Centro Cardiovascular / Artículos Relacionados

Moretones frecuentes, circulación en problemas

Si aparecen moretones sin razón en tu piel o sufres sangrados excesivos, un examen de laboratorio podría revelar si presentas hipoprotrombinemia, es decir, un decremento en la síntesis de protrombina que provoca trastornos de la coagulación y altera tu salud.

Coagulación en problemas

Cuando sangramos, el cuerpo activa una serie de procesos para detener la “fuga” del vital líquido, es decir, para formar espesos grumos (coágulos) que “sellen” las pérdidas de sangre causadas por heridas, cortes o raspaduras, y evitar hemorragias que dañen al organismo y pongan en riesgo la vida.

Para que este mecanismo funcione adecuadamente se requiere la oportuna intervención de plaquetas (trombocitos) y unas proteínas llamadas factores de coagulación (el hígado fabrica la mayoría de ellos).

Así, cuando los vasos sanguíneos se lesionan, las plaquetas son las primeras en entrar en acción y sellar el punto de la lesión, a fin de reducir o detener temporalmente el sangrado.

Ahora bien, el coágulo será firme y estable solamente si cuenta con el apoyo de los factores de coagulación, los cuales actúan juntos en una secuencia especializada y sumamente ordenada. Esto significa que cuando todo funciona correctamente, el “tapón” que repara la fuga sanguínea se colocará al final del proceso, pero si algún factor no acudió al llamado o está defectuoso, el coágulo no podrá formarse.

Hace falta una proteína: protrombina

La protrombina es el factor II (son 12 en total y se identifican con números romanos) y como tal, es indispensable para una coagulación adecuada. Cuando la concentración de esta proteína en la sangre disminuye se habla de hipoprotrombinemia, trastorno que suele definirse de dos formas:

Señales que debes considerar

Cualquier persona sabe que una mancha morada en la piel es huella de algún golpe, lesión o caída; sin embargo, cuando aparece sin razón, constituye una llamada de atención. La posibilidad de que la causa sea un trastorno de coagulación es mayor si:

Para su diagnóstico, el médico investiga primero si el paciente tiene familiares que hayan presentado síntomas similares. Además, generalmente solicita examen conocido como tiempo de protrombina (TP), que mide los segundos que tarda la porción líquida de la sangre (plasma) en coagularse.

Consejos que favorecen la coagulación

Dependiendo de la gravedad del sangrado y la causa de la afección, el médico determina el tratamiento a seguir. Para ello, puede considerar el uso de suplementos de vitamina K, administración de plasma fresco congelado (por vía intravenosa) y/o concentrados de complejo de protrombina.

Igualmente conviene adoptar ciertos hábitos alimenticios:

Recuerda que ante cualquier moretón en la piel o sangrados excesivos e inexplicables, conviene acudir al médico y permitir que sea él quien determine la causa y tratamiento adecuado.