Centro Cardiovascular / Análisis y Estudios de Laboratorio

Tomografía computarizada

Gracias a las técnicas de imágenes computacionales, cada vez se pueden obtener diagnósticos médicos más precisos de los trastornos y enfermedades que están ocurriendo dentro del cuerpo humano.

Una de estas técnicas es la tomografía, la cual permite crear imágenes por secciones para explorar, por ejemplo, el funcionamiento del corazón y visualizar el flujo sanguíneo en las venas y arterias, así como su irrigación desde y hacia el músculo cardiaco y el cerebro. 

Diagnóstico más preciso

La tomografía computarizada (TC) utiliza rayos X para crear imágenes transversales del cuerpo.

Para ello, el paciente debe permanecer acostado sobre una mesa mientras enorme disco gira a su alrededor. A medida que el aparato se mueve, emite serie de haces de rayos X delgados que atraviesan el cuerpo a diferentes ángulos. Al mismo tiempo, una computadora reúne serie de imágenes (tomogramas) bidimensionales de los órganos.

Diversos tipos

Dependiendo del objetivo que se persiga, puede recurrirse a diferentes tipos de tomografías, entre las más frecuentes están:

Ventajas

La principal ventaja de la tomografía computarizada es que permite estudiar cualquier alteración del cuerpo con gran precisión, gracias a que revela detalladamente cientos de niveles de densidad. Así, hace más visibles órganos que a través de una imagen de rayos X tradicional (por ejemplo, los ganglios linfáticos o el hígado), sería difícil o imposible apreciar.

Asimismo, debido a su rapidez y gran resolución espacial, la TC ha sustituido a otras técnicas de imagen diagnóstica, ya que es posible llevar a cabo estudios con un grosor de corte inferior al milímetro, y puede incrementar a definición de las estructuras al usar algún medio de contraste.

Avances

Entre los más recientes avances en la materia destaca una técnica de tomografía que posee una resolución 10 veces mayor que la disponible actualmente, la cual fue desarrollada por científicos en Estados Unidos y permite observar los detalles de las estructuras celulares de las arterias.

Denominada microtomografía de coherencia óptica o MicroOCT, esta técnica hará posible mejorar el entendimiento, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias (EAC), padecimiento del corazón que es uno de los más comunes a nivel mundial.