Cáncer de páncreas que afectó a Steve Jobs - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cáncer de páncreas: frecuente y olvidado

Miércoles 21 de junio del 2017, 08:03 pm, última actualización

La muerte del visionario y polémico empresario estadounidense Steve Jobs no sólo conmovió al mundo, sino que llamó la atención sobre una de las enfermedades tumorales más letales e ignoradas: cáncer de páncreas.


Cáncer de páncreas: frecuente y olvidado

Steve Jobs marcó un antes y un después en áreas tan aparentemente distantes como las computadoras personales, las grabaciones musicales, los dibujos animados y los dispositivos móviles personales o gadgets. Héroe para algunos, villano para otros, raramente había quien se mostrara indiferente ante el anuncio de sus innovaciones tecnológicas, ya que éstas, tarde o temprano, tenían alguna consecuencia en nuestros actos cotidianos.

En este sentido, no es raro que su deceso haya tenido repercusiones en numerosos ámbitos sociales, incluso en el área médica y de salud, ya que el fundador de una de las empresas multinacionales más importantes de los últimos años fue víctima de una afección que, podemos decir, suele pasar desapercibida.

Cierto es que el cáncer de páncreas ha robado la vida a otras celebridades, como el cantante Luciano Pavarotti, el actor Michael Landon o el también recientemente fallecido premio Nobel de Medicina Ralph Steinman, pero quizá la muerte de Jobs es la que más ha despertado la curiosidad sobre esta enfermedad tumoral, de la que se habla poco y que es más peligrosa de lo que se piensa.

Silencioso y letal

De acuerdo con los Drs. Guillermo Robles-Díaz y Daniela Fastag, investigadores adscritos a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, en el Distrito Federal), el cáncer de páncreas representa aproximadamente 2% de todos los tipos de cáncer a nivel mundial.

La mayoría de los casos corresponden a una variante sumamente peligrosa, denominada adenocarcinoma de células ductales, la cual es seguida por un grupo de afecciones menos severas, denominado tumores neuroendocrinos pancreáticos. El cáncer que afectó a Jobs pertenecía a este segundo grupo.

Estadísticamente, el cáncer de páncreas “es la cuarta causa de muerte por cáncer en Estados unidos, y la sexta en Europa. En México ocupa el quinto lugar en hombres y el séptimo en mujeres, y su mayor impacto lo constituye el hecho de que fallecen casi el mismo número de casos que se diagnostican”, señalan los investigadores mexicanos.

Esto se debe a que el cáncer pancreático es uno de los más difíciles de identificar y que se extienden (hacen metástasis) con mayor rapidez. De hecho, se estima que la abrumadora mayoría de pacientes no sobreviven más de 6 meses tras su diagnóstico.

Cabe señalar que los síntomas ocasionados por la afección, en sus etapas iniciales, se confunden habitualmente con los de otros padecimientos: inflamación abdominal, ligero dolor en la zona, fiebre, pérdida de peso, ictericia (piel amarilla), diarrea y/o estreñimiento.

Por desgracia, el paciente suele prestar poca atención a estas señales y piensa que se trata de problemas digestivos, fáciles de resolver a través de la autoprescripción de medicamentos. Más aún, los facultativos no siempre realizan el diagnóstico correcto y lo llegan a confundir con problemas como colitis (inflamación del colon) o gastritis (inflamación de la mucosa gástrica que recubre al estómago), lo cual permite que el tumor avance.

Lección para aprender

La historia médica de Steve Jobs ejemplifica lo difícil que es tratar esta afección, si bien, como se ha mencionado, la variante de cáncer que le afectó no es de las más agresivas que afectan al páncreas, y ello le permitió hacerle frente durante 7 años.

En un principio, Jobs recurrió a terapias alternativas, y al no obtener el resultado deseado se sometió, en 2004, a una cirugía para que le extirparan las células malignas. A juicio de algunos especialistas, la decisión inicial le hizo perder valioso tiempo.

Aunque la salud del empresario mejoró tras la intervención, el tiempo mostró que la enfermedad continuó sigilosamente su avance. En 2009 nuevos estudios revelaron la presencia de células cancerosas en su hígado, las cuales habían hecho metástasis desde el páncreas.

En ese entonces, Jobs decidió someterse a un trasplante y, aunque daba algunas muestras de cansancio, se recuperó lentamente. No obstante, tenía que recibir de por vida terapia con inmunosupresores, es decir, medicamentos que disminuyen la reacción del sistema inmunológico (de defensa), a fin de evitar el rechazo del órgano donado.

Por desgracia, algunas células cancerosas debieron diseminarse a otras regiones de su organismo, y ya que sus defensas se encontraban disminuidas por la terapia con inmunosupresores, la afección volvió a surgir en poco tiempo sin que su cuerpo tuviera la capacidad normal de respuesta. Esto, finalmente, fue lo que acabó con su vida.

La clave: prevención

Es cierto que en el origen del cáncer de páncreas intervienen factores genéticos que no podemos modificar, pero eso no significa que no queda nada por hacer para evitar esta afección.

Sabemos en la actualidad que estas tumoraciones se presentan con mayor frecuencia en personas que fuman o se exponen al humo de cigarro, así como en quienes padecen constante inflamación del páncreas (pancreatitis), la cual puede deberse a malos hábitos alimenticios, diabetes (aumento en la concentración de glucosa en sangre) o enfermedades autoinmunes (en las que las defensas se confunden y atacan los tejidos del propio organismo).

Por ello, es posible prevenir la afección mediante tres medidas básicas:

  • Dejar de fumar o de exponerse al humo de cigarrillos.
  • Consumir una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales.
  • Hacer ejercicio con regularidad.

Asimismo, es importante mantener adecuado control de la diabetes u otras enfermedades que pudieran afectar al páncreas y, sobre todo, no ignorar los síntomas del padecimiento y acudir a evaluación médica a la brevedad, en vez de recurrir a la autoprescripción.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Cáncer Cervicouterino

Cáncer de cuello uterino


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore