Estado de coma artificial, ¿qué es? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Estado de coma artificial, ¿qué es?

Viernes 21 de abril del 2017, 11:40 am, última actualización

Aunque la Medicina no reconoce el término estado de coma artificial, a lo que se refieren es a la condición en donde el cerebro puede ser inducido para suspender algunas funciones importantes con el fin de prolongar la vida del paciente.

Inducción de estado de coma, Coma artificial

La forma más común de llegar a un estado de coma es mediante un impacto verdaderamente severo en la cabeza, lo que la Medicina reconoce como traumatismo craneoencefálico, provocado en la mayoría de los casos por accidentes de gran magnitud. Lo que sucede en el individuo afectado es que su cerebro se inflama de tal manera que se oprime contra las paredes de la cavidad craneal, haciendo que la irrigación sanguínea sea prácticamente nula.

Como es de suponer, la capacidad del encéfalo para trabajar se ve limitada, de manera que funciones muy importantes como ver, oír y hablar se suspenden, así como las facultades para sentir dolor o realizar movimientos.

El Dr. Alfonso García Luna, médico adjunto del Hospital Ángeles de las Lomas, en la Ciudad de México, asegura que "cuando la circulación de la sangre en el órgano se reduce peligrosamente, los estímulos visuales, auditivos y táctiles se suspenden. Lo anterior es consecuencia del grado de inflamación, lo que provoca que el cerebro busque extenderse hacia su base (donde se une el cráneo al encéfalo, lo que médicamente se denomina hipertensión endocraneana), o que definitivamente mueran algunas de sus partes por falta de oxígeno (infarto)".

Acciones a emprender

Ahora bien, si el cerebro recibe un daño tal que lo afecte pero no llega a estacionarlo en estado de coma, éste puede ser inducido por el personal médico, ya que en esta condición el organismo disminuye notablemente todas sus funciones y requerirá emplear menos sustancias vitales, como oxígeno y calorías, para mantenerse vivo.

"Lo que se hace es provocar que la temperatura corporal se reduzca mediante la administración de barbitúricos, para lograr que el metabolismo del afectado se lleve a cabo de manera más lenta", acota el Dr. García Luna, quien presta sus servicios en el área de Terapia Intensiva del citado nosocomio.

El siguiente paso es tratar de reducir la presión intercraneal mediante corticoesteroides y supervisar constantemente si se ha logrado el objetivo. Para realizarlo, los modernos métodos incluyen instrumentos de fibra óptica (del grueso de un cabello), que son introducidos al cerebro para que envíen información que permita conocer la condición del encéfalo.

A decir del Dr. García Luna, el estado de coma inducido generalmente no pasa de seis días, lapso en que el órgano ha dado muestras de avance. Es de tomar en consideración que un golpe que impacte directamente al cerebro podría dejar secuelas que afectan el habla, la acción de caminar y asociación de ideas, entre otras, afectaciones que obviamente se observarían al despertar del coma.

El cerebro no ha muerto

Además del impacto craneal al que nos hemos referido, el estado de coma inducido puede ser resultado de un tumor cerebral, infección en la zona o por un shock, es decir, al haber complicaciones orgánicas por diabetes, mala circulación, intoxicación y envenenamiento, así como por un infarto cerebrovascular (que ocurre cuando se obstruyen los vasos sanguíneos de este órgano) como el que se presenta en el corazón.

Es de entenderse que cuanto más graves sean las lesiones, que regularmente se presentan en ambos lados del cerebro, más difícil será recuperarse de este estado. Por ejemplo, si se trata de una sobredosis de medicamentos, los daños serán menores en comparación con los de quien ha sufrido un traumatismo craneoencefálico, y su tiempo de recuperación también será menor.

Hay que subrayar que una persona puede permanecer en estado de coma durante horas, días, meses o años -se sabe del caso de alguien que se mantuvo así por 35 años-, y que para volver de éste influye directamente la condición del organismo del propio afectado, es decir, que tengan salud aceptable los órganos ajenos a la causa de la lesión, como pulmones, riñones, corazón e hígado, entre otros.

Finalmente, resulta muy importante hacer notar que, como se ha hecho mención, el cerebro en estado de coma puede recuperarse y funcionar normalmente, pero también puede empeorar y caer en lo que se conoce como muerte cerebral. En esta condición las funciones vitales se perderán en forma permanente, incluyendo conciencia y capacidad de respirar, razón por la que se utiliza un aparato que realice esta actividad artificialmente, sin el cual la vida se extinguiría en forma inminente.

La muerte cerebral es un proceso irreversible, del cual ninguna persona ha regresado, pues se trata de la pérdida de la vida del cerebro. Ahora bien, dado que el corazón sigue latiendo, los demás órganos tardarán entre 48 y 72 horas para dejar de tener actividad, lapso en que serán útiles para donación.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Cardiovascular

¿Controlas a tu estrés o tu estrés te controla a ti?


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore