Centro Cardiovascular / Artículos

Enfermedad de von Willebrand, cuando sangrar cambia la vida

Si sueles presentar hemorragia nasal frecuente o prolongada, abundante sangrado después de una cirugía, tienes marcada tendencia a la aparición de moretones sin causa aparente, o bien, eres mujer y tienes menstruación excesiva (menorragia), podrías ser víctima de un trastorno poco conocido entre la población general:enfermedad de von Willebrand (EvW).

Sangrar puede ser insignificante o… mortal

La enfermedad de von Willebrand es padecimiento que se transmite de padres a hijos (a través de los genes) alterando la capacidad de coagulación de la sangre.

Cuando se rompe o corta uno o varios vasos sanguíneos, normalmente se produce sangrado. Las plaquetas (células sanguíneas incoloras) son las encargadas de reparar la lesión para impedir que siga saliendo el vital líquido. Con la ayuda del calcio, la vitamina K y varias proteínas que controlan el sangrado (factores de coagulación), como por ejemplo el fibrinógeno, las plaquetas fabrican una especie de malla para que dicho “tapón” permanezca en su sitio y cierre la herida.

Sin embargo, este trastorno crónico es causado por un defecto en el factor de coagulación de von Willebrand (FvW); aunque en muchos casos, también existe deficiencia de otro factor de coagulación, el llamado VIII (antihemofilico A).

Si bien la enfermedad de von Willebrand es el trastorno más frecuente de la coagulación, puede presentarse en distintos grados, motivo por el cual la Federación Mundial de Hemofilia estima que aunque 1% de la gente podría padecerla, solamente una pequeña cantidad de personas estaría diagnosticada, ya que la mayoría presentaría síntomas leves.

Tipos de enfermedad de von Willebrand

No todas las hemorragias son signo de enfermedad de von Willebrand

Es difícil diagnosticar el trastorno, ya que los sangrados no siempre indican su presencia. Sin embargo, los síntomas más frecuentes son:

Para diagnosticar esta enfermedad se requieren distintos estudios en sangre especializados, los cuales incluyen tiempo de sangrado, funcionamiento de las plaquetas, nivel de factor de von Willebrand activo, y en algunos casos, pruebas de factor VIII. Cabe señalar que a veces es necesario repetir los exámenes varias veces debido a que las concentraciones de estos componentes en el organismo pueden variar a lo largo del tiempo.

Quien padece EvW tiene opciones

Para la mayoría de pacientes, saber que presentan la enfermedad no implica hacer grandes cambios en su estilo de vida. No obstante, conviene tomar en cuenta los siguientes consejos:

Aunque no hay tratamiento para la enfermedad de von Willebrand, existen tratamientos seguros y eficaces que, incluso, permiten a las mujeres embarazadas y con este trastorno tener un parto sin problemas. Por ello, se recomienda consultar al médico para que prescriba las medicinas indicadas según el caso particular de cada individuo.