Centro de Cáncer Cervicouterino / Temas Relacionados

Infecciones de transmisión sexual

También denominadas enfermedades venéreas, las infecciones de transmisión sexual (ITS) son ocasionadas por hongos, virus, bacterias, levaduras y parásitos que se transmiten durante las relaciones sexuales sin protección, además del parto y la lactancia. Entre ellas se encuentran candidiasis, clamidiasis, gonorrea, herpes genital, papilomavirus, sida, sífilis y tricomoniasis; a continuación se describen las características de estos padecimientos.

Candidiasis

Infección ocasionada por el hongo Candida albicans, el cual de manera normal se encuentra en la vagina sin causar ninguna molestia; sin embargo, cuando este microorganismo se reproduce (lo que con regularidad ocurre después de seguir tratamiento con antibióticos, si se padece diabetes o hay cambios hormonales) ocasiona comezón y secreción blanquecina. Ahora bien, aunque no se considera enfermedad de transmisión sexual, del 12 al 15% de los hombres presentan comezón en pene después de haber tenido relaciones sexuales con una persona infectada.

Clamidiasis

Es ocasionada por la bacteria Chlamydia trachomatis, se manifiesta con inflamación de la mucosa de las vías urogenitales, garganta y recto, y se afirma que puede causar infertilidad y embarazos ectópicos (fuera de la cavidad uterina o matriz).

Gonorrea

Originada por la bacteria Neisseria gonorrheae, ocasiona inflamación en genitales y recto, pero en algunos casos infección en la sangre (septicemia), artritis, meningitis y afecciones uretrales. Cuando se transmite de madre a hijo durante el parto este último presenta alto riesgo de sufrir ceguera.

Herpes genital

Se trata de un virus que generalmente ocasiona la aparición de vaginitis dolorosa y úlceras que afectan vulva e interior de la vagina y, en hombres, lesiones en el pene. Después de la infección inicial, el microorganismo invasor suele ocultarse dentro de las células nerviosas para no ser descubierto por el sistema inmunológico (aquel que nos defiende del ataque de microbios) y así lanzar con toda confianza numerosos ataques.

Cabe destacar que hay dos tipos principales de virus herpético simple: el que generalmente está relacionado con llagas o inflamación en boca y labios (denominado 1) y el que lesiona genitales (2). Cualquiera de los dos permanece de por vida en el organismo y se activan con el calor, fricción, relaciones sexuales, menstruación, fiebre y estrés.

Papilomavirus

Hay 60 variedades de este microorganismo, de los cuales ocho son los causantes de padecimientos genitales; de éstos últimos se distinguen dos grupos. El primero incluye los tipos 6 y 11, que se han encontrado en lesiones benignas y se les clasifica de "bajo riesgo", en tanto que el segundo se compone de los denominados 16, 18, 31, 33, 35 y 51, considerados de "alto riesgo", ya que se asocian con cáncer en el área anogenital.

Algunos virus de papiloma humano pueden ocasionar verrugas (también llamadas condilomas) que aparecen dentro o alrededor de los genitales y ano de mujeres y hombres, las cuales pueden crecer, desaparecer o permanecer estables. Estas lesiones brotan tres meses después del contacto con el enfermo; en la mujer se presentan en vulva, vagina, cuello uterino o cerca del ano, y en el hombre en pene, escroto (piel que recubre los testículos) y recto (si se tienen relaciones homosexuales).

Sida

Es la última fase de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la cual se transmite por medio del esperma, secreciones vaginales, sangre (transfusión o utilización de jeringas infectadas) y por vía materna (la madre contagia al feto durante el embarazo, parto o lactancia). El microorganismo se instala en células denominadas linfocitos T4 (encargadas de defender al organismo de las agresiones exteriores), lo que deriva en destrucción del sistema inmunitario y consecuente pérdida de la capacidad para combatir enfermedades, con lo que se tiene alta susceptibilidad de presentar sarcoma de Kaposi (forma rara de cáncer en la piel), pneumocystis carinii (tipo de neumonía poco común), tuberculosis y diarrea intensa.

Sífilis

Enfermedad ocasionada por la bacteria Treponema pallidum que se manifiesta con úlceras en genitales, recto y/o boca, pero cuando no se recibe tratamiento adecuado puede generar infección general, fiebre, así como trastornos en el sistema muscular, óseo y nervioso, lo cual puede llevar a la muerte. En caso que se infecte una mujer embarazada corre alto riesgo de aborto o parto prematuro, además de que el padecimiento se transmite al recién nacido.

Tricomoniasis

Genera síntomas en 1 de cada 2 mujeres infectadas, entre los que se encuentran vaginitis, secreciones verde amarillentas, espumosas y de mal olor y, ocasionalmente, uretritis (inflamación de uretra, que es el conducto mediante el cual se expulsa la orina) masculina. Favorece el contagio del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y es generada por un parásito llamado Trichomonas vaginalis.

Causas

Síntomas

Diagnóstico

Prevención

Tratamiento

Consulta a tu médico.