Centro de Cáncer Cervicouterino / Prevención

Educación sexual para adultos: asignatura pendiente

Los especialistas tienen razón en opinar que la mejor educación sobre sexualidad se recibe en casa, pues se ha comprobado que cuando los padres brindan información veraz sobre dicho tema, ayudan a que sus hijos cuenten con elementos necesarios para tomar decisiones, planificar su futuro e, incluso, salvar su vida.

En la actualidad, importante número de padres de familia, e incluso, abuelos, de 40 a 50 años de edad, “arrastran” cadena de dudas en torno a temas sexuales, que en su momento los llevaron a cometer “errores” —embarazo prematuro, aborto o enfermedades de transmisión sexual (ETS)—, dejándoles frustración en cierta etapa de su vida, según afirman expertos sexólogos y terapeutas. El problema —insisten especialistas—, es que no enfrentaron de manera adecuada el conflicto y, peor aún, han “heredado” a sus descendientes similar vacío de información y educación que complica dramáticamente y a largo plazo la situación.

Preocupación internacional

El Dr. Eusebio Rubio González, sexólogo y terapeuta sexual y de pareja, presidente de la Asociación Mundial de Sexología (WSA, por sus siglas en inglés), con sede en la Ciudad de México, explica: “La base de toda situación —positiva o negativa— tiene respuesta en la familia, pues en el seno del hogar es donde el individuo recibe la primera información que será trascendente para su vida. En ese entorno la sexualidad, vista como la relación entre los padres como pareja hombre-mujer, la educación que éstos posean y la manera como la transmitan a sus hijos, se convierte en tema cotidiano y fundamental para el desarrollo de los descendientes, lo que, a su vez, impactará de forma determinante en la sociedad en conjunto durante generaciones”.

Por su parte, el Dr. Juan Francisco Vélez, originario de Colombia, explica en el estudio Protege tu corazón, el cual creó junto con su esposa, María Luisa Estrada, que “se trata de programa de educación sexual surgido en 1993 y se ha expandido a más de 60 ciudades de nueve naciones. La iniciativa, dirigida a adolescentes y padres, se ha aplicado en más de 190 instituciones educativas, y ofrece 25 sesiones diferentes para adolescentes y 17 talleres para padres. El propósito es crear conciencia de que el amor no significa tener relaciones sexuales, y que el sexo seguro resulta inseguro porque los diferentes métodos preservativos y anticonceptivos no son cien por ciento confiables. Por su parte, los anuncios publicitarios promueven sexo y protección, provocando que los jóvenes sean promiscuos (sostienen relaciones con diversos individuos) y, como ejemplo de cifras alarmantes está el que, en la década de 1960 se diagnosticaban en América Latina sólo dos enfermedades de transmisión sexual, mientras en la actualidad se conocen 25 subgrupos de ellas, todas de peligrosidad”.

De acuerdo al Dr. Vélez, el objetivo del programa no sólo es evitar embarazos no deseados: “Se trata de sobrellevar las emociones sexuales, que son muy potentes, lo que implica descubrir que la sexualidad debe estar armonizada por la inteligencia para actuar en forma adecuada”, concluye el especialista.

Efectiva solución

Para finalizar, el Dr. Rubio González enfatiza que una buena comunicación con los hijos es el método más efectivo para aclarar dudas, evitar “accidentes” no programados y, “sobre todo, gozar plena sexualidad, con responsabilidad y de acuerdo a la edad y madurez del individuo, ya que se ha confirmado que es necesidad fisiológica (característica de los procesos normales de un ser vivo), altamente benéfica para el organismo en todos los sentidos (cuando se ejerce en condiciones óptimas, es decir, de mutuo acuerdo) y un acto que engloba diversos significados (religioso, social, cultural) todos ellos positivos, por lo que es deber de los adultos mantenerse informados para orientar a su hijos. En la actualidad existen diversas instituciones en el país dedicadas a impartir talleres para jóvenes y adultos, incluso mayores, en los que con apoyo de profesionales en sexología, se resuelven dudas e incertidumbres que, por simples que parezcan, deben ser expresadas para evitar que se conviertan en serios problemas de los que se derivan —como bola nieve—, irremediables complicaciones como maternidad precoz o dolorosas enfermedades de transmisión sexual de largo tratamiento y que dejan secuelas”.

Sugerencias

Según el especialista entrevistado, para lograr óptima comunicación familiar se requiere: