antisépticas:

Consulte a su médico.